Publicidad

Estos no nos sirven

Tras varios meses de prudente silencio, creo que os puedo transmitir una valoración personal de lo transcurrido en los últimos tiempos que justifica tan categórico título de esta entrada.
Alfonso Triviño -
Estos no nos sirven
Tras varios meses de prudente silencio, creo que os puedo transmitir una valoración personal de lo transcurrido en los últimos tiempos que justifica tan categórico título de esta entrada.

Los que seguís habitualmente todo lo transmitido en este blog, os extrañaréis de tan prolongado tiempo de inactividad. Pues bien, os confieso que no responde precisamente a una correlativa falta de actuaciones en todos los campos de la seguridad vial de los ciclistas.
Cuando en el mes de octubre mantuvimos una reunión con el Subdirector de Normativa de la DGT en la que propusimos la creación de una unidad de Guardias Civiles ciclistas que sancionaran a los que nos adelantan a menos de metro y medio -para lo cual habría que elaborar una normativa específica y homologar los pertinentes medios técnicos en el Centro Español de Metrología- la idea gustó al Sr. Villalba, que es el Subdirector de Normativa de la DGT, afirmando que tendrían en cuenta esta iniciativa para estudiarla. Me hice eco precisamente de que esta favorable acogida en este blog. Algunos medios recogieron la información y lo publicaron, de tal naturaleza hubo una virulenta reacción de los de siempre, de aquellos que en las reuniones en la DGT ven pegas a todo lo que es facilitarle la vida al ciclista. Asociaciones de automovilistas y de motoristas, principalmente, pusieron el grito en el cielo y lograron que la DGT en un twitter desmintiera tajantemente que estuvieran estudiando esta medida.
Es posible que las ganas de transmitir una buena noticia haya causado una reacción contraproducente.
No obstante, para los que sepáis inglés os remito a esta página para que constatéis que en otros lugares ya se aplica: un medidor de distancia electrónico instalado en el manillar de la bicicleta de un policía.

Al poco de este desmentido empezamos desde la Mesa Nacional de la Bicicleta los contactos con las distintas fuerzas parlamentarias para que se fundara desde el Congreso el denominado Grupo Interparlamentario de la Bicicleta, compuesto por todos los grupos con representación parlamentaria, y que se consolidó a lo largo de estos meses. Poco a poco ha ido tomando forma y en varias reuniones ha quedado claro que puede resultar una muy buena herramienta para lanzar iniciativas. De hecho este grupo ha promovido la creación de una Proposición no de Ley para que se instara al Gobierno a la creación de un Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta y a desarrollar el Reglamento General de Circulación en el que se considere a la bicicleta como vehículo preferente.
Sin embargo ha habido grandes nubarrones. Está pendiente de aprobación el Reglamento General de Circulación, cuyo texto nadie conoce, ignorando si han acogido nuestras propuestas de mejora al borrador que se facilitó a los miembros del Consejo Superior de Tráfico. El Consejo de Ministros lo tiene paralizado porque el Consejo de Estado emitió un informe muy crítico y hay enorme lucha competencial entre la DGT y el Ministerio de Fomento, por lo que estamos teniendo una situación de indefinición máxima en donde la DGT no suelta prenda, pero nos tememos muy mucho que el texto desconocido posee disposiciones que eliminan actuales derechos y que no recoge mucho de lo que les pedimos...

