Prueba: Canyon Ultimate CF SL

Prácticamente idéntica a la máquina de los Movistar y no sólo en colores, es el segundo escalón de la gama de los alemanes. Una bici con todo para ser una best seller.
Sergio Palomar -
Prueba: Canyon Ultimate CF SL
Prueba: Canyon Ultimate CF SL

En muchas ocasiones miras las gamas de las marcas y te das cuenta de lo abandonada que está la gama media, con un gran salto de calidad tanto en cuadros como montajes para mantener unos precios atractivos, siendo en muchos casos más llamativa la gama de entrada que los supuestos modelos intermedios. Está claro que el mercado ciclista es bastante sibarita y no es nada raro que tras iniciarse en la carretera con un modelo más o menos básico la gente se ‘caliente’ y empiece a desear una súper bici como la de los pros. Es por ello que encontrarnos con una propuesta como la Ultimate CF SL nos parece súper interesante para aquellos que no quieren renunciar a las mejores prestaciones pero tampoco quiere tirar la casa por la ventana en una máquina a la que por mucho que exprima, jamás va a sacar todo su rendimiento.

Unos gramos más

Si observamos detenidamente el bastidor de la Ultimate, vemos que exteriormente es idéntico al de su hermana mayor. Efectivamente, comparte moldes con el modelo SLX que utilizan los corredores de Katusha y, por supuesto, Movistar, con lo que características como el tubo de sillín Maximus diseñada para aportar un extra de rigidez a la caja de pedalier BB86, las vainas asimétricas y tirantes que mantienen la continuidad con el tubo superior para dar aplomo al triángulo trasero pese a las largas vainas, o la enorme pipa de dirección OneOneFour con rodamiento inferior de 1 ½’’ y superior de 1 ¼’’ que asegura una dirección rocosa y precisa, están presentes. Las diferencias las tenemos que buscar únicamente en el menor nivel de las fibras usadas lo que implica tener que aportar mayor material para conseguir las mismas cifras de rigidez que el cuadro superior. Hablando en claro, que las diferencias entre ambos cuadros son que el SLX pesa alrededor de 790 g mientras que el SL ronda los 940 g según datos de la propia marca, o sea 150 g de nada. Delante, la horquilla es idéntica en ambos modelos y en ella también se ha hecho un gran trabajo dotándola de un aplomo lateral que nos permite entrar sin miedo en las curvas con la confianza de que la bici va a ir justo por donde queremos a la par que muestra una absorción sobresaliente.

Calidad de rodadura

Al igual que nos ocurrió cuando probamos sus hermanas Ultimate CF SLX y Aeroad hay que destacar el fantástico trabajo de Canyon a la hora de conseguir el siempre difícil equilibrio entre solidez del cuadro a la hora de lidiar con las fuerzas de la pedalada y una comodidad al nivel de muchas bicis gran fondo en lo que ellos denominan VCLS –Vertical Compliance, Lateral Stiffness-. Al igual que nos pasó la primera vez que nos subimos a la Aeroad, hará ya más de dos años, la sensación tras las primeras pedaladas como de llevar la rueda trasera floja dice mucho sobre la capacidad de amortiguación. Prueba de ello es que los equipos de competición no cuentan con una bici específica para las pruebas del adoquín, simplemente porque no la necesitan. De hecho, el modelo gran fondo recientemente presentado por la marca, la Endurance, es básicamente esta misma bici, pero con unas cotas de reach y stack más cómodas para adaptarla a cicloturistas no tan habituados a la agresiva posición que exige un cuadro de competición. La principal responsable de esto es la tija VCLS en la que se incluyen fibras de basalto para lograr mayor flexión en el plano de marcha. Aparte, si aún queremos más confort podemos elegir en opción la tija VCLS 2.0 con su característico diseño en dos mitades que aún lleva más lejos tanto la absorción como la rigidez lateral.

