Gran Prueba: Cipollini Bond

Su nombre es Bond, Cipollini Bond.
Sergio Palomar / Fotografía: www.cesarlloreda.com -
Gran Prueba: Cipollini Bond
Gran Prueba: Cipollini Bond

Pocos son los ciclistas suficientemente mediáticos y con el carisma necesario para poner su nombre en el tubo de una bici con unas mínimas posibilidades de éxito. Es la dura ley de mercado ciclista en donde o tienes una larga tradición en la elaboración de bicicletas o presentas algo completamente revolucionario y válido que atraiga las miradas. Sin embargo en Cipollini han optado por una tercera opción. En un mundo cada vez más globalizado donde la gran mayoría de las marcas apenas se limitan a dar un diseño y directrices de fabricación a las fábricas asiáticas con las que trabajan, los italianos de Cipollini han decidido coger el toro por los cuernos y no seguir la corriente. De esta forma entran en ese selecto grupo de firmas que elaboran sus propios cuadros en todas las fases del proceso. Desde el diseño al montaje final. ¿Y cuál es el resultado? Tras todo el espectáculo que acompaña a la BOND, con los espectaculares videos de su presentación donde el propio Mario ejerce de agente secreto, nos encontramos una bicicleta de fuerte personalidad en base a una estética cuanto menos llamativa, de esas que te encanta o las odias según hemos podido constatar durante las salidas de prueba. Si seguimos ahondando nos encontramos con una italiana de pura cepa. De esas bicis en las que duele ir despacio ya que por su posición, por rigidez, por geometría y en general por concepto hay que ir dándose cera. Postura agresiva, dotes aerodinámicas y sobre todo una gran rigidez entre pedalier y tren trasero hacen que cobre vida cuando la velocidad aumenta. Si nuestro plan es ir de ruta con los amigos, mejor elegimos otra bici ya que no solo resulta insulsa en ese uso, sino que por la posición tan agresiva a la que obliga además del tacto directo del cuadro, podemos acabar un poco hartos de bici. Por el contrario si tenemos las ideas claras en este aspecto, la bici nos va a dar lo que le pedimos y mucho más.

Buenos ingredientes

A la hora de elaborar esta BOND, siempre con la idea de conseguir una bici que pasara a ser el estandarte de la marca, en Cipollini lo tuvieron claro. Había que tomar como punto de partida la mejor materia prima. En este caso se ha optado por las fibras T700 que aportan un alto grado de rigidez y UTS para lograr la máxima resistencia y soportar grandes cargas. En la parte delantera la construcción es monocasco tradicional, mientras que en la trasera, buscando un buen equilibrio entre absorción y una excelente transferencia de fuerza, se realiza un diseño específico donde llama la atención cómo las vainas forman un todo que abraza sólidamente la caja de pedalier en vez de simplemente unirse a ella como es lo habitual. Su gruesa sección también colabora en que no se pierda ni un ápice de energía, dejando la tarea de absorción en manos de los tirantes. Por último destacar los toques aerodinámicos que quedan patentes en el paso de la rueda trasera o la tija perfilada.

Sin pérdidas

Lo habíamos visto en Merida, BH y Wilier. Ahora es Cipollini la marca que se suma al estándar de pedalier propuesto por FSA para aunar en un mismo sistema las ventajas ofrecidas por el BB86 PressFit de Shimano y el BB30 originario de Cannodale. La idea es simple. ¿Cuál es el fuerte del sistema japonés? Un eje montado en una caja de pedalier de 86 mm de ancho que permite que los tubos que confluyen en ella dispongan de mucho más espacio para anclarse aumentando la rigidez. Del sistema americano se coge el diámetro de eje de 30 mm con el mismo fin de lograr el maximizar la rigidez. El resultado en todas las bicis que hemos probado es muy satisfactorio aunque en la BOND no se aproveche al 100 % al utilizar bielas Shimano con eje de 24 mm, aunque sirve para mostrarnos otra ventaja de este sistema que está pensado para acoger casi cualquier tipo de biela. Aun así, el nivel de rigidez es más que suficiente, lo que queda patente al ponernos de pie y apretar con desarrollo duro.

