Prueba: MMR Adrenaline SLD

Los discos están ganando protagonismo en el segmento de las bicis diseñadas, como esta deportiva MMR, para lograr el máximo rendimiento.
Joaquín Calderón - Fotografía: wwww.cesarlloreda.com -
Prueba: MMR Adrenaline SLD
Pruebas de bicis

La polémica generada tras la caída de Fran Ventoso en la París-Roubaix, donde dos equipos World Tour -Lampre y Direct Energie- utilizaron frenos de disco después del pleno de los Lampre- Merida en Flandes, ha ralentizado la introducción de este sistema en las carreras profesionales, un proceso que, sin embargo, parece imparable. Sin valorar la necesidad de utilizarlos o no en competición, aunque es cierto que muchos ciclistas se han opuesto tajantemente, algunos probablemente sin haberlos probado, es innegable que la industria tiene intereses en popularizar un sistema que obliga a los que se decidan a adoptarlo a cambiar de cuadro, horquilla y ruedas. Es decir, casi implica comprar una bicicleta nueva. Las marcas comenzaron ofreciéndolo en sus opciones de gran fondo y en esta temporada 2016 muchas se han sumado a Specialized, la primera en lanzar una bici deportiva con discos -en su gama 2015-, y los rumores sobre las novedades de 2017 demuestran que nadie quiere prescindir en su catálogo de un modelo de rendimiento puro con discos.

DESCUBRE EN PROFUNDIDAD TODOS LOS DETALLES DE LA MMR ADRENALINE SLD EN NUESTRA GALERÍA DE FOTOS

“La notable reducción de peso respecto a la versión anterior es uno de sus mejores argumentos”

La marca española MMR ya ha hecho los deberes y este año ha introducido una versión con discos de la nueva Adrenaline SL, una bici deportiva con la que desmonta dos de los principales argumentos de los detractores de los discos en competición: el aumento de peso y el mayor precio. Poco más de 7,35 kg, según nuestras mediciones, en un modelo donde aún se podría rebajar peso sin mucho esfuerzo sustituyendo algunos de sus componentes de aluminio, y sí, es cierto que con un sobreprecio de cuatrocientos euros respecto a su hermana con frenos de doble pivote, pero es una diferencia que se justifica por equipar las ruedas Fulcrum Racing Quattro Carbon de disco -magníficas por su peso contenido, comportamiento noble con viento cruzado, anchura exterior de 24 mm que potencia la comodidad de los neumáticos de 25 mm…- en vez de las Racing Zero de la otra versión.

UN LUJO. Las ruedas Fulcrum Racing Quattro, con un perfil polivalente de 40 mm, son una garantía de solidez y su rodar es finísimo, pese a que no cuentan con los rodamientos USB de otros modelos de la firma italiana.

RESISTENCIA A LOS CAMBIOS

Insistimos en ello cada vez que probamos una bicicleta con discos: es fundamental que antes de formaros una opinión probéis este sistema, con el que estamos convencidos que existen usuarios que mejorarán su experiencia y disfrutarán más durante sus salidas. Quizá no sean necesarios para gente que sólo hace rutas llanas, para aquellos que tienen mucha experiencia, etc., pero disponer de ellos puede suponer una ventaja en determinadas ocasiones. Lo hemos descubierto en nuestra prueba de casi 1.200 km con esta Adrenaline. No hemos podido probarla en carreras, ya que de momento está prohibido participar con discos, pero la hemos exigido, como es habitual, en rutas largas con puertos, nuestras salidas habituales -donde es cierto que la mejora no es sustancial, salvo imprevistos-… y, sobre todo, en la Quebrantahuesos, en una edición en la que la lluvia en Somport fue una incómoda invitada. Afrontamos el descenso entre el primer centenar de participantes y, pese a las malas condiciones meteorológicas, sólo invertimos 20 segundos más en el primer tramo, la zona más técnica de casi 8 km hasta la salida del túnel, que en la edición de 2015.

DIMENSIONES CONTENIDAS. MMR elige discos de 140 mm en ambas ruedas, una medida que permite ahorrar peso sin comprometer la frenada, aunque preferimos 160 mm en el eje delantero para asegurar en los descensos prolongados.

