Publicidad

Prueba: Cipollini NK1K

La última creación de la firma de Mario Cipollini es una bici sin medias tintas con el único objetivo de ir lo más rápido posible. Una auténtica pura sangre de competición.
Sergio Palomar - Fotografía: wwww.cesarlloreda.com -
Prueba: Cipollini NK1K
Pruebas de bicis

No conviene caer en ideas preconcebidas cuando probamos una bici para evitar que nuble el criterio objetivo y nos impida valorar la máquina que tenemos entre mano de forma correcta. Sin embargo, con las bicis italianas, el tópico de bicicleta agresiva y no apta para ir despacio no suele fallar, sobre todo, si en sus tubos luce el nombre del gran Mario y, desde sus comienzos, la marca nos ha ido presentando modelos cuya única misión era llevarnos del punto A al punto B lo más rápido posible, sin importar si delante tenemos llano o montaña. Algo de lo que pueden dar fe los ciclistas del equipo Bardiani, fieles desde hace varias temporadas a Cipollini.

DESCUBRE EN PROFUNDIDAD TODOS LOS DETALLES DE LA CIPOLLINI NK1K EN NUESTRA GALERÍA DE FOTOS

FATTO IN ITALIA 

En la escena actual sabemos que la inmensa mayoría de los cuadros, aunque se diseñan bajo las directrices de los ingenieros de cada marca, son elaborados en el lejano oriente, donde la tecnología de producción del carbono se encuentra más desarrollada. Sin embargo, aún existen firmas que se resisten a perder el control que da la cercanía y presumen de ello. Uno de los aspectos con los que Cipollini saca pecho es que el proceso de producción de sus bicis, casi en su totalidad, se desarrolla en tierras italianas repartido entre Verona, Padua, Florencia y Pisa. Sólo una parte de la fabricación se lleva a cabo fuera del país transalpino en la vecina Bosnia-Herzegovina. Centrándonos en esta NK1K, vemos que en este aspecto poco tiene que envidiar a otras venidas de Taiwan. Se opta por materia prima de primera calidad, en este caso el rígido y ligero carbono Toray T1000 como base, que se combina, en zonas donde los requerimientos de rigidez son máximos, con el M46J.

Galería relacionada

Prueba: Cipollini NK1K

Corta el viento. Las afiladas líneas de la NK1K, con soluciones como los tirantes bajos o los pasos de rueda ceñidos a la forma de esta, no dejan lugar a dudas en cuanto a sus pretensiones de lograr rodar lo más veloz posible con el mínimo gasto de energía.

Como vemos, ya de partida no se dejan resquicios a otra cosa que no sea la búsqueda del rendimiento. Un aspecto que queda corroborado con las líneas aerodinámicas y el diseño heredado directamente de la espectacular NK de contrarreloj. Se eligen soluciones que ya han demostrado su completa efectividad como los tirantes bajos para lograr un triángulo trasero más compacto y aerodinámico, la horquilla integrada con las líneas de dirección y el tubo diagonal o los pasos de rueda en tubo de sillín y diagonal a modo de carenado. Por supuesto, la tija perfilada se integra igualmente al máximo con el cada vez más habitual cierre de cuña interno colocado en el cuadro. También, para limar un poco de resistencia al viento, se opta por frenos de montaje directo en ambos puentes que, además, añaden eficiencia a la frenada. Por si no tuviéramos suficiente con ellos, esta NK1K también se encuentra disponible en versión para frenos de disco.

A MEDIDA

Uno de los detalles que nos llama la atención desde el primer momento es la zona de la pipa de la dirección. Sobre el tubo horizontal se sitúa una pieza, disponible en 0 y 16 mm de altura, que combinada con las tres opciones de tapa superior de la dirección -0, 6 y 11 mm nos permiten ajustar el stack efectivo de la bici a nuestros gustos sin por ello tener que añadir antiestéticos separadores, como los que podéis ver en las fotos debido a que la talla de la unidad de prueba era pequeña para nosotros, a la vez que mantenemos al máximo las líneas aerodinámicas. Aun así, no esperéis conseguir una posición de gran fondo. Esta es una bicicleta agresiva y como tal exige del ciclista unas ciertas dotes para estar a su altura, una de ellas es cierto nivel de flexibilidad.

A tu gusto. Gracias a las dos opciones de altura disponibles en la pieza que cubre la dirección podemos lograr una correcta posición, sin por ello perder las líneas aerodinámicas que caracterizan a esta NK1K.

