Gran Prueba: Pinarello Dogma F8

Pinarello presenta un nuevo horizonte con una bici que rompe completamente con todo lo anterior. La octava versión de la Dogma experimenta una transformación que la mantiene al frente de las bicicletas más deseadas.
Sergio Palomar / Fotografía: www.cesarlloreda.com -
Gran Prueba: Pinarello Dogma F8
Gran Prueba: Pinarello Dogma F8

Hoy en día resulta difícil ver cambios tan radicales y menos tratándose de todo un referente como la Dogma. Y es que estamos hablando de un diseño, tan característico con las formas curvas de sus tirantes y horquilla Onda, que se arrastraba desde hace más de una década en donde las evoluciones se habían conformado con mejorar el material, añadir algún detalle aerodinámico o sutiles retoques en las secciones. Un camino que había llegado a su fin. En esta F8, octava versión de la saga Dogma se abren nuevos horizontes en una bici que rompe completamente con lo anterior a la búsqueda de nuevas posibilidades de mejorar.

“Si haces lo que siempre has hecho, no llegarás más lejos de lo que siempre has llegado”. Algo así debieron pensar en Pinarello cuando decidieron fabricar una Dogma completamente nueva.

Realmente abruma asomarse a todo el bagaje de una marca con tanta tradición como Pinarello. La firma de Treviso se fundó en 1953 habiendo permanecido todos estos años en manos de la familia Pinarello, manteniendo toda la tradición de las bicis italianas. Sin embargo, al contrario que lo que le ha ocurrido a otras marcas tradicionales, ha sabido ir adaptándose al paso de tiempo siempre con modelos de marcada personalidad. Es por ello que a pesar de tratarse de una marca tradicional de carretera, no han dudado en fabricar un modelo de BTT o no han dejado de incluir una opción con frenos de disco a pesar de que muchas marcas aún recelan de su implantación en carretera. Bicis claramente reconocibles que se convierten en un pequeño símbolo de status siendo sin duda uno de los objetos de deseo para el común de los cicloturistas tal como demuestran nuestras encuestas del concurso de La Bici del Año en cuyas primeras posiciones siempre aparece Pinarello.

Exclusividad

La estrecha colaboración entre Pinarello y Torayca no es nueva. Para esta nueva creación los japoneses han proporcionado en exclusiva un nuevo carbono T1100 1K aún más ligero y resistente que el anterior 65.1, por lo que se parte de una excelente materia prima que de salida permite un cuadro más ligero y rígido pudiendo de paso reducir las secciones de los tubos, en especial en la zona de los tirantes para no perjudicar la comodidad. Nos llama la atención como para conseguir la gran solidez lateral que muestra el cuadro Pinarello no ha tenido que recurrir a los novedosos ejes de pedalier siendo de los pocos que mantienen cazoletas roscadas, mucho más fiables y sencillas de manipular que los actuales rodamientos press fit. En la dirección si se opta sin embargo por la eficiencia de una pipa cónica con rodamiento inferior de 1 ½’’ Evidentemente todo el cableado es interno, apto para versión mecánica o electrónica gracias a sus topes intercambiables.

En línea

Puede parecer una incongruencia que para conseguir que una bici tenga un comportamiento idéntico en ambos lados de la bici haya que construirla de forma asimétrica. Sin embargo, no lo es tanto si tenemos en cuenta que el lado de la transmisión se comprime por efecto de la pedalada mientras que el lado izquierdo se estira. Por tanto la disposición de las fibras y las secciones de los tubos han de ser diferentes para sostener las diferentes fuerzas que reciben. En Pinarello fueron pioneros en aplicar este concepto y la F8 por supuesto también se beneficia de ello. El resultado en marcha es que la bici se siente más fina y a la hora de pedalear con fuerza es mucho más fácil de conducir y mantiene las trazadas elegidas de forma más natural. Sin duda este aspecto es el que consigue que en marcha se sienta como una bici para la que no hace falta tener un máster a la hora de pilotarla y sacarla todo el jugo siendo la nobleza de reacciones una constante en cualquier situación.

Corta el viento

La aerodinámica se ha convertido en estos últimos años en un elemento imprescindible en las bicis de competición. Son pequeñas ganancias que suman y no restan si se opta por un diseño adecuado. En el caso de las bicis de carretera la solución óptima y por la que apuestan cada vez más marcas es la de un perfil aero truncado o FlackBack como denominan en Pinarello. Como os recordamos consiste en recortar la cola de salida de un tubo perfilado de forma que el aire sigue haciendo el mismo recorrido que si hubiera cola, pero la sección es más compacta y por tanto sin pérdida de rigidez lateral. Para su diseño Pinarello ha aprovechado que uno de los sponsors del Team Sky es Jaguar, con amplia experiencia en este campo durante el desarrollo de sus coches deportivos. El resultado según sus propios datos es una mejora de la penetración de un 47% respecto a la anterior Dogma, destacando el trabajo realizado en la horquilla que incluso logra presión negativa ante ciertos ángulos de viento.

