Prueba: BH G7 Disc

BH ha realizado una fuerte a puesta por los frenos de disco que realzan las fantásticas dotes bajadoras de su nuevo buque insignia, la G7, una bicicleta polivalente que no hemos conseguido dilucidar si nos gusta más subiendo, bajando o llaneando.
Sergio Palomar / Fotografía: www.cesarlloreda.com -
Prueba: BH G7 Disc
Pruebas de bicicletas

Lo llevamos anunciando unos cuantos años y nunca terminaba de llegar. Por fin parece que sí, que esta será la temporada del despegue definitivo de los frenos de disco. La firma alavesa parece haber pensado lo mismo a la hora de elaborar la nueva versión de su modelo estrella y la séptima de su Global Concept es una bici que únicamente cuenta con versión para este tipo de frenos. Una apuesta arriesgada por cuanto aún quedan por definir cuáles van a ser los estándares que se aplicarán a esta tecnología de cara a unificar las distintas variables como tamaño de disco o tipo de cierre en la competición. Partiendo de la base de la G6 Pro, con la que guarda importantes similitudes, se desarrolla un triángulo trasero y horquilla específicos para los requerimientos de los frenos de disco. Es por ello que al ponernos en marcha su comportamiento nos recuerde inmediatamente al del modelo empleado por los ciclistas de Burgos-BH y, esta nueva temporada, también por el equipo Direct Energie, heredero del Europcar. Es una bici con claros genes competitivos, muy corta y baja para garantizar la máxima agilidad. Con dotes aerodinámicas pero sin perder el nervio de una máquina que tiene que rendir en todos los terrenos. De hecho, durante nuestra prueba ha tenido una buena dosis de montaña en la que nos ha sorprendido su capacidad para la escalada. No sabemos si nos ha gustado más aquí o en el llano, terreno natural de una bici de corte aero. A nivel global muestra una solidez encomiable que, junto a la ayuda de los frenos de disco, nos permite bajar casi sin proponérnoslo a ritmos realmente vertiginosos. Sin embargo, esta solidez torna en su contra cuando transitamos por carreteras en mal estado y ni siquiera las cada vez más habituales cubiertas de 25 mm consiguen aislarnos de las irregularidades, demostrando que se han primado las prestaciones puras, sin atender demasiado a la absorción. Hemos de tener claro que se trata de una bici de competición, pensada para llevar al límite y que exige del ciclista un cierto nivel, tanto físico como técnico, para poder extraerle todo su jugo.

DESCUBRE TODOS LOS DETALLES DE LA BH G7 EN NUESTRA GALERÍA

Sutiles diferencias

Para desarrollar la G7, BH ha optado por aprovechar en la medida de lo posible la G6 Pro, una bici con tan solo una temporada en su haber. El triángulo delantero de ambas bicis es prácticamente idéntico, con dirección de 1,5’’ y caja de pedalier BB386. Únicamente encontramos diferencia en el cierre del sillín, donde se abandona la abrazadera para optar por una cuña que se aprieta con dos pequeños tornillos allen, demasiado pequeños y fáciles de estropear. Sin embargo, la parte trasera es completamente nueva. La unión de los tirantes con el tubo del sillín se sitúa en la parte media de este, logrando un triángulo trasero más compacto y, por tanto, rígido, además de mejores prestaciones aerodinámicas. Por su parte, las vainas son ligeramente más robustas para lidiar con la fuerza que genera el disco trasero. En marcha el aplomo es total, otorgando una soberbia precisión en curvas, aunque a cambio tenemos que pagar el peaje, también por la sección aero de sus tubos, de una escasa absorción.

Control total

No os vamos a volver a repasar las virtudes de los frenos de disco Shimano. Simplemente señalar que en esta bici contamos con las nuevas pinzas para anclaje Flat Mount, el que con seguridad será el estándar para este componente por cuanto SRAM también lo ha adoptado. En esta ocasión las sensaciones se imponen y durante la prueba, con una larga semana subiendo y, por supuesto, bajando puertos en las reviradas carreteras alicantinas, nos hemos terminado de convencer, si todavía nos quedaba algún resquicio de duda, de las virtudes de los discos. Aplicar la fuerza justa para pasar de 90 km/h a poco más de 30 ante una curva cerrada que aparece de repente, ajustar con precisión la trazada jugando con el trasero al igual que haríamos con una moto o destacarte en las bajadas de los compañeros de ruta, aun sin la sensación de ir bajando fuerte, no son la invención de ninguna marca para imponernos estos frenos y vender más bicis. Son hechos que están ahí y que se resumen en dos palabras: control y seguridad. 

