Prueba: Olympia Leader

Hay que tener el corazón de piedra para no enamorarse del impresionante bastidor o los componentes de primera fila con los que cuenta la protagonista de este contacto. ¿Estás preparado para que te atraviese la saeta de cupido?
José V. Gisbert / Fotos: www.cesarlloreda.com -
Prueba: Olympia Leader
Prueba: Olympia Leader

Por estas latitudes sorprende que aún no sea popular una marca con la veteranía de Olympia Cicli, el segundo fabricante de bicicletas más antiguo, fundada hace nada menos que 120 años en Lombardía (Italia) por Carlo Borghi. Méritos no le faltan, no hay más que echar un vistazo a su catálogo y detenerse en su útima creación, la Leader Disk, que consigue fusionar un diseño enfocado a cortar eficazmente el viento con la última tendencia en frenada: los discos hidráulicos. Ganadora del Innovation Design Award en el pasado Expobici de Padua, Olympia ha partido de cero en su diseño en lugar de adaptar los anclajes de las pinzas de freno a un cuadro ya existente, cualidad que podemos comprobar echando un vistazo a su horquilla y vainas traseras asimétricas, reforzadas para soportar la torsión generada por los frenos.

 

Salta a la vista su objetivo, reducir la resistencia al viento para ahorrarnos energía al pedalear. No os vamos a aburrir con términos como "yaw angle", "Kammtail Virtual Foil -KVF-" o "Computational Fluid Dynamics -CFD-", que suelen acompañar las marcas al enumerar las virtudes de sus diseños aero, de los que podemos creer en su mayor o menor eficacia, pero que están ahí para quien desee sacarles partido. Lo que sí es evidente es la escasa superficie frontal del cuadro y la horquilla, concretamente en zonas como el tubo de dirección y su unión con la horquilla o el tubo vertical con los tirantes traseros, siguiendo el arco descrita por la rueda; además del manillar y potencia integrados, la tija de sillín con su cierre oculto y las ruedas con llantas de perfil toroidal, todo orientado a la difícil tarea de reducir el coeficiente aerodinámico. Aunque los cables y fundas de cambio, como mandan las tendencias estéticas actuales, van guiados por el interior del cuadro, nos ha sorprendido que también los latiguillos de freno entren y salgan de la horquilla y la vaina izquierdas, siguiendo la línea de un diseño fluido.

Atrezo de lujo

Acompañando a un llamativo cuadro y horquilla entra en escena el grupo tope de gama de SRAM, el Red 22 con frenos de disco hidráulicos. Nada que objetar al nítido y preciso funcionamiento de los cambios, que permiten mediante la tecnología Yaw del desviador 22 combinaciones que nos permitirán afrontar los puertos más largos e inclinados con su trepador 34-28 y descender dando pedales gracias al 50-11. En cuanto a los frenos, uno de los protagonistas de la Leader, éstos cumplieron sobradamente con la tarea de reducir la velocidad antes de trazar las curvas con una leve presión de la palanca y control total de la potencia, incluso en asfalto mojado. Con los discos se elimina uno de los puntos débiles en cuadros y horquillas aerodinámicos que utilizan levas de freno tipo cantilever. ¿Compensa el aumento de peso respecto a unos convencionales? Todo depende de para qué y dónde los utilicemos. Si solemos frecuentar carreteras reviradas de montaña o no nos quedamos en casa cuando llueve... entonces no hay duda, les sacaremos buen provecho.

Otro apartado donde Olympia no ha escatimado lo más mínimo son las ruedas, unas Vision Metron 40 Disc calzadas con los míticos tubulares Vittoria Corsa CX. Material 100% de competición que podemos ver en  bicicletas de equipos profesionales. Al montar los discos y poder soportar las torsiones generadas por los mismos al frenar, se utilizan 24 radios en la rueda delantera y 28 en la trasera -ambas a dos cruces-, que junto a las llantas de 40 mm de perfil y 26 de anchura forman un conjunto sólido y a la vez absorbente. Su perfil toroidal -redondeado en vez de en "V"- además de su anchura en la línea de las ruedas aerodinámicas más eficaces marcarán, como veremos más adelante, el carácter de la Leader. Para rematar el montaje, la vista se detiene en el imponente conjunto de manillar y potencia integrados, que forman un bloque rígido, ligero y más aerodinámico que un manillar y potencia convencionales. También contribuye al look y eficacia aerodinámica del conjunto la tija de sillín de carbono con perfil en gota de agua siguiendo la línea del tubo del sillín, donde se esconde el tornillo del cierre. Como punto negativo echamos en falta más posiciones en el dentado de regulación del ángulo del sillín para dejarlo paralelo al suelo.