Medidor distancia
Por no decir que está pendiente de aprobación un Proyecto de Ley por el que modifican el sistema de indemnizaciones para las víctimas de accidentes de circulación. El Gobierno lo ha presentado como un avance en la mejora de los importes que las aseguradoras abonarán a las víctimas, pero cuando hemos tenido ocasión de conocer el texto hemos descubierto que sólo mejoran las indemnizaciones de fallecidos y grandes lesionados, esto es, aquellos que a resultas del accidente no pueden valerse por sí mismos, con necesidad de ayuda permanente de terceros. Los fallecidos y grandes lesionados representan del total de accidentados un 2%. El resto de accidentados, que es un 98%, verán disminuidas sus indemnizaciones. Jugada redonda de las aseguradoras, que han convencido a la inmensa mayoría de las asociaciones de discapacitados y de víctimas, excepto a la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes que se ha desmarcado al haber visto desde el inicio de los grupos de trabajo la burda manipulación de las aseguradoras y sus esbirros. Las aseguradoras han empleado en la negociación el mismo método que con el resto de los clientes: te apantallan con la maravillosa póliza que contratas, presentada con un precioso formato que resalta la amplia cobertura, pero nadie se lee la letra pequeña plagada de exclusiones en un lenguaje encriptado. Pues bien, la ley la ha redactado el mismísimo Satanás o unos esbirros suyos muy avezados cuanto menos.
El caso es que el Proyecto de Ley considera a todos presuntos defraudadores (sólo existe un 5% de fraude según confiesan las propias aseguradoras) y les obliga a las víctimas a pasar por sus servicios médicos para hacer oferta indemnizatoria, no les vale con informes médicos de los especialistas que están tratando al accidentado.
Pero eso no es todo: eliminan las secuelas más comunes, cual es el por ejemplo el latigazo cervical; tampoco cubren los gastos por daño psicológico salvo en caso de ayuda a familiares de fallecidos. Dejan de indemnizar la incapacidad permanente parcial (merma o limitación para desempeñar el trabajo habitual) o la merma de capacidades para las actividades de desarrollo personal (por ejemplo si a raíz de un accidente por atropello ya no puedes preparar una Quebrantahuesos y tan solo puedes montar en bici a ritmo de paseo) indemnizando tan solo en estos casos los días de baja.
Además la indemnización básica por incapacidad temporal (los días de impedimento hasta que uno cura las lesiones) baja sustancialmente porque va a resultar mucho más difícil de acreditar que una persona esté impedida para sus ocupaciones habituales al establecer nuevos criterios deliberadamente confusos.
A esto añadimos que se ha suprimido la falta de imprudencia en la reforma del Código Penal que entra en vigor el 1 de julio, y que hasta el último instante hemos luchado por impedir y que el PP metió con solo sus votos en el Parlamento. Gracias a esta felonía a la ciudadanía, va a salir gratis matar a una persona o causarle lesiones con el coche, porque la inmensa mayoría de los supuestos de accidente era calificado hasta ahora por los jueces como "falta", y había un proceso penal en toda regla. Ahora la víctima no le queda otra que reclamar por la vía civil, por lo que se queda sin forense, debiendo pagarse su propio perito valorador de daño corporal; queda sin atestado de investigación, y encima debiendo afrontar los costes de litigar civilmente, mucho más caro y con posibilidad de tener que pagar los gastos de abogados y peritos de las aseguradoras si no se gana el asunto, por lo que este miedo hace que las víctimas se arrojen en manos de las ofertas de las aseguradoras que tienen todos los medios para litigar. Por no decir que prácticamente se elimina la interrupción de las prescripciones, de tal naturaleza que un menor que tenga un accidente en su época de desarrollo tiene un límite para demandar de menos de dos años incluso tratando de interrumpir las prescripciones porque sus secuelas no estén consolidadas.
Por no decir que los cálculos indemnizatorios están hechos para que el que más gane, y que cobre mucho, pero mucho más que el que gane el salario mínimo. Por ejemplo, una viuda de una persona fallecida por accidente que cobrara, por ejemplo, hasta 9.000 euros, recibiría por lucro cesante 16.455 €, pero si era el fallecido alguien que cobraba 120.000, se daría a la viuda 771.807 (caso de fallecido de 31 años con matrimonio consolidado).
O una persona que resultara con una incapacidad absoluta a consecuencia del accidente, si cobraba hasta 9.000 euros, recibiría 40.987 euros, pero si obtenía una renta de 120.000 €, se le indemnizaría con 2.302.174 euros. Lo chocante es que hasta unas ganancias de 39.000 de euros de ganancia de la víctima el incremento es lineal, pero a partir de obtenerse mayor renta de esa cantidad, la indemnización se dispara exponencialmente. Nos imaginamos que los ejecutivos que encargaron estas tablas querían cubrirse las espaldas a expensas de la inmensa mayoría de la población.
Pues bien el Grupo Parlamentario Popular ha sido quien ha aprobado la abolición de las faltas de imprudencia, que privatiza el sistema y a la hora de la verdad hace que se pierda la garantía de defensa de las víctimas. Y si no se corrige ahora en fase parlamentaria el proyecto de ley del denominado "baremo" esto es, el sistema indemnizatorio a las víctimas de accidente, se habrá consumado el triunfo de las aseguradoras con la impagable complicidad de la mayoría de asociaciones de discapacitados y de víctimas, que a cambio de subir indemnizaciones al 2% de los casos, consienten en que el resto vean mermadas las indemnizaciones del actual baremo, que pasa por ser el peor de Europa.

Dicen los distinto Grupos Parlamentarios que el baremo es fruto de un consenso. A mí que me lo expliquen porque que yo sepa los miembros del Consejo Superior de Tráfico deberían haber emitido informe, y este proyecto tenía que haber pasado por nuestras manos antes de remitirse a las Cortes, algo que no ha ocurrido.
Una vez se ha publicado el Proyecto en las Cortes para su tramitación parlamentaria, les hemos pasado a todos los Grupos en nombre de la Mesa Nacional de la Bicicleta una serie de enmiendas que intentan corregir este desequilibrio, pero nos tememos que las aseguradoras ya han hecho, y muy bien, su labor de lobby.
Tan solo el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida ha sido quien ha tenido el valor de presentar una enmienda a la totalidad que ha sido rechazada con gran alharaca de todos los demás. Y los que están cociendo la norma saben a ciencia cierta que el 98 por ciento de las futuras víctimas van a cobrar menos.

Que no, que no valen estos. Que hay que cambiarlos.
Te recomendamos

Cuando los días se acortan, las horas de luz se reducen y el índice del termómetro de...

El próximo 10 de diciembre tienes una cita con el último reto ciclista del año en la ...

Reserva el primer fin de semana de diciembre de 2017 para asistir al a este evento ci...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.