Publicidad

Entrenamiento: dudas al comenzar

Cada temporada tiene un principio y un final; al comenzar siempre nos asaltan un montón de dudas de diferente índole
Ciclismoafondo.es -
Entrenamiento: dudas al comenzar

Vamos a intentar aclarar algunas de las dudas más habituales que pueden surgir a la hora de comenzar un entrenamiento:

-Es que salir para dos horas... Es muy duro salir un domingo y volverte a casa a las dos horas de haber salido. Te queda una sensación extraña. Algo así, como si no hubieses hecho nada. Pues mira por donde, es la forma más acertada de comenzar. Si comienzas con muchas horas, llegará un momento que te faltará tiempo para continuar la progresión y estancarás el entrenamiento. Además te dará tiempo para dar un paseo con la familia. Fíjate, todos contentos y habrás hecho un buen entrenamiento. Artículos relacionados: Los principios del entrenamiento, pedalear con pulsómetro, como planificar una temporada

-Ensaladita, verdura y plancha: cuidado con la dieta. Siempre con la misma cantinela, el peso. Creemos que no hay nadie, al que no se le haya pasado por la cabeza perder aunque sea un poco. Debes realizar cinco comidas y no eliminar los hidratos de tu dieta. Más bien, debes seleccionarlos. Escoge aquellos con un índice glucémico bajo que serán los que asimilarás lentamente y no pasarán a "la mochila". Uno de los errores más habituales es suprimirlos porque piensas que al ir despacio en estas fechas y consumir mayormente grasas, no necesitas hidratos. Ruina total si tomas esa decisión. Los integrales son los más recomendables. Debes cuidar con el aceite que le echas a tu ensalada. Dos cucharadas soperas de aceite ya tienen 260 calorías. Artículos relacionados: Pulso a la báscula

-Móntate tu propia película: "La venganza es un plato que se sirve frío". Este título corresponde a un Spaghetti Western que nos viene al pelo. No gastes balas a estas alturas. Cada semana irás acumulando cargadores mientras los que hacen exhibiciones van gastando balas que luego van a necesitar. A mayor base mayor forma física y mayor duración de ésta. Esto es igual a más cargadores has acumulado más durarás en "la batalla". Artículos relacionados: Pedalear con pulsómetrocómo planificar una temporadacontrolar el ácido láctico

-¡Sí que pasa, si te pasas!: si lo que quieres es pasártelo bien con la salida de club, puedes hacer lo que quieras. Pero si lo que quieres es mejorar y progresar, "sí que pasa, si te pasas". Aunque creas que no sucede nada por pasarte de vueltas un día a la semana, estás muy  equivocado. Estás interfiriendo en tu organismo negativamente. Al estar en proceso de adaptación cardiovascular destruirás parte de las adaptaciones conseguidas durante los días anteriores y en los sucesivos deberás recuperar lo perdido, ya que entras en fenómeno de supercompensación.  Por lo tanto, no tengas ningún problema en soltarte de la grupeta si se ponen tozudos. Artículos relacionados: el umbral anaeróbicoPedalear con pulsómetro, controlar el ácido lácticola supercompensación, distintas forma de ver el cicloturismo

-Aceptamos pulpo como animal de compañía: Aquí todo vale, menos quedarse quieto. ¿Y los rodillos? ¿Y el spinning? ¿Y nadar? ¿Y correr? Cualquier trabajo aeróbico desarrollará tus capacidades. Unos vienen mejor que otros, debido al gesto deportivo, que en nuestro caso es dar pedales. Pero puedes buscar combinaciones interesantes y adaptarlas a tus horarios. Eso sí, en algunos casos con ciertas precauciones si no quieres lesionarte, caso del running. Una clase de spinning o cyclo indoor es totalmente válida siempre que te mantengas en los márgenes cardiacos que tengas programados. Artículos relacionados: combinar deportes y rendimiento, entrenamiento en rodillo (I), entrenamiento de calidad en rodillo, el descanso invernal activo.

-Agarrarse a un clavo ardiendo: No caigas en el desánimo porque no dispones de muchos días para salir a la carretera. Cada uno juega sus bazas y aunque sólo tengas tres días a la semana para entrenar, puedes sacarles mucho jugo. Todo es proponérselo y no querer hacer lo de una semana en esos días. Aprovecha para rodar aeróbicamente y cuando hayas hecho una base, puedes hacer lo siguiente: Un día fondo, otro calidad con fuerza resistencia e intensidad aeróbica y otro trabajar puertos al umbral. Como el resto de día descansarás asimilarás el entrenamiento muy bien. Artículos relacionados: cómo planificar una temporada, el entrenamiento de calidad, la supercompensación, pedalear con pulsómetro

-Ande o no ande, plato grande: Pues como que no. Alguno ahorraría peso si se quitase el plato pequeño, por que lo lleva meramente como aparato decorativo. Debes ir con agilidad. Esto no significa ir dando botes encima del sillín, con tal de no meter plato. Tampoco es imprescindible que te compres un sensor de cadencia. Con que vayas a una media de noventa pedaladas en llano es suficiente. En puertos no te decimos que cadencia tienes que llevar, porque ahora no tienes que hacerlos. Ese mito de hacer al principio muchos kilómetros con plato pequeño, no es así exactamente. Sino ya nos lo contarás cuando pegue el aire culero o bajes un repecho. Artículos relacionados: pedalear con pulsómetro,  controlar el ácido láctico

-¡Yo soy ciclista!: Frase típica que se le dice al monitor del gimnasio donde te has apuntado. Suponemos que se habrá dado cuenta si la indumentaria que llevas es la ropa del club. En breves momentos le cuentas toda tu vida deportiva del año y tiempos que has hecho. Sobre todo insístele en que te enseñe la técnica de ejecución de los ejercicios. Son muchas las contracturas y sobrecargas en la espalda, principalmente, por malos gestos con los aparatos. No te importe machacarte en su momento que lo agradecerás. Y si no dispones de tiempo para ir al gimnasio, unas mancuernas te solucionarán el tema. Artículos relacionados: la preparación en el gimnasio, la flexibilidad.

-No te privas de nada: Ni de los catarros. Los pillas todos. Es un buen momento para que empieces a tomar algo que suba tus defensas y te proteja durante el invierno. Un remedio natural es la equinacea, de venta en herboristerías y farmacias. Si estás acatarrado puedes salir a entrenar pero sin hacer el animal, ya que te repercutirá negativamente y tus defensas descienden considerablemente. Por lo tanto multiplicarás los síntomas. Si tienes fiebre quédate en casa y cuando estés curado, sal durante unos días a pasear hasta coger fuerzas. Artículos relacionados: La termorregulaciónsuplementos ¿milagrosos?

 

Te recomendamos

Polartec acaba de presentar su revolucionario tejido Delta, capaz de producir un efec...

Estuvimos en el Test The Best 2017 y les dimos a probar a los participantes San Migue...

La factoría suiza reafirma su sello de marca premium especializada en prendas de alta...

Descubre las mejores rutas para pedalear durante este verano en un destino único...

Lo más importante después de un duro entrenamiento es una buena recuperación...

Un ranking con los 20 SUV con más espacio en el maletero, hasta para tu bicicleta...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.