Publicidad

Eduardo Sepúlveda encuentra su casa en Movistar

Después de más de cinco años en Francia, el argentino sentía que se había estancado y ha puesto rumbo al Movistar, donde en solo una semana ha encontrado el ambiente que necesitaba.
Ainara Hernando / Foto: BettiniPhoto - Rafa Gómez -
Eduardo Sepúlveda encuentra su casa en Movistar

Para el gran público, Eduardo Sepúlveda sigue siendo aquel ciclista que, en medio del caos que se convirtió la 14º etapa del Tour del 2015 por una enorme montonera, se subió a un coche para avanzar unos metros y seguir en bicicleta después. Los árbitros le vieron y no tuvieron perdón con él. Descalificado. Con ese sello corre desde entonces. Pero hay mucho más detrás de sus ojos azules cristalinos. Sepúlveda es el ciclista de la Patagonia, el corredor de la tierra del fuego y del Perito Moreno. El argentino atípico que, en vez de darle al balón eligió la bicicleta y pedalea camino a sus sueños desde entonces. Atípico, sin duda. Porque pronto, a Sepúlveda lo reclutaron los equipos franceses, fruto de su paso por el centro de la UCI. La FDJ, como ‘stagiaire’ primero, y el bloque de lo que hoy en día es el Fortuneo después. Cinco años ha corrido en Francia. Ya era hora de buscar su casa.

Sepúlveda lo necesitaba. Y lo ha encontrado en el Movistar por el que ha fichado para las dos próximas temporadas. Nada más aterrizar en Pamplona ha sentido el calor del hogar. “En una semana aquí he estado más a gusto que todo el último año”, dice. El argentino no duda en señalar que “me sentía estancado. El año se me hizo un poco largo. Al principio me encontraba bien y cuando es así, parece que todo marcha perfecto pero luego sufrí varias caídas y no supe encontrar mi ritmo. Y cuando las cosas van mal, todo cambia”.

No tiene tapujos en señalar que perdió la motivación. “Últimamente me pasaba que estaba en casa y estaba motivado. Salía a entrenar e iba todo bien pero iba con el equipo y todo cambiaba. Intentaba motivarme y mi entrenador también. En los últimos años no me había pasado algo así. Rendía más entrenando que en carrera”. Algo que sabe, no va a volver a suceder. “Nada más llegar aquí he notado todo distinto. Solamente el idioma ya hace mucho. El ambiente es totalmente diferente”.

Acorde a ese cambio “espero que sea mi rendimiento. Ahora me siento motivado con los tres grandes líderes que tiene este equipo. Quiero aportar todo lo que pueda”. Dice que es algo nuevo totalmente para él “y me motiva. Lo he hablado con Eusebio, que por ayudar a los demás no se deja de aprender, no se da un paso atrás. Para mi será hasta mejor porque nunca he ayudado a un líder y eso me va a enseñar muchas cosas”.

Piensa que “me ha penalizado “no tener alguien con experiencia por encima de mí, a la larga se nota”. En la semana que permaneció concentrado con su nuevo equipo, Sepúlveda cuenta que “he hablado con Landa, Valverde y Nairo aunque no mucho. Nosotros teníamos tiempo libre pero ellos tenían muchos compromisos. Salí a entrenar un día con Nairo y con Dáyer y súper bien. Y antes había hablado un poco en el pelotón con Valverde.

Su fichaje por Movistar viene gestándose a fuego lento. “Hace dos años me contactaron por medio de mi representante. En su momento no me veía bien físicamente y mi mánager me dijo que me lo pensara, porque era joven y el Fortuneo me daba la posibilidad de disputar carreras me decidí a quedarme. Pero ahora no me encontraba muy a gusto, podía correr con Landa, Quintana y Valverde y una ocasión así no se presenta todos los días. Me gusta compartir con ellos equipo y aprender, y si encima es en uno de habla hispana, con las mismas costumbres que yo, mejor”.

En cuanto a su calendario, Eduardo Sepúlveda debutará en la Vuelta a San Juan donde acudirá con el Movistar (el año pasado el equipo telefónico no corrió en argentina y ‘Sepu’ lo hizo con la selección albiceleste). Después “he marcado la Vuelta como grande quiero correr. La llevo viendo por la tele los últimos años y me dan muchas ganas siempre de correrla, sobre todo por el clima. A los directores les extrañó que no pidiera el Giro, tampoco lo he hecho nunca pero hace algo más de frío. Y a la Vuelta le tengo muchas ganas” y también correrá vueltas de una semana, “como Cataluña y Romandía me gustaría mucho”.

Sepúlveda tiene fijada su residencia en Andorra, donde viven muchos otros ciclistas del Movistar como Erviti, Nelson Oliveira o José Joaquín Rojas y allí se quedará. “Somos un buen pelotón”, dice, convencido de que su cambio al Movistar “es lo mejor para mí. Otros años lo pensé mas pero esta vez no, cuando Eusebio me lo dijo, sin saber el sueldo ni nada le dije que sí. Tenía muchas ganas”.

Te recomendamos

Cuando los días se acortan, las horas de luz se reducen y el índice del termómetro de...

El próximo 10 de diciembre tienes una cita con el último reto ciclista del año en la ...

Reserva el primer fin de semana de diciembre de 2017 para asistir al a este evento ci...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.