Prueba: Giant Defy Advanced SL 0

El comienzo de una era.
Sergio Palomar / Fotografía: www.cesarlloreda.com -
Prueba: Giant Defy Advanced SL 0
Pruebas de bicicletas

Hace apenas unos meses el mundo ciclista se revolucionaba con el anuncio por parte de la UCI de un calendario de autorización de uso de los frenos de disco en competición para las últimas carreras de la presente temporada. Antes de eso algunas marcas ya venían desgranando algunos modelos con esta tecnología y en el caso concreto de Giant la apuesta ha sido total, renunciando a los puentes convencionales en su gama gran fondo Defy que hoy llega hasta nosotros.

Giant apuesta fuerte por los frenos de disco, única opción disponible en la nueva Defy. Una bici gran fondo que se adelanta a un futuro cada vez más cercano.

Sin embargo, no deja de ser una curiosidad que no debe de empañar la gran bici que se han sacado los ingenieros de la firma taiwanesa de la manga, una ruptura total con el modelo anterior que más parecía una relectura de la TCR con una geometría y un laminado del carbono priorizando la absorción. Ahora Giant cuenta realmente con una gran fondo específica que sorprende por las minimalistas secciones empleadas y la tija D-Fuse que ya estrenasen el año pasado las máquinas de ciclocross de Giant. Todos estos elementos en conjunto consiguen no sólo el objetivo de absorción exigible a una máquina de este tipo sino que sitúa la línea del peso, parámetro que habitualmente queda en segundo plano, en cifras realmente competitivas. La nueva Defy, pese a sus cotas puras de gran fondo, por comportamiento la encuadraríamos entre las más deportivas del segmento. Siendo cómoda y noble de conducir se muestra viva cuando le exiges y no desentona cuando en la grupeta se desatan las hostilidades respondiendo a los ataques tan bien como muchas máquinas más específicas. Sin embargo donde realmente ha de marcar la diferencia es en las bajadas. Simplemente hace fácil lo difícil. Enlazamos una curva tras otra de forma natural y relajada. No creáis que sólo en zonas abiertas, en la dirección a pesar del ángulo relajado se ha ajustado el avance para estar en ese punto justo donde permite cambiar la bici fácilmente de inclinación. Si a ello le añadimos el plus de confianza que añaden los frenos de disco, no es extraño que miremos atrás al final  de una bajada para descubrir que estamos solos. Nos ha ocurrido.

Avanzada

Giant, es de las pocas firmas que pueden presumir de realizar completamente el proceso de elaboración de sus cuadros desde la bobina de  hilo de carbono a la bici que vemos en la carretera. Esta Defy es la última joya salida de sus factorías. Elaborada con carbono Advanced SL en el que se utilizan fibras T800 reforzadas con nanotubos de carbono. Esta calidad de material, el uso de fibras continuas que minimizan la cantidad de paneles necesarios o la construcción de la unión del tubo superior con la tija integrada en la que los hilos se entrelazan para formar una sola estructura ha permitido crear una bici gran fondo en la que no se sacrifica el factor peso siendo, con sus 890 g, el cuadro más ligero que fabrica Giant. A pesar de la ligereza, se garantiza la rigidez gracias al empleo de una pipa de dirección con rodamiento superior de 1 ¼’’ y 1 ½’’ abajo y de una robusta caja de pedalier BB86 denominada PowerCore que se refuerza con el empleo de vainas asimétricas.

Sobre un colchón

La absorción como sabéis es argumento indispensable en toda bici gran fondo que se precie. La última creación de Giant no iba a ser menos, sobre todo teniendo en cuenta que es una bici destinada a ser usada por el equipo WorldTour en las clásicas cuanto se puedan usar frenos de disco en competición. En la Defy se evoluciona la tija integrada D-Fuse que ya conocimos cuando probamos su máquina de ciclocross. Con su sección en forma de D, que sustituye al perfilado de la anterior versión, y el laminado específico permiten una flexión considerable que se deja notar en firmes en mal estado y por supuesto, sobre adoquines. A su vez el contar con una sección tan contenida colabora en mantener a raya el peso. Se refuerza esta capacidad con unos tirantes ultra finos y una ligera curvatura en las patas de la horquilla que junto a las cubiertas de 25 mm nos aíslan sin medias tintas de las irregularidades de la carretera con un comportamiento intachable.