DE LUJO

Para esta prueba, Sportmed, distribuidor en nuestro país de Cipollini, nos preparó una unidad con un montaje exquisito. Además del Shimano Dura-Ace, en versión mecánica para no olvidarnos que esta tecnología también goza de un exquisito funcionamiento, nos gustó reencontrarnos con el manillar 3T Aeronova con la ligera curva hacia la zona de los escaladores que hace muy fácil acoplarse en su parte superior y sus curiosas cotas que combinan un generoso alcance con una caída más propia de manillares compact. También el nuevo sillín San Marco Aspide del que pudisteis leer un test en nuestra web recientemente.

Sin embargo, brillan con luz propia las ruedas Edco Umbrial, también distribuidas por Sportmed. Con sus 45 mm de perfil añaden polivalencia a la bici sin perder capacidad aerodinámica. De ellas hay que destacar la exquisita factura de sus bujes, claves en la solidez que muestran, y la banda de frenado que emplea el mismo sistema CTg patentado por Reynolds para las suyas, consistente en el empleo de resinas termorresistentes y fibras de carbono que se extienden hacia la llanta para lograr una óptima disipación del calor, algo esencial cuando se trata de unas llantas para cubierta. Sobre la carretera, lo hemos comprobado también en las ocasiones en que hemos podido testear unas Reynolds, la frenada es de muy buen nivel, aproximándose cada vez más -en seco- a la conseguida con llantas de aluminio.

Acóplate. 3T ha acertado de lleno con el diseño de un manillar aerodinámico que combina las características de los modelos compact con su corta caída y de los de competición con el largo alcance que permite adoptar una posición agresiva.

GEOMETRÍA

Como indicamos en el texto general de este test, su principal característica es la posibilidad de fijar el stack efectivo mediante la pieza colocada sobre la pipa de dirección. Sin embargo, en todas sus configuraciones tenemos una bici agresiva y que permite al ciclista estirarse sobre el tubo horizontal. Por otro lado, nos llama la atención su relajada dirección. Medio grado menos de lo habitual y un avance de horquilla superior al de otras bicis de este calado, cuya misión es apaciguar en la medida de lo posible todo el nervio que es capaz de transmitir esta NK1K.

SIN CONCESIONES

Hechas las presentaciones toca el turno de verificar que lo intuido se traslada a la carretera. Como decíamos al principio, en el caso de las bicis italianas los tópicos se suelen cumplir. Si tu objetivo es hacer marchas de forma tranquila, deteniéndote en los avituallamientos, o largas rutas de esas de echar fotos y parar en cada bar, puedes dejar de leer porque esta no es tu bicicleta. El tacto es sólido, rozando la incomodidad cuando el firme se encuentra deteriorado. A cambio, obtenemos aceleraciones instantáneas y una tremenda sensación de dominio en una bici que nos permite cualquier maniobra con tan sólo una insinuación. Aun tratándose de un modelo de corte aerodinámico, hay que decir que sus prestaciones cuesta arriba, precisamente por su compacto triángulo trasero y grandísima rigidez, no se ven en absoluto mermadas, pero donde de veras la sentimos viva es estirándonos sobre el manillar y moviendo con fuerza el 53 que montaba de serie. Sensaciones de competición para una bicicleta destinada a aquellos para los que vatios, Strava, KOM, chip, clasificación o entrenamiento son palabras habituales.

CIPOLLINI NK1K

Cuadro

Cuadro Carbono T1000 y M46J

Horquilla Carbono T1000

Tallas XXS, XS, S, M, L, XL, XXL

Colores Naranja flúor, antracita, blanco

Transmisión

Bielas Shimano Dura-Ace 53/39

Desviador Shimano Dura-Ace

Cambio Shimano Dura-Ace

Mandos Shimano Dura-Ace

Cadena Shimano CN-HG900

Ruedas

Ruedas Edco Umbrial 45C

Casete Shimano Dura-Ace 11-28

Cubiertas Continental GP4000s II 700x23c

Frenos Shimano Dura-Ace

Componentes

Manillar 3T Aeronova Ltd Stealth

Potencia 3T ARX Ltd

Tija Cipollini carbono

Sillín San Marco Aspide 2 CFX

Cifras

Peso total 6,910 kg (sin pedales)

Precio 5.300 € (kit cuadro)

Distribuidor Sportmed, sport@bastosmedical.com

PÁGINA WEB DE CIPOLLINI 

Te recomendamos

Un ligero dolor de cabeza puede ser síntoma de deshidratación. Un líquido isotónico e...

Polartec acaba de presentar su revolucionario tejido Delta, capaz de producir un efec...

Estuvimos en el Test The Best 2017 y les dimos a probar a los participantes San Migue...

Descubre las mejores rutas para pedalear durante este verano en un destino único...

Lo más importante después de un duro entrenamiento es una buena recuperación...

Un ranking con los 20 SUV con más espacio en el maletero, hasta para tu bicicleta...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.