Me quiere, no me quiere: la decisión de Purito

El Blog de Luis Pasamontes
Me quiere, no me quiere: la decisión de Purito
Me quiere, no me quiere: la decisión de Purito
Luis Pasamontes
Votar
0 votos

Esta semana el gran Purito Rodríguez vuelve a ser noticia. Hagamos un repaso de los acontecimientos; Joaquín anuncia que será su última temporada el día de descanso del Tour de Francia, en Andorra. Además, deja entrever que su última carrera le gustaría que fuera la prueba de ruta en Río de Janeiro. Posteriormente su equipo no acepta la decisión y le “obliga” a que cumpla su contrato hasta final de temporada. Purito vuelve y anuncia que seguirá un año más en el equipo de Bahrain. La pasada semana anuncia que no seguirá, que definitivamente abandona la alta competición y que mantiene su postura.

“Agradezco muchísimo al equipo Bahrein-Mérida todas las facilidades que ha puesto a mi disposición para poder volver, pero junto a ellos también, me he dado cuenta que no me siento ni física ni mentalmente preparado para volver a competir al 100%.

“A partir de ahora trabajaré para transmitir mi experiencia y ayudar en todo lo posible a los jóvenes talentos en el equipo Bahrein-Mérida”.

Purito reconocía que la intención de anunciarlo ya y no esperar era demostrar respeto a sus compañeros, estos que realmente debían de ser protagonistas a comienzo de temporada.

Muchos han sido los que han criticado las idas y venidas del caso. Yo en su día le comenté personalmente en antena (Radio Cope), lo orgulloso que debía de sentirse por tener una personalidad que le permitiera decidir cuándo irse. Cuando regresó, y respetando su decisión al máximo, algo fundamental, pensé que era mejor haber  esperado más tiempo y analizar todas las posibilidades con calma. Sin duda el conjunto Emiratos Árabes y cambio repentino de opinión, se atribuía a cantidad económica sustancial. Pero me atrevo a decir que ese era el menor de los motivos, de hecho creo que eso es lo que menos importancia tiene en determinados casos, en este en concreto.

Purito no es el único gran deportista que decidió volver tras retirarse, aunque él no haya llegado a materializarlo. Pelé tras su retirada en 1972 regresó para irse definitivamente en 1977. Jordan se retira en 1993 y regresó después de su paso por el béisbol. Mengual rescató su bañador tras retirarse en Londres 2012, para hacer pareja con Ona Carbonell en natación sicronizada. Kolovnev, el que fuera compañero en Kathusha de Joaquín, también regresó con el Gasprom-Rusvelo.

Recuerdo que me encontré al ruso en Madrid, yo daba una conferencia a empresarios y emprendedores del fitness y me estuvo contando su proyecto. Fijaos que difícil es tomar decisiones en muchos casos y que algunos de los deportistas que he nombrado o la mayoría, no les arrastraba un problema económico para volver.

Todos hemos tenido que decidir en nuestras vidas alguna vez y las que nos quedan. Seguro que recordáis muchas situaciones en las que había que ir a un lado o a otro. Algunas serían fáciles, casi automáticas, pero en otras muchas habréis estado días, meses, incluso años pensándolo. La toma de decisiones va acompañada del factor tiempo, no es lo mismo poder decidir sin demasiada prisa o presión, que tener que hacerlo de manera inmediata y relajada. Cuando tardamos tiempo en hacerlo, cuando no estamos seguros de hacia dónde ir es porque todas las opciones que se nos plantean son interesantes y pensamos que si desechamos alguna de ellas, podremos salir dañados.

El miedo puede ser un causante de esa falta de decisión, saber que lo que decidas puede afectar al futuro, al resto de tu vida nos hace ser más indecisos. Sabemos la teoría, sabemos que hay ser decididos, actuar, pero no es fácil. Joaquín tiene el mismo derecho a decir sí, luego no y luego de nuevo sí, que cualquier persona, ser deportista de élite no cambia nada. El problema es que lo que hace se cuenta, es noticia y por eso se puede caer en el error de pensar que se puede tener derecho a criticarlo. Siempre digo lo mismo, ponernos en su lugar es el mejor antídoto. ¿Qué harías tú si fueras Purito? ¿Qué decisión tomarías? ¿Sería definitiva o no puedes asegurar que algo te hiciera cambiar de parecer?

Decidir entre opciones válidas, sensatas es una tarea estresante y agotadora. Un método puede ser valorar distintos puntos de vista, ponernos en distintas situaciones ficticias y tener más opciones. Incluso si vemos que no salimos de un circulo vicioso, puede ser bueno no elegir ninguna de ellas y hacer algo distinto. Las decisionesson nuestras, sólo nuestras, de nadiemás. Hemos de ser dueños de nuestras vidas y dirigir nuestro timón, tener eso claro ayuda mucho a elegir. Quiero terminar con una frase que me encanta y os invito a que cerréis ciertas puertas, pero que si en algún momento tenéis que abrirlas no os sintáis culpables…era lo que sentíais en ese instante de vuestras vida. Hagas lo que hagas, la mejor de las suertes Purito. “No se puede ser prisionero de la indecisión, porque en ella todas las puertas permanecen abiertas” Ghandi

Que tengáis un magnífico día.

 Luis Pasamontes

www.luispasamontes.com

@pasamontesluis

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.