Echa el ancla

A cada bici con frenos de disco que pasa por la redacción vamos convenciéndonos más de que no a mucho tardar todas las bicis lo usarán, sobre todo, después de un invierno tan lluvioso lidiando en muchas ocasiones con frenada sobre carbono. La apuesta de Giant por este sistema es fuerte y en las Defy sólo existe versión para discos, lo que ha obligado a los corredores a utilizar las bicis del año anterior en las clásicas. Suerte que parece que ya la UCI ha abierto la mano y a finales de año comenzaremos a ver discos en las carreras. Sobre los frenos Shimano, como ya hemos comentado en otras ocasiones, ninguna pega. Tacto constante, sin fatiga por calentamiento, potencia sobrada y mucha modulabilidad desde que prácticamente ponemos el dedo en la maneta. El cuadro soporta bien los envites y no percibimos ninguna flexión extraña ni vibración al clavar con fuerza. Sin duda el extra de seguridad que suponen merece sin duda los gramos que añaden a la bici.

Elegancia sobre ruedas

Habitualmente nos hemos confesado fans de Zipp y sus fantásticas ruedas, aunque en estas 202 específicas para disco que monta la Defy hemos de darles un pequeño tirón de orejas. Durante la conducción se muestran suficientemente rígidas y nos permiten apoyar en curvas con confianza a la par que por su perfil contenido y llanta ensanchada Firecrest se muestran muy cómodas dando mayor balón efectivo a las cubiertas de 25 mm que se montan. Sin embargo a la hora de retener la frenada que aportan los discos no nos dieron esa misma sensación de inmediatez y percibíamos una cierta flexión. No sabemos si tendrán alguna diferencia las ruedas de montaje OEM, pero durante la prueba nos vimos obligados a retocar el centrado de las mismas tras apenas un salidas en las que las escuchábamos crujir, prueba de que los radios no estaban equilibrados y asentados, algo inadmisible en unas ruedas de este nivel.

Hacer que todo sea sencillo y fluya de forma natural es posible a lomos de una Defy.

Geometría

Si tuviéramos que explicar cómo son las medidas de una bici gran fondo en la Defy tendríamos el ejemplo perfecto. Angulo de dirección relajado, larga de vainas y entre ejes para ganar en estabilidad a lo que se suma un puesto de conducción corto y alto para colocar al ciclista en una posición cómoda. Pura esencia de este concepto de bici. Como era de esperar la Defy es muy fácil de llevar y nos aporta seguridad en cada momento con el aliciente de que la dirección no es súper alta ni demasiado tranquila lo que permite, con una potencia de mayor longitud que los 100 mm con que cuenta la de serie, darle un punto deportivo que agradecerán los más inquietos.

Talla M/L

Tubo superior (1)

560mm

Ángulo de sillín (2)

73º

Ángulo de dirección (3)

72,5º

Tubo de sillín (4)

780mm

Vainas (5)

420mm

Entre ejes (6)

1007mm

El juicio

Cuando un lector nos llega y nos pregunta que bici nos compraríamos muchas veces dudamos. Con las deportivas y aero es un gustazo correr y darte cera. Sin embargo, luego pasa por nuestras manos una gran fondo con el punto de nervio de esta Defy y nos hace volver a replantearnos las cosas ya que podemos llevar la misma posición de carreras a la que estamos habituados y sin embargo nuestro cuerpo sufre menos. Cuando las kilometradas y los ritmos son importantes o enlazamos varios días de guerra la diferencia es importante. Otro aspecto es el de los discos, que aun sin haber llegado a la competición, está provocando sarpullidos a algunos puristas con argumentos tan contundentes como que “son feos”. Cada uno que elija lo que quiera, pero coronar un puerto a 180 pulsaciones y lanzarse a perseguir apurando cada curva con la certeza de mantener pleno control de la situación o estar en un día lluvioso metido en un pelotón y salvar la montonera por poder frenar son aspectos que nos hacen estar convencidos de que los discos son una ventaja y no un mero argumento de marketing como muchos afirman.

Puntuación

9,1

Estabilidad

9,5

Frenado

9,5

Comodidad

9

Cicloturismo

9

Competición

8,5

Balance Final

Los amantes de las largas distancias que no quieran renunciar a una máquina con la que dar guerra están de enhorabuena gracias al compendio de virtudes que incluye esta Defy.

Giant Defy Advanced SL 0

Cuadro

Cuadro

Advanced SL-Grade Composite

Horquilla

Advanced SL-Grade Composite

Tallas

S, M, M/L, L

Transmisión

Bielas

Shimano Dura-Ace 50/34

Desviador

Shimano Dura-Ace Di2

Cambio

Shimano Dura-Ace Di2

Mandos

Shimano R785

Cadena

KMC X11SL

Ruedas

Ruedas

Zipp 202 Disc

Casete

Shimano Dura-Ace 11-28

Cubiertas

Giant P-SLR01 700x25

Frenos

Shimano R785

Componentes

Manillar

Giant Contact SLR

Potencia

Giant Contact SLR

Tija

Giant D-Fuse integrada

Sillín

fi’zi:k Aliante

Cifras

Peso Total

7,305 kg (sin pedales)

Precio

8.999 €

Distribuidor

Giant Europe, B.V., info@giant.es

Página web

Giant

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...