Gran Prueba: Colnago C59 Disc

Hay bicis y bicis. Quien tiene una Colnago no busca sólo una máquina sobre la que pedalear sino un símbolo de status, clase y elegancia.
Sergio Palomar / Fotos: www.cesarlloreda.com -
Gran Prueba: Colnago C59 Disc
Gran Prueba: Colnago C59 Disc

Sacamos la bici de la caja, montamos y ajustamos cuidadosamente y ahí está, no podemos evitar quedarnos embobados con esta preciosidad que nos llega directamente desde Italia. Pasado y futuro unidos en una bici que bajo la elegancia de tubos finos y racores esconde la más moderna tecnología de frenado. Sobrepuestos de la impresión inicial recuperamos el espíritu analítico. Esta C59 Disc se trata de una versión de su afamada C59 Italia, el buque insignia de la casa diseñada y fabricada 100 % en el país transalpino. Por supuesto, para acoger los frenos de disco que la también italiana Formula ha desarrollado en exclusiva para esta bici, ha sido necesario reforzar la estructura del tren trasero y sobre todo de la horquilla, aunque no lo aparente por las contenidas secciones presentes en toda la estructura, manteniendo una agradable estética de bici clásica.

Entre llevar una Colnago y llevar frenos de disco será difícil que las miradas se aparten de esta C59 Disc

Pero vamos a lo que nos interesa, dar pedales. Si rodamos o escalamos la verdad que pocas peculiaridades encontramos en esta versión de la C59. Una bici que se siente ligera -a pesar del peso extra que suponen los discos- y ágil como corresponde al concepto deportivo, sin embargo tiene un pero. La base es el C59, una máquina que ya lleva bastante tiempo en el mercado habiendo recibido apenas retoques en su diseño. Esto hace que, acostumbrados a la enorme rigidez de pedalier de los modelos más recientes, la caja BSA anclada a tubos tan finos se queda corta para apaciguar la corpulencia de este probador. Es el único punto flojo ya que tanto la dirección cónica como el tren trasero muestran un buen nivel, la total ausencia de roces en los discos cuando nos ponemos de pie con fuerza y balanceamos la bici lo corrobora, aspecto que resulta fundamental cuando llega la cuesta abajo. En esta situación es cuando realmente se pone interesante la cosa. Lo podríamos resumir en una palabra: confianza. Tras las primeras frenadas de tanteo para conocer el tacto de los Formula, descubrimos lo realmente rápido que podemos bajar, ya no sólo por poder apurar hasta el último momento la frenada sin que la bici se retuerza o haga extraños por las torsiones generadas en las pinzas sino porque una vez que metemos la bici en la curva la bici mantiene de forma muy intuitiva la trazada. Sólo echaríamos en falta un poco más de agilidad en los cambios de dirección al enlazar una curva tras otra.

Sabor añejo

Aunque sea un método en desuso, es agradable encontrar un bastidor elaborado de forma prácticamente artesanal pegando racores y tubos. Sólo la dirección cónica y los anclajes para disco suponen un toque de modernidad. Nos sorprende encontrar una caja de pedalier de rosca en una bici del máximo nivel, algo que ya creíamos desterrado. El tubo diagonal mantiene una sección que recuerda al famoso lobulado de sus modelos tradicionales mientras que el resto de la bici se conforma con tubos minimalistas por lo que es más flexible de lo habitual, aunque salvo que seas un ciclista de gran potencia, no echarás de menos más rigidez. Las patas de la horquilla contrastan con el resto del conjunto por su aspecto musculoso. Mucha rigidez en conjunción con la pipa que puede incluso llegar a ser excesiva en carreteras, pero que sin embargo se agradece por la precisión que obtenemos a cambio a la hora de bajar, no olvidemos que ésta es una máquina de carreras.

Fórmula secreta

Para detener la C59 Disc Colnago no ha dudado en poner el proyecto en manos de los también italianos Formula quienes han volcado su experiencia en frenos de disco para BTT. Sólo basta un vistazo a las pinzas para observar la similitud entre éstas y las de su modelo estrella para esta disciplina, los R1. Se montan discos flotantes de 140 mm a fin de que la potencia ofrecida no resulte excesiva para las estrechas cubiertas de carretera y los latiguillos se guían por el interior del tubo diagonal el trasero, yendo fijado con bridas a la horquilla el delantero. La potencia es muy similar a la de unos frenos convencionales sin embargo el tacto logrado es exquisito pudiendo modular exactamente cuanta potencia queremos aplicar sin apenas realizar fuerza gracias al accionamiento hidráulico. Es una ventaja que se nota al frenar agarrados arriba con la misma efectividad que desde la curva del manillar. Únicamente nos quedaría la duda de cómo aguantan el calentamiento en descensos largos ya que la climatología nos impidió afrontar dicha prueba.