En movimiento

Una vez en marcha apreciamos una calidad de rodadura excelente, los culpables son los tubulares que montan las Metron 40, que nos permitirán deslizarnos con finura y comodidad gracias a su carcasa Corespun de 320 TPI. Todo un lujo, aunque nos obligará a llevar un tubular -o dos- de repuesto, por lo que no será la opción más recomendable para utilizar todos los días. Mejor reservarlas para las citas importantes. Por parte del cuadro, horquilla y otros elementos aerodinámicos estáticos de la Leader, por más que nos empeñemos en intentar notar la diferencia respecto a otros no-aero, no somos capaces de percibir la mejora. Sabemos que está ahí y que es real, pero sin la ayuda de herramientas como el túnel de viento hacer números es tarea complicada.

Una vez en marcha, en todo momento apreciamos una calidad de rodadura excelente

Otro tema son las ruedas, donde sí que es evidente su ayuda a alta velocidad o la posición que adoptemos en la bicicleta, ahí sí que hay diferencia, y mucha. Esperábamos mayor rigidez lateral en el cuadro a la hora de transmitir toda nuestra energía al pedalear. A pesar de utilizar fibra de carbono de alto módulo y eje de pedalier BB386EVO, no evitan que salga a relucir uno de los hándicaps en cuadros orientados a la aerodinámica, pero sólo echaremos en falta más rigidez al movernos en la zona roja de nuestro medidor de potencia, en sprints o demarrajes potentes. ¿Y la comodidad? Aquí también es protagonista el diseño aero, sobre todo la horquilla, que por su anchura y masiva unión al tubo de dirección no deja mucho trabajo a las fibras para que absorban las irregularidades del terreno, pero no consigue empañar una bicicleta de estética espectacular, con la que será imposible dejar indiferente a todo aquel que la vea pasar. ¿Tú también te has enamorado?

Valoración

8,9

Cuadro

8

Horquilla

8,5

Grupo

9,5

Componentes

9

Ruedas

9,5

Precio

7.320 €

Geometría

Una bicicleta de corte aerodinámico ya no tiene porqué ser lenta de reacciones y orientada sólo a terrenos poco montañosos. Para lograr un comportamiento polivalente Olympia combina un ángulo de dirección relajado con una distancia entre ejes y de vainas más cortas de lo habitual en bicis aero. El tubo superior tiene la longitud para una talla M y aunque el tubo del sillín está bastante vertical, mantendremos la misma distancia al eje de pedalier retrasando el sillín unos milímetros. Todo encaja.

Talla M

Tubo superior (1)

543 mm

Ángulo de sillín (2)

74 º

Ángulo de dirección (3)

72,5 º

Tubo de sillín (4)

485 mm

Vainas (5)

405 mm

Entre ejes (6)

 984 mm

Olympia Leader

Cuadro: monocasco de carbono T800s, T700 y M30

Horquilla: Leader

Tallas: S, M, L, XL

Colores: único, carbono

Bielas: SRAM Red 22 BB386EVO, 50/34

Desviador: SRAM Red 22

Cambio: SRAM Red 22

Mandos: SRAM Red 22 Hydro Shifter

Cadena: SRAM PC Red 22

Ruedas: Vision Metron 40 Disc

Casete: SRAM X-Glide 1190, 11-28

Tubulares: Vittoria Corsa CX, 23 mm

Frenos: SRAM Red22 Hydraulic Disc

Manillar: Olympia Ergo Carbon, integrado

Potencia: Olympia Ergo Carbon, integrado

Tija: Leader

Sillín: Selle Italia SLR Flow Vanox

Peso total: 7,335 kg (sin pedales)

Precio: 7.320 €

Distribuidor: Passion Cycles S.L., info@olympia-cycles.com

Página Web de Olympia

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...