Fatto in Italia

 

En la industria de la bicicleta, hoy en día a nadie extraña que la producción propiamente dicha se derive en mayor o menor medida hacia las factorías asiáticas que han desarrollado una increíble capacidad de producción de elementos de fibra de carbono, abaratando los costes. El problema de esta forma de trabajar es la perdida en parte del control sobre el proceso productivo que supone para la marca. En Cipollini no solo piensan en que para producir una bici con personalidad propia hay que controlar todo el proceso sino que además piensan que un autentico Made in Italy es un valor añadido a la bici. El equipo de diseño se encuentra en Verona, los ingenieros en Milan. Los moldes del cuadro son elaborados en Venecia mientras que la fabricación se realiza en la factoría ubicada en Florencia, siendo el proceso de laminado completamente artesanal para asegurarse de que cada fibra va en el lugar y orientación exactos. Un proceso costoso pero que asegura el resultado deseado y una calidad constante.

Complementos con estilo

Está claro que una bici 100% italiana tiene que llevar también componentes de la tierra. La elección a la hora de buscar un proveedor con solera que vistiera la bici con un nivel acorde al cuadro no fue difícil. 3T aporta manillar, potencia y tija en sus mejores versiones. Completan el conjunto unas ruedas Fulcrum Racing Quattro, ubicadas en la zona media de la gama como opción polivalente para maltratar en el día a día, aunque quizás un punto justas para una bici de este nivel.

Geometría

 

¿Para que cambiar algo probado y que funciona perfectamente? Eso debieron pensar al elegir las cotas de esta BOND los ingenieros de la marca. Las medidas tienen como único objetivo lograr un comportamiento deportivo como claramente delata su corta longitud entre ejes y cortas vainas. El tubo de sillín es algo más vertical de lo habitual, lo que unido a su bajísima pipa está pensado para colocar al ciclista en una posición completamente de ataque. Muy ágil en los cambios de dirección a la hora de enlazar curvas y de fácil respuesta cuando nos agarramos a la curva del manillar, nos ponemos de pie y apretamos con fuerza. A alta velocidad resulta un poco inquieta, aunque nada preocupante.

Talla L

Tubo superior

560

Ángulo de sillín

73,3º

Ángulo de dirección

73º

Tubo de sillín

485mm

Vainas

405mm

Entre ejes

993mm

El juicio

Esta BOND a primera vista la encuadraríamos en la nueva hornada de bicis con dotes aerodinámicas aunque no pretenda serlo específicamente. Lo que se busca es un cuadro donde no se desperdicie un gramo de fuerza, dejando en segundo plano otros parámetros como la comodidad y la ligereza. Precisamente este último aspecto es su punto más débil ya que nos sorprende que una bici de este nivel de gama supere los 7,5 kg, sobre todo cuando el precio no está demasiado ajustado para el equipamiento que trae. Quizás es el precio a pagar por salirse de la norma que prácticamente obliga a recurrir a los fabricantes orientales para trabajar el carbono. Ahí es donde cada uno ha de decidir si optar por una máquina de las que hay miles en el mercado o prefiere ese punto de exclusividad que da una bici tan personal como esta BOND. En cuanto al comportamiento, que no solo de imagen vive una bicicleta, es bueno pero con puntualizaciones y es que está dirigido a un tipo de público muy específico y admite un estrecho margen de uso. No nos imaginamos a cualquier cicloturista pasando 6 horas sobre esta bici. La imagen que se nos viene es más bien la de ir metiendo manillar en cualquier prueba máster.

Puntuación

8'5

Estabilidad

8

Frenado

9

Comodidad

8

Cicloturismo

8

Competición

9,5

Cuadro

Cuadro

Carbono T700 / UTS

Construccion

Triangulo delantero Monocasco

Horquilla

Carbono T700 / UTS

Tallas

XS, S, M, L, XL

Colores

Red, silver carbon, white silver, blue

Transmisión

Bielas

Shimano Ultegra 50-34

Desviador

Shimano Ultegra Di2

Cambio

Shimano Ultegra Di2

Mandos

Shimano Ultegra Di2

Cadena

CN-6701

Ruedas

Ruedas

Fulcrum Racing Quattro

Casette

Shimano Ultegra 12/25

Cubiertas

Continental GP4000s

Frenos

Shimano Ultegra

Componentes

Manillar

3T Ergonova Ltd.

Potencia

3T ARX Ltd.

Tija

Cipollini

Sillín

SLR Kit Carbonio Flow

Cifras

Peso Total

7,680 kg

Precio

5.990 €

Distribuidor

Bastos Medical S.L., 938311075

Página web

MCipollini

 

Galería relacionada

Cipollini Bond

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...