Cómo un reloj

La integración de las manetas hidráulicas Formula con el Campagnolo Super Record EPS merece una mención especial. La firma de frenos ha reproducido fielmente la elaborada ergonomía de Campy sin que el sistema de accionamiento de los frenos afecte a la forma de la maneta. Sólo encontramos diferencias en el tacto de los pulsadores de cambio, que no resultan tan definidos como los interruptores Multi Dome utilizados en las manetas originales por lo que en ocasiones cuesta saber si hemos cambiado o no y cuantos piñones. Por cierto, Colnago dispone de un montaje de esta misma bici en Dura-Ace Di2 en el que Formula también imita perfectamente las manetas niponas. Del resto del grupo ¿Qué podemos añadir?, resulta delicioso reencontrarse con el Super Record EPS y sus cambios contundentes a la par que precisos, únicamente nos disgustó la ubicación de la batería bajo el tubo diagonal que recibía toda la suciedad lanzada por la rueda delantera. Con el método de fabricación tubo/racor sería fácil ubicar las nuevas baterías internas en el interior de la sección diagonal.

Contra el viento

Indispensable cuando se tienen frenos de disco es contar con unas ruedas capaces de montarlos. Colnago opta por montar unas sencillas llantas de 50 mm de perfil para cubierta con perfil tradicional en V lo que provoca que nos acordemos de las dificultades de estas ruedas con viento lateral. Abajo las cosas mejoran con unos bujes firmados por Formula con un giro tremendamente suave y anclajes para discos de 6 tornillos. En el cómputo global se muestran sólidas aguantando bien los apoyos en las curvas lo que unido a las excelentes cubiertas Vittoria Open Corsa transmiten una gran confianza en la conducción. Como pero, aparte del señalado comportamiento con viento lateral, es que añaden un punto de incomodidad a la bici al no ser especialmente absorbentes. Pensamos que hubieran casado más con el concepto de esta bici, esbelta y escaladora, unas de perfil bajo.

Geometría

Si algo caracteriza a Colnago es la gran cantidad de tallas disponibles tanto en geometría slooping como clásica. Esto permite encontrar exactamente el cuadro que más se adapte a nosotros. En nuestro caso, una 56 clásica, tenemos una bici con la deportividad habitual en las máquinas transalpinas pero con una generosa pipa de dirección que permite utilizarla casi sin separadores bajo la potencia a casi todo el mundo. Es ágil por la escasa longitud entre ejes, apaciguado su comportamiento por una dirección bastante relajada que aporta estabilidad a gran velocidad logrando un buen equilibrio entre estos dos aspectos. El puesto de conducción es corto para lo habitual en bicis deportivas colocando al ciclista con bastante peso sobre la rueda delantera en una posición muy de ataque.

Talla 56

Tubo superior (1)

550mm

Ángulo de sillín (2)

73,5º

Ángulo de dirección (3)

72,5º

Tubo de sillín (4)

540mm

Vainas (5)

405mm

Entre ejes (6)

990mm

El juicio

Nos ha quedado una sensación un poco contradictoria con esta prueba. Por un lado lo que comentábamos en cuanto a efectividad pura, que se nos queda un poco corta. Acostumbrados al excelente nivel de transferencia de fuerza de los cuadros más modernos la C59 es como si se sintiera perezosa ante los cambios de ritmo y situaciones de aplicar gran potencia. Sin embargo, todo esto queda olvidado y en un segundo plano cuando observamos el fantástico trabajo que la marca ha llevado a cabo para equiparla con frenos de disco. Ni una flexión al apretar fuerte, ni vibraciones o siseos de las pastillas al balancear la bici. Todo funciona como estamos acostumbrados los que también practicamos BTT y la gran confianza que nos aporta el sistema hidráulico es un añadido para poder bajar realmente deprisa. Sabemos que el debate de los discos está abierto de momento con más detractores que partidarios y también que es algo que ya vivimos en su momento en la bici de montaña. Sólo es cuestión de tiempo que la gente vaya conociendo las virtudes de este tipo de frenada para que cambien las tornas.

Puntuación

8,6

Estabilidad

9

Frenado

9,7

Comodidad

8

Cicloturismo

8

Competición

8,5

Elegancia, peso contenido, soberbia frenada y la exclusividad que da no sólo llevar la marca del trébol sino también el mejor grupo salido de Vincenza son una golosina demasiado tentadora.

Colnago C59 Disc

Cuadro

Cuadro

C59 Disc

Horquilla

C59 Disc

Tallas

42s, 45s, 48s, 50s, 52s, 54s, 56s, 58s, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65

Colores

Gris/amarillo, gris/rojo, negro/rojo, negro/amarillo, blanco/azul, negro/blanco, rojo, gris/negro

Transmisión

Bielas

Campagnolo Super Record 53/39

Desviador

Campagnolo Super Record EPS

Cambio

Campagnolo Super Record EPS

Mandos

Formula RR1 hidráulicas para EPS

Cadena

Campagnolo Record

Ruedas

Ruedas

Artemis.RR1

Casete

Campagnolo Record 12-25

Cubiertas

Vittoria Open Corsa CX

Frenos

Formula C59 Disc

Componentes

Manillar

Colnago HB02

Potencia

Colnago Nemesis

Tija

Colnago

Sillín

Selle Italia Nekkar

Cifras

Peso Total

7,660 kg

Precio

12.100 €

Distribuidor

MyrcoSport S.L., 934119458

Página Web

Colnago

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...