Prueba: Look 795

Con una gama selecta, la firma francesa no deja de sorprendernos a cada nueva creación. En su última criatura, llevan la integración hasta límites insospechados.
Sergio Palomar / Fotografía: www.cesarlloreda.com -
Prueba: Look 795
Prueba: Look 795

Cuando llegó a la oficina ya desde el primer momento vimos que estábamos ante una máquina fuera de lo común. Al aspecto rompedor que ya estrenaran con el modelo 675, se le añaden ahora perfiles aerodinámicos que antes incluso de subirnos a ella la convierten en deseable. Hacia donde primero se dirige la vista evidentemente es a la zona de la dirección, tremendamente robusta para crear la especie de cuna en la que se integra la potencia, regulable para evitar romper el encanto de este diseño añadiendo separadores.

Descubre todos los detalles de la Look 795 con las más de 35 fotografías de nuestro galería

Como de integración va la cosa, mirando un poco más abajo descubrimos el freno delantero de tipo V oculto en la propia estructura de la horquilla. Hacia atrás nace un tubo de perfil aerodinámico donde nos llama la atención el estilo clásico, sin recurrir a la cada vez más habitual cola truncada. Para lograr la mayor efectividad utilizan algunos de los perfiles recomendados por la NACA, la agencia americana de investigaciones aeronáuticas. También se aplica, por supuesto, al tubo del sillín, donde manteniendo la tradición de sus modelos tope de gama, la integración vuelve a cobrar protagonismo. El cabezal de la tija integrada permite tres centímetros de ajuste, más que suficientes en caso de necesidad. Metidos ya en faena, tan sólo tenemos que arrancar para percibir todo el nervio que esconde. Bici de competición pura. Rígida, reactiva y, algo nada habitual en modelos aero, muy ligera. A pesar de ser larga contamos con agilidad por doquier, lo que nos hace disfrutar tanto poniéndonos de pie en un rampón como esprintando a los compañeros de grupeta. Aun así, el llano es su terreno preferido. Cuando nos agachamos, bajamos dientes y pedaleamos con fuerza la sensación de poderío que nos transmite es sencillamente sublime. Nos ha sucedido con otras Look que han pasado por aquí, algo tiene el hacer de los franceses que aporta un tacto característico que al mismo tiempo transmite seguridad y control en todo momento. Algo de alabar tratándose de un modelo, como hemos dicho, con la rigidez y el tacto directo que demanda la competición. Un cúmulo de sensaciones adictivas que han hecho que devolver esta bicicleta haya supuesto un pequeño trauma.

Integración total

Nada fuera de su sitio. Ningún detalle al azar. Todo un alarde de diseño el de esta 795, que además de entrar por los ojos resulta funcional. La tija integrada E-Post2 cuenta con tres centímetros de margen de ajuste, mientras delante la potencia regulable Aerostem forma una unidad con el tubo horizontal, el freno delantero que desaparece entre cada pata de la horquilla, las bielas Zed2 de una pieza. Cada elemento está pensado para formar un todo con esta bici. Incluso, allá donde no vemos a primera vista. Junto a la cada vez más habitual batería interna del Shimano Ultegra Di2 que se ubica en la tija, justo detrás de la potencia una pequeña tapa negra llama nuestra atención. Al tirar de ella extraemos la centralita del grupo electrónico, cuyos cables llegan desde la maneta a través de unas sutiles entradas ubicadas en la parte superior de la pipa de la dirección. La potencia también cuenta con otro de estos pequeños detalles con una tapa magnética que esconde de la vista y del viento los tornillos que fijan el manillar.

Contra el viento

La aerodinámica es el leitmotiv de la última creación de Look. Una característica que se aplica sin medias tintas, empleando perfiles completos en vez de los cada vez más habituales truncados. Para lograr las características requeridas, los ingenieros han optado por ir sobre seguro y elegir la sección consultando las recomendaciones NACA. El resultado lo apreciamos al salir a la carretera en un día ventoso. La bici sigue sintiéndose rápida, pero además mantiene la estabilidad, incluso en condiciones de viento racheado. Otro de los peros de los perfiles es el del equilibrio entre rigidez lateral y absorción vertical. En el caso de la primera, hay que poner un notable a la firma francesa. La 795 aguanta nuestros envites sin problema alguno. En la absorción menos se puede hacer, más por el concepto súper deportivo. Dura en carreteras irregulares, sin embargo cuentas con un buen filtrado de vibraciones de alta frecuencia gracias al uso de carbono trenzado 1,5K en vez del habitual UD.