Lista para la guerra

A pesar de que BH es importador en nuestro país de FSA, han optado por su propia línea Evo que encontramos en un cuadro de mandos que cumple perfectamente, destacando la cómoda curva de su manillar. Donde sí encontramos FSA es en las bielas K-Force Light, el primer nivel de los italianos y que casa a la perfección con el sistema de pedalier BB386. Volviendo a Evo, también es la firma que aparece en sus ruedas de carbono y perfil 50 mm para cubierta. A priori, la combinación ideal para una bici de dotes aero con una llanta ensanchada que sigue la tendencia actual. Se trata de unas ruedas rígidas que refuerzan la precisión de la bici en curvas. Sin embargo, merecen un gran tirón de orejas ya que cualquier brisa genera inestabilidad en la conducción, ya no hablamos de los ventosos días que nos ha tocado sufrir y en los que hemos llegado a tener la sensación de llevar un velero más que una bici. Volviendo a FSA, las cambiaríamos a ojos cerrados por unas fantásticas Metron, aunque, claro está, el precio final de la bici ya no sería el mismo.

Todo en su sitio

¿ Ejes pasantes o cierre rápido convencional? Es una de las cuestiones que se plantean en la estandarización de los frenos de disco, sobre todo en lo referente a su uso en competición. BH ha optado por la primera opción, en versión de 12 mm de diámetro en ambos ejes. En nuestra opinión, tras haber probado ampliamente las diferentes opciones disponibles, la alternativa más acertada por cuanto reducen al máximo las torsiones generadas a la hora de frenar y, de paso, añaden un extra de rigidez a las ruedas y, por tanto, precisión en la conducción. El único pero que se le puede poner es una mayor lentitud a la hora de sustituir una rueda en caso de pinchazo en competición. Algo solucionable con algunos de los sistemas rápidos existentes, como el RAT desarrollado por Focus. Aun así, una vez que cogemos el truco no es nada complicado quitar y poner la rueda. Además, gracias al extra de sujeción y a la posición fija a que obligan, nos aseguramos de que la rueda siempre está bien colocada y eliminamos la posibilidad de roces del disco con las pastillas.

Geometría

Si funciona no lo toques. Es la máxima que parece aplicar BH en las medidas de sus bicis más deportivas, inalteradas desde hace varias generaciones. Unas medidas que crean una bici corta, tanto entre ejes como, aunque no sea lo habitual en una bici de competición, en el tubo superior, por lo que hubiéramos preferido una potencia más larga que la de 110 mm que monta. Destacar el empleo de unas vainas súper cortas, responsables de la gran capacidad que muestra para la escalada y, sobre todo, de la facilidad que muestra en zonas de curvas enlazadas para cambiar de inclinación.

El juicio

Pese a quien pese, los frenos de disco han llegado para quedarse. La razón es muy simple, las ventajas que ofrecen son evidentes y los argumentos en contra, como el peligro en caso de montonera, el peso extra, que no hace falta más frenada o que es difícil cambiar la rueda en carrera, están bastante superados por las primeras. BH lo ha visto claro y por ello es loable la valentía de que su nuevo tope de gama utilice únicamente esta tecnología de frenado. Es algo que les coloca en una posición ventajosa frente a sus dubitativos rivales y lo hace de forma eficiente, en una máquina que demuestra que bicicleta de competición y frenos de disco son una combinación perfectamente compatible, sirviendo esta vez para maximizar las fantásticas dotes bajadoras que ya lucía la G6. No tenemos duda alguna de que más pronto que tarde este va a ser el tipo de bici habitual.

BH G7 DISC

CUADRO

Cuadro G7 Disc Full Carbon

Horquilla G7 Disc Full Carbon

Tallas SM, MD, LD

TRANSIMISÓN

Bielas FSA K-Force Light, 50/34

Desviador Shimano Dura-Ace Di2

Cambio Shimano Dura-Ace Di2

Mandos Shimano ST-R785

Cadena KMC X11L

RUEDAS

Ruedas BH Evo50 Disc

Casete Shimano Dura-Ace 11-25

Cubiertas Michelin Lithion.2 700x25c

Frenos Shimano BR-RS805

COMPONENTES

Manillar BH Evo

Potencia BH Evo

Tija BH G7

Sillín Prologo Scratch 2

CIFRAS

Peso Total 7,380 kg (sin pedales)

Precio 7.999 €

Distribuidor BH Bikes, 945 13 52 02

Pagina web de BH 

Galería relacionada

Prueba: BH G7

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...