De gama alta

A pesar de estar hablando de un modelo teóricamente encuadrado en la gama media, si nos atenemos al montaje que trae de serie, sinceramente dudamos que pocos ciclistas lleguen a necesitar más. Comenzando con el grupo, que tratándose de una bici réplica de la usada por Movistar, no podía ser otro que Campagnolo. En esta ocasión el segundo escalón de la gama, el Chorus con el que los amantes de la marca italiana podrán degustar un funcionamiento prácticamente idéntico al del Super Record con sus cambios abrumadoramente nítidos y la estudiada ergonomía de sus minimalista manetas. Seguimos con un puesto de mando que como resulta habitual en los alemanes, queda en manos de Ritchey eligiéndose el segundo escalón de calidad, WCS, con unas robustas potencia y manillar en aluminio que sin embargo mantienen a raya la báscula. Sin embargo, donde realmente se ve el alto nivel es cuando nos encontramos las fantásticas ruedas Campagnolo Eurus. Al igual que el grupo, son el segundo escalón de Campagnolo en lo que a ruedas de aluminio y perfil medio se refiere, diferenciándose de las Shamal apenas en el peso de las misma ya que comparten con estas detalles como el característico radiado G3 de la trasera o un peso por debajo de la cifra psicológica del 1,5 kg que en combinación con la fantástica rigidez lateral que muestran las convierten en ideales para todo uso, desde el día a día a esas jornadas que marcamos a conciencia en el calendario.

Delicatesen

Al salir a rodar con ella vuelven a nuestra mente las mismas sensaciones que pudimos disfrutar hace unos meses cuando pasó por la redacción la versión SLX. Sinceramente, salvo por la diferencia de talla entre esta unidad y la que entonces probamos, no hemos notado variaciones en el comportamiento. La bici sigue siendo tan sólida como era su hermana mayor, sigue siendo suficientemente cómoda para poder pasar un montón de horas pedaleando sin resentirnos, aun en carreteras con el firme irregular, y lo más importante, sigue siendo una bici que nos da plena confianza a la hora de afrontar un descenso y enlazar curvas una tras otra. En la que podemos ir rodando fuerte en la grupeta a más de 40 km/h, llegar a una rotonda y apenas con meter un poco el cuerpo trazarla sin apenas perder velocidad o que cuando comienzan los palos no sientes que te robe esa primera pedalada que en muchas ocasiones supone la diferencia entre coger la rueda del atacante de forma fácil o tener que sufrir para hacerlo. Sinceramente, visto el nivel de este SL, creemos que, salvo que te dediques a competir y tu nivel sea realmente alto, pocos podrán percibir la diferencia con su hermana mayor.

Geometría

Cuando probamos su hermana mayor, la talla L nos pareció muy amplia y alta para tratarse de una bici pura de competición por lo que esta vez decidimos probar con la inferior. Esta vez es demasiado corta y bajita, sobre todo teniendo en cuenta que Canyon la monta con potencia de 100mm. A pesar de todo, las mismas cualidades de estabilidad se mantienen, sobre todo merced a las vainas largas que sirven para apaciguar los verticales ángulos que dan a esta bici la característica facilidad para enlazar curvas que siempre nos ha apasionado de las Canyon.

Talla M

Tubo superior (1)

549mm

Ángulo de sillín (2)

73,5º

Ángulo de dirección (3)

73,2º

Tubo de sillín (4)

537mm

Vainas (5)

410mm

Entre ejes (6)

980mm

 

Valoración

8,9

Cuadro

9

Horquilla

9

Grupo

8,7

Componentes

8,7

Ruedas

9

PRECIO

2.599 €

Canyon Ultimate CF SL

Cuadro

Cuadro

Canyon Ultimate CF SL

Horquilla

Canyon OneOneFour SLX

 Tallas

XS, S, M, L, XL, 2XL, 3XL

Colores

Team replica

Transmisión

Bielas

Campagnolo Chorus 50/34

Desviador

Campagnolo Chorus

Cambio

Campagnolo Chorus

Mandos

Campagnolo Chorus

Cadena

KMC X11SL

Ruedas

Ruedas

Campagnolo Eurus

Casete

Campagnolo Chorus 12-27

Cubiertas

Continental GP4000s

Frenos

Campagnolo Chorus

Componentes

Manillar

Ritchey WCS Evo Curve

Potencia

Ritchey WCS 4-Axis

Tija

Canyon VCLS

Sillín

fi’zi:k Antares

Cifras

Peso Total

6,790 kg

Precio

2.599 €

Distribuidor

Canyon Spain, spain@canyon.com

WEB

CANYON

 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...