Publicidad

Los 10 tornillos del cambio Shimano

Aunque para muchos pueda parecer un misterio no resulta tan complicado si respetas los pasos esenciales y sigues nuestros consejos; que no te de miedo regular el cambio.
Ciclismoafondo.es -
Los 10 tornillos del cambio Shimano
Mecánica

Uno de los sistemas básicos que aportan facultades mecánicas a nuestra bicicleta es el del cambio y con el uso, más o menos continuado, necesita unos cuidados mínimos para seguir aportándonos la máxima precisión.

Los otros implicados

En esta ocasión vamos a repasar la manipulación de todos los tornillos de regulación pero es muy probable que, si tu bicicleta no realiza correctamente todas las maniobras de cambio, haya algún otro componente implicado, como pueden ser los cables y camisas: cuando los cables están curvados por el uso o las camisas desgastadas en su interior se pierde la precisión mecánica del cambio, ya que no se deslizan con normalidad. En caso de que no seas capaz de regular el paso de la cadena entre coronas realizando las maniobras que te proponemos debes pensar en que, posiblemente, haya que reemplazar el conjunto de cables y camisas.

La patilla del cambio

Pero también puede suceder que esté todo correctamente y que la cadena sincroniza en los tres o cuatro primeros piñones y, al pasar a los superiores, pierde la compostura: esta anomalía suele ser debida a que la patilla que sujeta el cambio trasero está doblada, bien por haber sufrido un golpe o, simplemente, por haber transportado la bici dejando caer su peso sobre este componente. En cualquier caso, al haberse doblado la caja del cambio (así se denomina a la pletina que sujeta las dos roldanas), ha perdido el plano paralelo al que debe mantener con el casete y es imposible que la cadena se engrane correctamente en todas las coronas.

Unas gotitas de aceite

Además de los ajustes que puedes realizar actuando sobre los tornillos del sistema de cambio no debes olvidar que, como todo conjunto mecánico, los desviadores necesitan unas gotitas de aceite para que todos los ejes y bulones se desplacen correctamente. Pero no se te ocurra engrasar el cambio si no has retirado antes cualquier resto de suciedad; el polvo y las partículas sólidas que se adhieren a los desviadores, mezcladas con aceite, actúan como un abrasivo del metal. Con una simple brocha, un trapo y dos soplidos dejaremos relucientes estos componentes para realizar la lubricación de manera correcta.

ANTES DE EMPEZAR…

Para realizar las tareas de regulación y mantenimiento del cambio necesitaremos este mínimo de utensilios:

  • -Herramientas: Juego de llaves allen y atornillador mixto.
  • -Tiempo: 20 minutos.
  • -Dificultad: media.
  • -Otros: Productos para limpieza, juego de cables y camisas (en caso de cambiarlos) y aceite lubricante.

Los trucos caseros

  • -Si no recuerdas cuál es el tornillo para bloquear el cambio trasero hacia los piñones altos o bajos, selecciona la corona más pequeña, aprieta media vuelta un tornillo al azar y observa si se ha desplazado el desviador: si no se ha movido afloja la media vuelta que has dado y actúa sobre el otro tornillo.
  • -Cuando cambies los cables de cambio acuérdate de enroscar casi por completo los tensores (siempre dejar un par de vueltas por si hay que aflojar los cables nuevos) para así disponer de una mayor capacidad de tensión.
  • -Si tienes que manipular los tensores de los cables en ruta y, por no haberlos movido durante mucho tiempo están bloqueados, puedes ayudarte con dos llaves allen o dos desmontables utilizándolos a modo de mordazas, haciendo un sándwich con el tensor entre medias.
  • -No des vueltas a lo loco a los tornillos de regulación; a veces es suficiente con un cuarto de vuelta para conseguir la regulación correcta.
  • -Si se te rompe el cable de cambio en ruta, puedes apretar el tornillo que limita la bajada de cadena desde el piñón pequeño para obligar a la cadena a subir a otra corona más condescendiente con nuestras piernas.

PASA A LAS SIGUIENTES PÁGINAS PARA SABER QUÉ HACER CON CADA UNO DE LOS TORNILLOS

Uno de los sistemas básicos que aportan facultades mecánicas a nuestra bicicleta es el del cambio y con el uso, más o menos continuado, necesita unos cuidados mínimos para seguir aportándonos la máxima precisión.

Los otros implicados

En esta ocasión vamos a repasar la manipulación de todos los tornillos de regulación pero es muy probable que, si tu bicicleta no realiza correctamente todas las maniobras de cambio, haya algún otro componente implicado, como pueden ser los cables y camisas: cuando los cables están curvados por el uso o las camisas desgastadas en su interior se pierde la precisión mecánica del cambio, ya que no se deslizan con normalidad. En caso de que no seas capaz de regular el paso de la cadena entre coronas realizando las maniobras que te proponemos debes pensar en que, posiblemente, haya que reemplazar el conjunto de cables y camisas.

La patilla del cambio

Pero también puede suceder que esté todo correctamente y que la cadena sincroniza en los tres o cuatro primeros piñones y, al pasar a los superiores, pierde la compostura: esta anomalía suele ser debida a que la patilla que sujeta el cambio trasero está doblada, bien por haber sufrido un golpe o, simplemente, por haber transportado la bici dejando caer su peso sobre este componente. En cualquier caso, al haberse doblado la caja del cambio (así se denomina a la pletina que sujeta las dos roldanas), ha perdido el plano paralelo al que debe mantener con el casete y es imposible que la cadena se engrane correctamente en todas las coronas.

