Prueba: Cannondale SuperSix Evo Hi-Mod

Entre la vorágine de novedades que cada año se nos viene encima por estas fechas se hace raro encontrar máquinas que permanezcan, con apenas pequeños retoques, confiando ciegamente en sus prestaciones.
Sergio Palomar -
Prueba: Cannondale SuperSix Evo Hi-Mod
Pruebas de bicis

En junio de 2011, pasó por las páginas de nuestra revista Ciclismo a Fondo la por entonces nueva SuperSix EVO, una bici que nos sorprendió por su ligereza y equilibrio, logrando un altísimo nivel en prácticamente todas sus características. Cannondale ha continuado trabajando en su modelo estrella mejorando la calidad del carbono con la inclusión de sus versiones Hi-Mod en la parte alta de la gama, trabajando los laminados para ganar rigidez donde hace falta, optimizando la absorción de su sistema Speed Save o añadiendo pequeños guiños a la aerodinámica. Sin embargo, hace falta tener una vista entrenada para encontrar las diferencias entre una foto de aquella bici y la última generación a la que hemos tenido el placer de exprimir.

DESCUBRE EN PROFUNDIDAD TODOS LOS DETALLES DE LA MMR ADRENALINE SLD EN NUESTRA GALERÍA DE FOTOS

Sin grandes alardes visuales, la SuperSix sigue siendo esa máquina ligera y rígida que no va a traernos más que satisfacciones sin importar el terreno por el que nos movamos.

Aunque externamente poco parezca haber cambiado, una observación más minuciosa nos permite descubrir una tija de sillín de apenas 25,4 mm con su parte superior aplanada para ofrecer una mayor flexión y, por tanto, absorción en sentido de la marcha, o las patas de la horquilla estilizadas al mínimo con el mismo fin, además de raspar unos gramos en el proceso. También descubrimos diferencias en los tubos de sillín y diagonal, que reciben un sutil perfilado con la cola truncada buscando mejorar la resistencia frente al viento pero sin perder las líneas clásicas, seña de identidad de la SuperSix y que tanto aprecian sus defensores. La prueba de que el concepto funciona es que la bici sigue comportándose, en todos los terrenos, tan fantásticamente como recordábamos.

Lo más reseñable de esta última versión es el patente aumento de la comodidad, nos atreveríamos a decir que incluso al nivel de algunos modelos gran fondo. Esto, que si bien sirve para democratizar un modelo que no deja de ser deportivo, quizás le resta un poco de ese tacto directo que suele buscar el competidor. Sin embargo, los números que hemos estado viendo en nuestro ciclocomputador nos revelan que es una mera sensación. Sigue siendo sumamente efectiva cuando toca llevar hasta la rueda la potencia que aplicamos a los pedales. Cuando una bici se comporta así, ¿para qué cambiar?

A toda prueba

­­Sobre una estructura ultrarresistente, similar a la empleada en la elaboración de chalecos antibalas, Cannondale dispone las distintas piezas de carbono unidireccional de alto módulo con una colocación precisa que permite lograr unos altos niveles de rigidez y a la vez mantener el peso ligero que ha caracterizado a la SuperSix desde su creación, manteniendo confianza plena en su resistencia, tanta como para garantizar el cuadro de por vida. En esta última generación los tubos diagonal y de sillín reciben un sutil perfilado denominado TAP, adoptando la cada vez más habitual solución de truncar el extremo para contar con ganancias frente al viento sin por ello perder la rigidez lateral ni la ligereza de los tubos de sección redonda.

Como dato final destaca el uso de un pedalier BB30a, medida estrenada en su gran fondo Synapse y que amplía el ancho de la caja desde los 68 hasta los 73 mm de forma asimétrica por el lado izquierdo.

A salvo

­­Desde que Cannondale desarrollara el sistema SAVE para dotar de comodidad a sus BTT rally/maratón, la marca no ha dejado de evolucionar con el convencimiento de que mayor confort redunda en un rendimiento mejor. Por ello, no nos extraña encontrar una bici que ha superado con nota la tarea de rodar por las carreteras más descarnadas gracias no sólo a sus cubiertas de 25 mm, sino también a unos tirantes finísimos y a unas vainas aplanadas en horizontal.

Se complementa en la parte trasera con la flexión de la tija, que reduce su diámetro hasta los 25,4 mm. Sin embargo, la gran mejora de esta última versión ha sido llevar esta comodidad hasta la parte delantera en una horquilla elaborada en una pieza y afinada al máximo. Acostumbrados al tacto de otras bicis desconcierta un poco, pero cogemos rápido el truco para darnos cuenta del extra de confianza que nos da al tirar la bici al interior de las curvas sin miedo de encontrar un bache en plena inclinada.

