Publicidad

La hipocresía del "con sólo una vida..."

El accidente de autocar que ayer nos dejó conmocionados a todos, y las posteriores declaraciones del Ministro Fernández Díaz me han hecho reflexionar bastante. La semana pasada estuve en mi taller de bicis de toda la vida, regentado por un ex-profesional, y salió el asunto del famoso casco. Su argumento, a favor de casco obligatorio en ciudad se trababa en el famoso "con que se salve una vida"... Le puse en reflexión mi convencimiento de que detrás de esa nueva imposición está el fundamentalismo de quien confunde la seguridad vial con la colocación de un arnés en el andamio, y que además flaco favor hacemos a la promoción de la bici como medio de transporte alternativo y preferente. Si sumamos el miedo a meterse en la borágine del tráfico, sin que los gobernantes tomen medidas para calmarlo ni hacer nada por evitar el accidente, junto con aquellos que dejarían de usar la bici por no saber qué hecer con el casco a cuestas de la Ceca a la Meca, de seguro que en este país se acabaría de un plumazo el problema de los pestosos ciclistas. Tras indicarle que no me iba a molestar en darle al dueño de la tienda un sólo argumento para que dejara de usar el casco, sí que le incidí en los numerosos argumentos que sontienen que la obligatoriedad a la larga es contraproducente. Y es más, el argumento del miedo, cómo se mete en nuestras entretelas mentales, es el triunfo de aquellos que nos quieren fuera de la circulación, y sus esbirros ciclistas que defienden la obligatoriedad, los que actúan fungiendo de capataz del jefazo.
Alfonso Triviño -
La hipocresía del "con sólo una vida..."
El accidente de autocar que ayer nos dejó conmocionados a todos, y las posteriores declaraciones del Ministro Fernández Díaz me han hecho reflexionar bastante. La semana pasada estuve en mi taller de bicis de toda la vida, regentado por un ex-profesional, y salió el asunto del famoso casco. Su argumento, a favor de casco obligatorio en ciudad se trababa en el famoso "con que se salve una vida"... Le puse en reflexión mi convencimiento de que detrás de esa nueva imposición está el fundamentalismo de quien confunde la seguridad vial con la colocación de un arnés en el andamio, y que además flaco favor hacemos a la promoción de la bici como medio de transporte alternativo y preferente. Si sumamos el miedo a meterse en la borágine del tráfico, sin que los gobernantes tomen medidas para calmarlo ni hacer nada por evitar el accidente, junto con aquellos que dejarían de usar la bici por no saber qué hecer con el casco a cuestas de la Ceca a la Meca, de seguro que en este país se acabaría de un plumazo el problema de los pestosos ciclistas. Tras indicarle que no me iba a molestar en darle al dueño de la tienda un sólo argumento para que dejara de usar el casco, sí que le incidí en los numerosos argumentos que sontienen que la obligatoriedad a la larga es contraproducente. Y es más, el argumento del miedo, cómo se mete en nuestras entretelas mentales, es el triunfo de aquellos que nos quieren fuera de la circulación, y sus esbirros ciclistas que defienden la obligatoriedad, los que actúan fungiendo de capataz del jefazo.

Despertemos un poco las conciencias. ¿Acaso si quisieran defender la vida a toda costa, no habrían ya obligado a instalar cinturones obligatorios a autocares vetustos? ¿Por qué no se ha promulgado esa norma? ¿No será que los lobbies del sector han logrado salirse con la suya para no gastarse perras en poner cinturones a los autobuses? ¿No es patético ver al ministro balbuceando que están trabajando en ello y reducirán la velocidad de estos viejos vehículos, mientras están aún los cadáveres sin enterrar? ¿No huele acaso algo a podrido?

Porque si tanto quieren defender la vida, ¿por qué no prohibir los encierros, personas que se juegan la vida a cambio de nada, que saturan las urgencias de los hospitales públicos que todos pagamos, sin nada a cambio de benefició a la sociedad (excepto al negocio del toro) jugándosela por pura diversión? ¿Y qué pasa con los niños ahogados en piscinas, playas, ríos y pantanos?
http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/2922001/sociedad/mueren-17-personas-ahogadas-en-lo-que-va-de-ju

Si mereciera la pena todo esfuerzo por salvar una sola vida, si así fuera, ¿por qué no obligar a todos a llevar chaleco salvavidas? Y además se puede disfrazar la norma con sentido común para que no pareciera muy bestia la obligación: obligatorio en playas, ríos y pantano y en piscinas sin socorrista; y si hay socorrista, se permitiría que quedaran exentos los mayores de edad, pero donde no cubra sólo. Y además, para promocionar el deporte, los federados en natación, en entrenamiento, también exentos. Se habrían salvado en pocas semanas 17 vidas.

A ver si vamos afinando el sistema de pensamiento lógico y de sentido común y entendemos que la vida es un riesgo, algunos son asumibles y otros no, y que a nadie se le pasa por la cabeza obligar a llevar chaleco salvavidas para darse un chapuzón. Pues eso, vamos a por los malos, a por los que atropellan, a por los que ponen en peligro a los demás despreciando las normas de circulación creando el peligro, a por los ciclistas que atentan contra los peatones haciendo quiebros a altas velocidades en las aceras, a hacer frente a los lobbis de aseguradoras, esas que buscan el casco obligatorio para no hacer frente a la indemnización por "concurrencia de culpas"; y a por las asociaciones de conductores amantes de la velocidad. Vamos a exigir a los responsables de las infraestructuras medidas para calmar el tráfico, a que promulguen una normativa que integre a las bicis en condiciones de seguridad. Y, sobre todo, a no dejarse doblegar por los fundamentalismos de un ministro lenguaraz y muy, pero que muy poco convincente sobre la honestidad de su defensa de la vida.
Te recomendamos

Cuando los días se acortan, las horas de luz se reducen y el índice del termómetro de...

El próximo 10 de diciembre tienes una cita con el último reto ciclista del año en la ...

Reserva el primer fin de semana de diciembre de 2017 para asistir al a este evento ci...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.