Publicidad

Informe: cuánto se gana con ruedas de perfil

Poner unas llantas de perfil alto es probablemente la mejora que más cicloturistas hacen a sus bicis en cuanto se reponen del desembolso inicial de su compra. ¿Moda, estética o ventaja aerodinámica? Lo comprobamos:
Yago Alcalde (www.ciclismoyrendimiento.com) / Fotos: Álvaro Palomar -
Informe: cuánto se gana con ruedas de perfil

La respuesta más probable a esta cuestión es seguramente que un poco de todo. Sin embargo, para salir de dudas nos hemos ido al velódromo para  comprobar las diferencias en aerodinámicas entre unas llantas de perfil medio (65mm) frente a unas de perfil bajo (32mm) en el velódromo.

Es indudable que para la mayoría de los ciclistas la estética de las bicis mejora cuando le ponemos unas ruedas con perfil al dar un aspecto más pro a la bici. Incluso, cuando preguntas, muchos dicen que se nota mucho el efecto aerodinámico, afirmando que van más rápido. Ante esta afirmación, yo siempre soy cauteloso y por supuesto que no le quito la ilusión a nadie si ellos tienen esa percepción. El efecto placebo siempre es un factor, sobre todo si la inversión ha supuesto unos cuantos cientos o miles de euros. Pero, la realidad es que la mejora aerodinámica no es tan grande como para que podamos realmente percibirla en marcha. Basándonos en datos, supongamos que una rueda muy buena nos mejora nuestro coeficiente aerodinámico en un 2%, lo cual es un dato realmente optimista. Traducido a velocidad real y pensando en un ciclista que circula en llano a 250 W estamos hablando de un incremento de velocidad de 0,2 km/h, es decir, una diferencia que es imposible de percibir.

El experimento

Para la elaboración de este artículo, nos desplazamos hasta el velódromo de Galapagar para medir, con el sistema Alphamantis, las diferencias aerodinámicas entre dos ruedas Roval. Unas de perfil medio (32 mm) contra unas de perfil alto (65 mm). Para minimizar el impacto de la posición del ciclista durante los tests, colocamos unos acoples de triatlón sobre la bici. Como es lógico, equipamos los dos juegos de ruedas con los mismos neumáticos inflados con la misma presión.

Cada tanda consistió en realizar de 6 a 8 vueltas al velódromo a velocidad constante, es decir, no se computan las 2-3 primeras vueltas en las que el ciclista está acelerando y adoptando la posición del test. El sistema Alphamantis, mediante un sistema de telemetría, recibe en tiempo real los datos de velocidad y potencia del ciclista. Con esta información y con los datos de densidad del aire es capaz de calcular el coeficiente aerodinámico (CdA) del ciclista en tiempo real. El CdA es la resistencia al avance que el conjunto bici más ciclista ofrecen. Si se reduce éste el ciclista irá más rápido para un mismo esfuerzo.

Los resultados

En la tabla 1 podemos ver los resultados obtenidos en las diferentes tandas realizadas con cada juego de ruedas así como la media de las mismas. Nos sorprendimos al comprobar que con las de menor perfil obtuvimos mejores resultados, es decir, el CdA fue menor, requiriendo menor potencia y desarrollando mayor velocidad en todas las tandas. Sin embargo las diferencias han sido tan sutiles, apenas 0,2 km/h de diferencia que se puede afirmar que el comportamiento en estas condiciones es idéntico.

  Coeficiente aerodinámico Llanta de 65mm Llanta de 32mm
  Perfil 65mm Perfil 32mm Potencia Velocidad Potencia Velocidad
Tanda 1 0,31 0,29 227 38,5 196 37,2
Tanda 2 0,33 0,31 235 38,4 224 38,7
Tanda 3 0,33 0,30 229 38,1 234 39,4
Tanda 4 0,32 0,31 204 36,6 213 38,2
Tanda 5 0,31 0,30 216 37,9 202 37,2
Media 0,32 0,30 222 37,9 213 38,1

¿Dónde está la mejora?

Nuestra prueba en el velódromo contaba con una limitación, la ausencia de viento. aparece viento lateral, ya que en carretea casi nunca el viento totalmente frontal de cola, como sí nos ocurría en el velódromo. Siempre hay un componente de viento lateral que afecta a la aerodinámica total. Es el denominado yaw angle, ángulo de guiñada en castellano. Este ángulo es tenido en cuenta por los fabricantes de bicis y de llantas que diseñan sus productos para funcionar en el rango de ángulos estadísticamente más habitual.

Cuando nos desplazamos en bici podemos hablar de dos tipos de vientos que afectan al ciclista: el viento meteorológico y el generado por la velocidad del ciclista. La combinación de ambos es lo que podemos denominar viento efectivo. La dirección de este viento es el denominado ángulo de guiñada o Yaw. Su dirección es fácil de imaginar si pensamos en la posición de una cuerda que sujeta un globo atado en la parte trasera de una bici. El ángulo va a ser 0 si no hay viento lateral. El ángulo será mayor cuanto más viento lateral haya y también será menor cuanto mayor sea la velocidad. Si lo pensamos, por mucho viento lateral que tengamos, la cuerda del globo muy rara vez va a tener un ángulo mayor de 20 grados, ya que normalmente la fuerza del viento generado por el ciclista es mucho mayor que la del viento metereológico. En diversos estudios se ha calculado que en general, el ángulo de guiñada es menor de 10 grados durante la mayor parte del tiempo que estamos haciendo una ruta. ¿Por qué explicamos todo esto? Porque en el test en velódromo solo podemos testar con el viento del ciclista, es decir, no existe viento lateral. Si hiciésemos este test en un túnel de viento en el que se puede introducir esta variable entonces veríamos que en cuanto aparece un componente de viento lateral la rueda de mayor perfil es más aerodinámica que la de menos. Esto se explica porque las ruedas de perfil crean menores turbulencias que las de poco perfil, ya que las láminas de aire se adhieren a la llanta de mayor tamaño creando una especie de efecto vela, de forma que cuanto mayor es el viento lateral más beneficio nos aportarán unas ruedas de perfil alto. Este efecto está más que comprobado en muchos tests realizados en el túnel del viento.

Un detalle interesante respecto al yaw angle es que cuanto más despacio vamos mayor es este ángulo, puesto que el componente de viento del ciclista es menor. Por este motivo, podemos afirmar que los beneficios de la rueda de perfil no son solo para los ciclistas que circulan a altas velocidades. Sobre las ganancias reales que suponen unas ruedas de perfil sobre unas convencionales es difícil dar cifras generales, ya que entre unos modelos y otros puede haber grandes diferencias. Se suele hablar de que con unas ruedas de perfil se pueden ahorrar entre 4 y 10 W en el mejor de los casos, que traducido en velocidad supone una mejora de 0,3-0,4 km/h. Aunque, se suele decir, el rendimiento es la suma de muchos pequeños detalles.

Te recomendamos

Cuando los días se acortan, las horas de luz se reducen y el índice del termómetro de...

El próximo 10 de diciembre tienes una cita con el último reto ciclista del año en la ...

Reserva el primer fin de semana de diciembre de 2017 para asistir al a este evento ci...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.