Aumenta la familia

­­System Integration es el concepto de la firma norteamericana con el que todos los componentes se desarrollan para trabajar en conjunto dentro de una bici. Resultaba extraño que en él no se englobara al que más influye en el comportamiento de una bici: las ruedas. Eso era antes de la llegada de las ruedas Hollowgram Si que equipa esta SuperSix con un concepto que casa perfectamente con el carácter liviano de la bici. Llanta de carbono para cubierta de 35 mm y un contenido peso de 1.366 g son la carta de presentación de unas ruedas de robusta construcción y gran polivalencia.

Siguiendo la tendencia actual cuentan con una mayor anchura, no sólo para lograr un mejor comportamiento en situaciones de viento lateral, sino también para dar un óptimo apoyo a las cubiertas de 25 mm que monta de serie, en este caso unas Schwalbe ONE con un compuesto ultrablando que, si bien aporta un excelente agarre en curva, cuenta con una duración muy limitada.

Fuera cables

Poco a poco vamos probando bicis equipadas con el grupo inalámbrico de SRAM y nuestras conclusiones siguen siendo tan positivas como en el test de larga duración que os ofrecimos hace unos meses. Esta vez han sido más de 1.300 km los que recorrimos con esta SuperSix y de nuevo tenemos que destacar lo intuitivo que nos parece el sistema de cambio tipo cambio secuencial de coche. Subimos piñones con el único pulsador de la maneta izquierda y los bajamos con la derecha, pulsando los dos a la vez para cambiar de plato.

El accionamiento, como acostumbran los grupos electrónicos, es contundente y preciso, aunque seguimos a la espera de que SRAM lance la utilidad de configuración que permita modificar la velocidad del cambio múltiple, demasiado escasa para un uso efectivo. Respecto al problema que comentábamos de los tornillos de regulación que rozaban la biela, la SuperSix ya venía con los nuevos, más cortos, por lo que no sufrimos este problema.

GEOMETRÍA

Con una geometría clásica, prácticamente de manual, Cannondale quiere resaltar la polivalencia de un modelo con el que no encontraremos limitaciones en ningún terreno. Un pequeño tirón de orejas, no sólo a esta marca sino a todas las que están siguiendo la tendencia de 'estropear' las bicis deportivas con potencias excesivamente cortas. En esta bicicleta de 100 mm, que si bien ayudan a que casi cualquier ciclista se pueda acoplar a una bici deportiva, retrasan la distribución de pesos descargando el tren delantero y, por tanto, empeorando la adherencia de la rueda delantera y la capacidad de cambio de dirección.

Juicio

En un mercado en el que parece que si no anuncias grandes novedades cada temporada no tienes un producto al día, resulta loable la actitud de Cannondale. Sabedores de que disponen de una máquina de altísimo nivel, han decidido aprovecharla y desarrollarla al máximo. De paso, quienes salen beneficiados son aquellos amantes de las cada vez más escasas bicis con un aspecto clásico en las que la funcionalidad se impone a cualquier cuestión estética en una máquina que no pasa de moda. Se trata no sólo de aprovechar completamente el ciclo de vida de un producto que pensamos, a la vista de su comportamiento en la carretera, que aún cuenta con amplio recorrido, sino de aplicar un punto de cordura en la distribución de los recursos y emplear estos cuando realmente se pueda obtener una mejora patente.

CANNONDALE SUPERSIX EVO HI-MODE

Cuadro

Cuadro BallisTec Hi-Mod Carbon

Horquilla Speed Save, BallisTec Hi-Mod

Tallas 48, 50, 52, 54, 56, 58, 60, 63

Colores Acid red, Atmosphere blue

Transmisión

Bielas SRAM Red 52/36

Desviador SRAM Red eTap

Cambio SRAM Red eTap

Mandos SRAM Red eTap

Cadena SRAM CN-1170

Ruedas

Ruedas Cannondale Hollowgram Si Carbon

Casete SRAM PG-1170 11-28

Cubiertas Schwalbe ONE 700x25c

Frenos SRAM Red

Componentes

Manillar Cannondale Escape Hanger Carbon

Potencia Cannondale C1 Ultralight

Tija Cannondale SAVE 25,4 mm

Sillín fi’zi:k Arione R3

Cifras

Peso total 6,470 kg (sin pedales)

Precio 6.999 €

Distribuidor Cannondale España y Portugal, espana@cyclingsportsgroup.com

Página web de Cannondale

Te recomendamos

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...