Unas gotitas de aceite

Además de los ajustes que puedes realizar actuando sobre los tornillos del sistema de cambio no debes olvidar que, como todo conjunto mecánico, los desviadores necesitan unas gotitas de aceite para que todos los ejes y bulones se desplacen correctamente. Pero no se te ocurra engrasar el cambio si no has retirado antes cualquier resto de suciedad; el polvo y las partículas sólidas que se adhieren a los desviadores, mezcladas con aceite, actúan como un abrasivo del metal. Con una simple brocha, un trapo y dos soplidos dejaremos relucientes estos componentes para realizar la lubricación de manera correcta.

ANTES DE EMPEZAR…

Para realizar las tareas de regulación y mantenimiento del cambio necesitaremos este mínimo de utensilios:

  • -Herramientas: Juego de llaves allen y atornillador mixto.
  • -Tiempo: 20 minutos.
  • -Dificultad: media.
  • -Otros: Productos para limpieza, juego de cables y camisas (en caso de cambiarlos) y aceite lubricante.

Los trucos caseros

  • -Si no recuerdas cuál es el tornillo para bloquear el cambio trasero hacia los piñones altos o bajos, selecciona la corona más pequeña, aprieta media vuelta un tornillo al azar y observa si se ha desplazado el desviador: si no se ha movido afloja la media vuelta que has dado y actúa sobre el otro tornillo.
  • -Cuando cambies los cables de cambio acuérdate de enroscar casi por completo los tensores (siempre dejar un par de vueltas por si hay que aflojar los cables nuevos) para así disponer de una mayor capacidad de tensión.
  • -Si tienes que manipular los tensores de los cables en ruta y, por no haberlos movido durante mucho tiempo están bloqueados, puedes ayudarte con dos llaves allen o dos desmontables utilizándolos a modo de mordazas, haciendo un sándwich con el tensor entre medias.
  • -No des vueltas a lo loco a los tornillos de regulación; a veces es suficiente con un cuarto de vuelta para conseguir la regulación correcta.
  • -Si se te rompe el cable de cambio en ruta, puedes apretar el tornillo que limita la bajada de cadena desde el piñón pequeño para obligar a la cadena a subir a otra corona más condescendiente con nuestras piernas.

PASA A LAS SIGUIENTES PÁGINAS PARA SABER QUÉ HACER CON CADA UNO DE LOS TORNILLOS

Publicidad

1 Anclaje del cambio trasero

El tornillo con el que se fija el desviador trasero al cuadro, además de esta función, posee la capacidad de utilizarse como punto de palanca para enderezar una posible desviación de la patilla del cambio. Esta es una labor muy complicada que sólo debe realizarla un profesional con una herramienta específica de medición (comparador de alineación).

 

2 Fijación del cable de cambio trasero

Este es el tornillo que fija el cable al cambio trasero. Cuando pongamos un cable nuevo deberemos asegurarnos que la cadena se encuentra en el piñón pequeño y tiraremos del cable, para eliminar la holgura, antes de dar el apretón definitivo.

 

3 Tope inferior

Aflojando este tornillo la cadena baja desde el piñón pequeño hasta llegar a tocar con el cuadro; si lo apretamos ponemos un tope que evita este desastre. Y si lo apretamos mucho la cadena sube al siguiente piñón.

Publicidad

4 Tope superior

También el cambio tiene tope para impedir que la cadena se salga hacia los radios. Cuando este tornillo está excesivamente apretado el piñón más grande entra con dificultad.

 

5 Separador de la caja de roldanas

Este tornillo actúa sobre la altura de la caja, tensando la cadena a medida que lo apretamos. Se utiliza para regular la altura existente entre la roldana superior y el piñón grande. Cuanto más lo tensemos más dura estará la maneta de cambio; sólo debemos manipularlo cuando instalemos una corona más grande de la que lleve nuestro casete original.

 

6 Fijación del cable de cambio de plato

Con una simple llave allen podemos soltar el cable de cambio de plato. Cuando instalemos uno nuevo debemos tener precaución de poner la cadena en el plato pequeño y la maneta de cambio también; así todos los muelles se estarán destensados.

Publicidad

7 Tope inferior del plato

Al igual que sucedía en el cambio de piñón, el desviador de platos también tiene un tope para que la cadena no se salga hacia el cuadro, quedando enganchada sobre el eje de pedalier.

 

8 Tope superior del plato

Cuando la cadena se sale hacia las bielas debemos apretar ligeramente este tornillo; si nos pasamos girándolo no podremos poner el plato grande al haber establecido un tope artificial.

 

9 Regulador del cambio de piñón

Para sincronizar el cambio seleccionamos el segundo piñón, empezando a contar por el más pequeño, y cambiamos hacia abajo y hacia arriba; si la cadena no llega a engranar bien el pequeño hay que girarlo en sentido de las agujas del reloj. Cuando no sube bien a la tercera corona hay que "desenroscarlo" para conseguir que el cable se tense.

 

10 Regulador del cambio de plato

Para regular el cambio de plato sólo podemos actuar sobre este tensor; girándolo hacia la derecha facilitamos que la cadena baje al plato pequeño y rotándolo hacia la izquierda nos llevamos la cadena hacia el plato grande.

Publicidad
Te recomendamos

Un ligero dolor de cabeza puede ser síntoma de deshidratación. Un líquido isotónico e...

Polartec acaba de presentar su revolucionario tejido Delta, capaz de producir un efec...

Estuvimos en el Test The Best 2017 y les dimos a probar a los participantes San Migue...

Descubre las mejores rutas para pedalear durante este verano en un destino único...

Lo más importante después de un duro entrenamiento es una buena recuperación...

Un ranking con los 20 SUV con más espacio en el maletero, hasta para tu bicicleta...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.