A medida

Mención especial a la potencia integrada Aerostem. Aunque ya era utilizada por el modelo 695 con el que competían la pasada temporada los corredores de Cofidis, en este 795 alcanza pleno protagonismo al diseñarse el cuadro en torno a ella. Sin embargo, aparte de su perfecta integración lo destacable es el amplio rango de regulación entre -13º y 17º, con el que encontrar la posición perfecta es un juego de niños. Todo ello sin perder las líneas de la bici con separadores que perjudican estética y rigidez a nivel de dirección. La Aerostem carece de tapa de ajuste. En su lugar el tubo de la horquilla recibe una pequeña rosca pegada a la altura de la cazoleta superior de la dirección que sirve para fijar ésta en la posición sin holgura. Curiosamente, sistema similar al empleado por la también gala Time. No sólo en la potencia hay regulación. Observando las bielas descubrimos una pequeña pieza triangular en el anclaje de los pedales. Cambiando su posición variamos la longitud entre 170, 172,5 y 175 mm.

Círculos perfectos

Quien le iba a decir a Mavic cuando lanzó en su día las Helium, primeras ruedas montadas que se comercializaron, que el tiempo les iba a llevar a lograr un producto como estas Cosmic Ultimate que acercan a las ruedas todo uso de la marca a rozar la perfección. Con una estructura íntegra en carbono, sólo existe versión para tubular, que deja el peso del par en unos increíbles 1.185 g para un perfil de 40 mm, que aporta cierta ganancia aerodinámica sin perder la polivalencia que requiere una bici de competición. Los radios se estructuran en configuración R2R, o lo que es lo mismo, en una única tira continua de carbono que nace en un extremo de la llanta, llega al buje y finalmente se ancla al extremo contrario. La rigidez alcanzada es brutal, permitiendo unos apoyos en curva muy definidos y, sin embargo, su gran virtud es que mantienen una absorción suficiente, dentro del tacto duro tan característico de una máquina puramente deportiva.

Geometría

Peculiar geometría la de esta 795, con una mezcla de cualidades. Por una parte es baja de dirección y muy espaciosa en el puesto de conducción además de tener unas vainas cortas, atributos habituales de las bicis deportivas. Se contrapone sin embargo el hecho de pasar del metro de largo entre ejes, algo nada fácil de encontrar en las tallas que manejamos habitualmente. Este aspecto le concede un aplomo extra a grandes velocidades que, por otra parte, no significa merma alguna en la agilidad, mostrándose viva de reacciones cuando variamos el ritmo y fácil de cambiar de inclinación a la hora de enlazar curvas.

El juicio

Encontrar una bici de carretera que ofrezca algo diferente es complicado. Las soluciones técnicas son las que son y las que aportan cosas se aplican poco a poco por casi todas las firmas. Sin embargo, algunas como Look van por libre. Visto lo visto, les funciona y les permite destacar desde la primera pedalada. Si bien es algo que va en contra de la estandarización, pero el comportamiento que consigue esta 795, con todos sus elementos creados para formar un único conjunto, es intachable. Sin ser una bici hiper rígida las aceleraciones resultan fulgurantes, el tacto es absorbente dentro de la deportividad y lo fundamental: sientes que todo está en su sitio. Evidentemente, la mayor parte de culpa la tiene su sobresaliente capacidad de ajuste, un extra que la hace única entre los modelos estelares y asegura que nos sentará como un guante.

Look 795 Aerolight

Cuadro

Cuadro Fibras HM, IM

y HR Ultra Light 1,5K

Horquilla HSC 8 Aero

Tallas XS, S, M, L, XL

Colores Blanco, rojo/carbono, flúor

Transmisión

Bielas Look Zed2 50/34

Pedales Look Kéo Blade 2

Desviador Shimano Ultegra Di2

Cambio Shimano Ultegra Di2

Mandos Shimano Ultegra Di2

Cadena Shimano Ultegra

Ruedas

Ruedas Mavic Cosmic Carbone

Ultimate

Casete Shimano Ultegra 11-25

Tubulares Mavic Yksion Pro 700x23

Frenos Look IBrakes del., Shimano

Ultegra Direct Mount tras.

Componentes

Manillar 3T Ergonova Team

Potencia Look Aerostem

Tija Look E-Post 2

Sillín Selle Italia SLR Monolink

Cifras

Peso Total 6,820 kg (con pedales y

portabidón)

Precio 10.089 €

Distribuidor Comet, 943 331 393

Páguina web de Look 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...