Publicidad

mecanica

Mecánica: Mantenimiento y ajuste de frenos

Sin duda una de las peores situaciones que te puede ocurrir sobre una bicicleta es quedarte sin frenos. No te la juegues y aprende como tenerlos en perfecto estado siguiendo los pasos que os explicamos en este artículo.
Jose V. Gisbert / Fotografía: www.ojodepezfotografos.com -
Mecánica: Mantenimiento y ajuste de frenos

Herramientas necesarias:

- Llaves allen

- Llave plana

- Lubricante

- Zapatas de freno

- Cortacables

- Cables y fundas de freno

1- Actuando sobre el tensor acercarás o alejarás las zapatas de la llanta para encontrar el punto deseado de recorrido en la maneta de freno y también para compensar el desgaste de las zapatas según las vamos utilizando.

2- Si no puedes sacar la rueda porque la cubierta tropieza con las zapatas, gira esta palanca y destensarás rápidamente el cable. También servirá para llegar a nuestro destino en caso de descentrarse la llanta o romper un radio.

3- No apures las zapatas o acabarás frenando con el metal del portazapatas destrozando la llanta. Cámbialas en cuanto lleguen a la señal que indica el fabricante. No las reemplaces justo en la víspera de una marcha o carrera.

4- Hay muchas marcas, modelos y compuestos de zapatas. Las ruedas con pista de frenado de carbono necesitan un compuesto especial más blando para frenar correctamente, no las utilices con llantas de aluminio o durarán un suspiro.

5- No es necesario desmontar el portazapatas para cambiar la zapata. Afloja el tornillo de seguridad -sin sacarlo completamente- y tira de la zapata. Pon la nueva y aprieta el tornillo para que no se salga. Seguramente tendrás que regular la tensión del cable.

6- Para que las zapates pisen bien la llanta, afloja el tornillo de anclaje a la leva y alinea la zapata mientras accionas la maneta. Aprieta un poco el tornillo, suelta la maneta y acaba de apretar el tornillo mientras sujetas el portazapatas con la mano.

7- Centra el puente de freno sobre la llanta usando una llave plana, pero antes tendrás que aflojar un poco la tuerca que va embutida en el cuadro. Frena para comprobar si está bien colocado y vuelve a apretar la tuerca.

8- Con este tornillo actuaremos sobre el muelle de retorno y conseguiremos alejar o acercar al milímetro las zapatas de un lado u otro. También servirán para separar las dos levas y conseguir que la frenada sea la óptima con llantas muy anchas.

9- En otros modelos de puentes de freno el tornillo protagonista del anterior paso se encuentra en los laterales de las levas. Actuando sobre cada lado daremos más o menos tensión al muelle de la leva para alejarlo o acercarlo de la llanta.

10- En modelos de última generación podemos regular la progresividad de la frenada. De serie viene en la posición con la potencia máxima en la parte final del recorrido de la maneta, pero apretando el tornillo podemos modificar la curva de progresividad.

Y si aún así no frena bien... (poner otro fondo)

11- Si la maneta de freno no retorna o va muy dura, quita las fundas de freno de los topes para dejar el cable a la vista, límpialos con un trapo y lubrícalos con aceite -que no sea muy denso- para recuperar el tacto.

12- Si los cables y fundas están muy gastados, entonces el anterior paso no nos servirá. Hay que cambiarlos por unos nuevos. Si no te atreves a hacerlo tú mismo, no te la juegues, acude a tu taller de confianza.

13- A veces un mal funcionamiento puede ser debido a un rozamiento excesivo entre el cable y la funda al haber cortado mal ésta última. Utiliza un cortacables de calidad para dejar la funda como el ejemplo de la derecha en la foto.

14- En llantas de aluminio, con el paso del tiempo y los kilómetros, a los flancos de frenada se les queda adherida suciedad que hará disminuir su coeficiente de fricción. Déjalas como nuevas utilizando limpiador de llantas o estropajo abrasivo.

Te recomendamos

La factoría suiza reafirma su sello de marca premium especializada en prendas de alta...

Descubre las mejores rutas para pedalear durante este verano en un destino único...

Lo más importante después de un duro entrenamiento es una buena recuperación...

Una bici plegable siempre es una buena opción si necesitas llevarla en el maletero...

Diseñado tanto para competición como entrenamiento o salidas de grupeta y amigos, el ...

La proximidad del Tour de Francia ha activado el mercado de fichajes de cara a la pró...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.