Evidentemente, el conocimiento de la carretera y bajar en un pelotón experimentado minimizó las diferencias, pero accionar la maneta casi sin esfuerzo y percibir que la velocidad disminuye casi de inmediato es una sensación de la que no podían disfrutar los que nos rodeaban, la mayoría con ruedas de carbono. De igual manera, en los rapidísimos descensos de Marie Blanque, Portalet y Hoz de Jaca, en los que encontramos zonas húmedas y otras completamente secas, pudimos sacar partido a la gran ventaja de los discos: la posibilidad de frenar más tarde e incluso corregir dentro de las curvas gracias a su modulación. Puede resultar exagerado, porque la mayoría de participantes completó la prueba con frenos convencionales, pero es probable que algunos de los ciclistas que se dieron la vuelta por temor a las malas condiciones hubiesen tenido menos dudas si su bicicleta equipase discos.

MÁQUINA DE CORRER

Además de sus buenas cualidades con lluvia y cuesta abajo, donde se muestra muy manejable por su corta pipa de dirección, sin llegar a ser nerviosa, esta Adrenaline SLD nos ha convencido en sus dotes más deportivas. Ligera -casi un kilo menos que la Adrenaline evo-d con Ultegra Di2 que pasó por estas páginas hace casi dos años-, acelera con decisión cuando esprintamos cuesta arriba sin dar muestras de debilidad en el pedalier ni en el triángulo trasero, ligeramente más grande que el de la Adrenaline SL. MMR asegura que ha conseguido un cuadro un 25 % más rígido lateralmente que el anterior gracias a tubos más anchos, un dato que quizá suene excesivo, pero es cierto que la solidez al pedalear con fuerza es notable, similar a la de los modelos más competitivos.

Las cubiertas Schwalbe One de 25 mm mantienen las buenas prestaciones en cuanto a calidad de rodadura que en la medida de 23, aunque nos han parecido más resistentes que estas y, sobre todo, más cómodas junto a las fiables Fulcrum, unas ruedas que, por su buena factura y precio relativamente ajustado, son una de las opciones de carbono más recomendables para discos. Las pinzas Flat Mount se caracterizan por su sencillo montaje y discreción y son ya un estándar, al igual que los ejes pasantes de 12 mm que equipa la Adrenaline y que son el único pero que podemos ponerle. El inserto rectangular de las punteras donde se atornillan no es fijo, por lo que debemos tener cuidado cuando transportemos la bici para no perderlos.

LIMPIEZA SIN RUIDOS. A pesar de que los latiguillos hidráulicos son más rígidos que las fundas convencionales, la firma asturiana ha conseguido un silencioso y estético sistema de guiado interno del cableado.

La empresa asturiana confía en la gama WCS de aluminio de Ritchey para el manillar, potencia y tija, un componente en el que no hemos notado reducción de la comodidad por las cubiertas que equipa de serie. Merece la pena reseñar un detalle del impecable Dura-Ace mecánico de esta Adrenaline, ya que MMR incluye de serie el casete del segmento tope de gama. Funciona a la perfección con un casete y una cadena Ultegra, de hecho muchas marcas recurren a ellos para abaratar costes, pero la rapidez y la precisión del engranaje, la ausencia de ruidos y la ligereza son un lujo en el que MMR no ha escatimado para conseguir una bicicleta de muy alto nivel con un precio razonable.

GEOMETRÍA

Basándose en las cotas del modelo Adrenaline SL con frenos tradicionales, la versión con discos añade tres milímetros en las vainas para albergar en la izquierda la pinza de disco Flat Mount. Este ligero aumento de la longitud total es complicado de percibir en marcha -la bici se siente realmente ágil cuesta arriba-, aunque contribuye a mejorar la conducción en descensos de un modelo que invita a una posición deportiva.

MMR ADRENALINE SLD

Cuadro

Cuadro Carbono módulo ultra alto unidireccional.

Horquilla Carbono módulo ultra alto unidireccional.

Tallas XS a XXL

Colores Negro y rojo

Transmisión

Bielas Shimano Dura-Ace 52/36

Desviador Shimano Dura-Ace

Cambio Shimano Dura-Ace

Manetas Shimano RS685

Cadena Shimano Dura-Ace

Ruedas

Ruedas Fulcrum Racing Quattro Carbon Disc

Casete Shimano Dura-Ace 11-28

Cubiertas Schwalbe One 700X25c

Frenos Shimano RS685. Discos de 140 mm

Componentes

Manillar Ritchey WCS Curve

Potencia Ritchey WCS C-220

Tija Ritchey WCS Link 27,2x400

Sillín Selle Italia SLR

Cifras

Peso Total 7,390 kg (sin pedales)

Precio 4.699 €

Distribuidor SLS Bikes, 984 11 09 70

Página web de MMR 

Galería relacionada

Prueba: MMR Adrenaline SLD

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...