Publicidad

INFORME: la ropa en invierno ¿sólo tres capas?

Con los primeros fríos del invierno saltan todas las alarmas, adoptamos una actitud defensiva y revolvemos en el armario para encontrar las prendas que nos permitan poder seguir pedaleando los próximos meses.
Pablo Bueno -
INFORME: la ropa en invierno ¿sólo tres capas?

Gracias a la utilización de las modernas fibras sintéticas y a la tecnología empleada en la fabricación de los tejidos modernos, vestirse para pedalear en condiciones climáticas adversas es cada vez más sencillo aunque, todo hay que decirlo, el rigor del clima lo seguiremos padeciendo, aunque seamos capaces de amortiguar sus consecuencias directas sobre nuestro rendimiento físico.

El concepto de abrigar

Al planificar la ropa que debemos utilizar para amortiguar el efecto del frío sobre nuestro cuerpo, debemos tener muy clara cuál es la misión de los diferentes tejidos que ponemos sobre nuestra piel para, de esa manera, elegir el equipamiento que utilizaremos de la manera más racional.

El primer dato que debemos tener presente es que la ropa, salvo excepciones muy concretas (fibra triboeléctrica), no produce calor, con la utilización de las diferentes prendas sólo conseguimos crear barreras de aislamiento para, de esta manera, regular nuestra temperatura corporal y su aprovechamiento: mantener moléculas de aire caliente cerca de nuestra piel y eliminar el exceso de temperatura y de humedad cuando sea perjudicial.

Bajo estas premisas diseñaremos el equipamiento a utilizar.

Arriba y abajo

Una de las características más sobresalientes de nuestro deporte es la incidencia del frío en las diferentes partes del cuerpo. Las zonas donde primero percibiremos este fenómeno meteorológico es en las más alejadas de nuestro corazón: manos, pies y orejas, por lo que serán las primeras en concentrar toda nuestra atención. Guantes y calcetines térmicos y un sotocasco u orejeras de tejido aislante (Coolmax, lana termógena…) serán imprescindibles cuando la temperatura flirtea con los "cero" grados del termómetro.

Una vez solucionado este primer capítulo nos centraremos en cómo proteger las piernas y el tronco. Para las primeras sólo necesitaremos un culote largo, elaborado con tejido térmico (en casos de frío extremo los hay con protección frontal de lámina microporosa, tipo WindStopper, o similar). En último término, las piernas generan bastante temperatura al ser la parte de nuestra anatomía que mayor implicación física tiene durante el pedaleo, por lo que le prestaremos más atención al tronco, más vulnerable a las condiciones extremas de frío.

Vestirse por capas

Ante la certeza de que con el uso de una sola prenda no podemos disponer de la protección total de nuestro tronco y brazos para practicar un deporte tan dinámico como lo es el ciclismo, nos vemos en la necesidad de combinar varias en busca de la máxima optimización de sus características.

Si empezamos por el interior, seleccionaremos una camiseta muy ligera elaborada con fibra que tenga capacidad para repeler el agua hacia el exterior de nuestra piel (Coolmax, polipropileno…). Esta prenda deberá ser muy ajustada, para que deje la menor porción de piel al descubierto.

La segunda capa estará compuesta por un maillot confeccionado con tejido aislante, tipo forro polar o micro-fleece, del menor espesor posible, pero con la capacidad necesaria para retener moléculas de aire caliente y así evitar que, salvo que haya un exceso de temperatura corporal nos mantengamos con la mayor sensación de confort posible.

Para la tercera capa utilizaremos una prenda que tenga capacidad corta viento y, en caso de que no estemos sometidos a frío extremo, sólo utilizaremos al circular rápido y con poca actividad física (descensos prolongados, pedaleo en llano dentro de un pelotón…). La utilización de prendas impermeables en exceso (el clásico chubasquero de plástico) es desaconsejable, ya que retendrá un exceso de aire húmedo cerca de nuestra piel y será el primer paso para tener sensación de frío. Lo ideal es una chaquetilla dotada de lámina microporosa en la parte frontal: las gotas de sudor atraviesan el tejido hacia el interior, pero es impermeable frente al viento y no deja penetrar gotas de agua, de tamaño visiblemente más grandes que las de sudor.

A continuación un ejemplo práctico con Gore Bike Wear

 

Guantes Universal Gore® Windstopper® Thermo

(59,95€)

Tejido principal 100% poliéster, membrana Gore®WindStopper®, cubierta interior, 100% poliéster, forro: 100% poliéster, acolchado en algodón: 100% poliéster.

Características: regulación de ancho, reflectores en los dedos, tejido cortaviento, repelente al agua y altamente transpirable.

Culote Power Thermo Gore

(139,95€)

Pantalón térmico con doble capa en la zona de la rodilla y el asiento para proteger del viento y las salpicaduras. La malla del peto no se clava en la piel. Su badana preformada protege del viento, pero sigue siendo muy transpirable.

Características: costuras planas, badana Power Plus Men con parte delantera cortavientos y altamente transpirable, protección en las rodillas.

Base Layer camiseta térmica larga

Primera capa (59,95€)

Camiseta funcional de manga larga. Se ajusta como una segunda piel. El material de polipropileno cepillado proporciona una sensación seca y cálida. La humedad se transporta rápidamente hacia afuera.

Mallot Power Trail Thermo

Segunda capa (129,95€)

Thermo-Stretch: mezcla de tejidos combina función, estilo y confort. Multitud de detalles en una prenda realmente lograda.

Características: bolsillo trasero con cierre, solapa interior en la cremallera, ribete reflector en espalda. Material termoelástico.

Chubasquero One Rescue Gore-Tex® Shakedry™ Jacket

Tercera capa (250€)

Chaqueta ligera fabricada con el laminado GORE-TEX® Active y la innovadora tecnología SHAKEDRY™. Gracias al efecto perlado de la superficie, sólo es necesario sacudir la chaqueta varias veces para que se seque. La prenda ideal para un tiempo variable.

Características: bolsillo delantero con cierre de cremallera, elementos reflectantes, impermeabilidad duradera y cortaviento. Ligereza excepcional



Te recomendamos

Cuando los días se acortan, las horas de luz se reducen y el índice del termómetro de...

El próximo 10 de diciembre tienes una cita con el último reto ciclista del año en la ...

Reserva el primer fin de semana de diciembre de 2017 para asistir al a este evento ci...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.