Detalles de calidad

El elegante diseño de la tija aerodinámica que se integra perfectamente en la estructura gracias al cierre de doble tornillo por detrás, el anclaje del desviador desmontable o el rebaje en la zona de la dirección para dejar espacio a la centralita de los grupos electrónicos son pequeños aspectos, apenas insignificantes pero que denotan una atención por parte de Pinarello en dejar perfectamente rematado una bici del máximo nivel. En cuanto al delicioso montaje, aparte de disfrutar una vez más del fantástico Dura-Ace Di2 esta vez con batería interna colocada en la tija, hemos de destacar el manillar MOst Talon, que aparte de su rompedora estética y líneas limpias gracias a sus guías para los cables, aporta una posición muy natural por sus cotas compact y curva que se integra perfectamente con las manetas Shimano.


Efectividad, ligereza y rigidez a raudales. Todo lo necesario para lograr un purasangre de carreras. Pinarello no ha escatimado en su nueva F8 creando una bici a la altura de las demandas de uno de los mejores equipos del mundo como es Sky.

Geometría

A petición de los corredores esta F8 mantiene las mismas cotas que la anterior 65.1 y que demuestra que no hace falta irse a cotas radicales para conseguir una bici de gran deportividad. La pipa es tirando a alta, las vainas son generosas, la dirección con menos de 73º parecen indicar un comportamiento apacible. Y lo es, resulta noble y fácil de exprimir desde el primer momento y sin embargo cuenta con ese equilibrio que hace que la bici responda como debe a la hora de apretarla. Precisamente este equilibrio es su punto fuerte y lo que la hace tan válida para un corredor del Sky como para el cicloturista que busca mejorar sus tiempos.

Talla 55

Tubo superior (1)

557 mm

Ángulo de sillín (2)

73,4º

Ángulo de dirección (3)

72,8º

Tubo de sillín (4)

550mm

Vainas (5)

408mm

Entre ejes (6)

986mm

El juicio

Una senda impuesta no sólo por los requerimientos del mercado, sino por el deseo expreso de los corredores de Sky por contar con una bici ‘más de carreras’. Con mayor rigidez y sobre todo con un peso acorde a los estándares actuales. Tan igualada es la competición que las pequeñas ganancias marginales de las que siempre habla Dave Brailsford pueden marcar la diferencia entre victoria y derrota. No cabe duda que la bici es una de ellas. Desde que conocimos la F8 en la presentación que la marca organizó en el Veneto nos quedamos simplemente enamorados. Ahora sí que es una purasangre de competición en contraposición a la anterior Dogma con la que teníamos la sensación que le faltaba ‘mala leche’ cuando la querías exprimir de verdad. Lo primero que llama la atención es precisamente la salida que tiene. Acelera muy fácil, fruto de un claro aumento de rigidez global. De hecho en nuestro primer contacto en la presentación que tuvo lugar en Italia, nos sorprendimos subiendo por rampas del 8% con una facilidad a la que no estamos acostumbrados. Esa rigidez está bastante bien trabajada lo que denota un profundo trabajo de ingeniería ya que la bici, aunque tiene un tacto bastante más directo que la anterior, no se muestra incómoda con el paso de los kilómetros más allá de lo que obliga la posición deportiva. Descendiendo, ocurre algo parecido. Aunque la geometría es idéntica a la anterior y por tanto el comportamiento general, gracias a esa solidez extra sentimos los apoyos con más nitidez y ganamos en agilidad con lo que resulta en un mayor control y eficiencia global. Sin duda una gran evolución.

Referencia

No hemos negado que la anterior Dogma no nos convencía como bici de competición, noble pero sin esa sensación de rapidez que ha de tener una bici Top. Arrastrar tantos años un diseño es un lastre que una marca como Pinarello no se podía permitir por lo que el cambio total que vemos en esta F8 es todo un acierto. Si además, como es el caso, han logrado un auténtico maquinón a la altura de las exigencias de algunos de los mejores corredores del mundo, no queda otra que felicitar a los italianos. Nos gusta su geometría equilibrada, apta para todos los terrenos. Es espectacular la rapidez de reacciones que ofrece. Cómo combina un buen aplomo a alta velocidad y nobleza de reacciones con una efectividad que habitualmente solo está disponible en bicis muy nerviosas; o la forma en la que diseño elegante y sobrio, pura factura transalpina se asocia con el tan necesario rendimiento aerodinámico que aportan unos expertos de la potencia de Jaguar. No cabe duda que es una bici que va a dar mucho que hablar.

Puntuación

8,7

Estabilidad

8,5

Frenado

9

Comodidad

8,5

Cicloturismo

8

Competición

9,5

 

PINARELLO DOGMA F8

Cuadro

Cuadro

T11001K Nanoalloy Technology

Horquilla

Onda F8

Tallas

42, 44, 46.5, 47, 50, 51.5, 53, 54, 55, 56, 57.5, 59.5, 62

Colores

Naked red, black red, black yellow fluo, white, titan, pos red, bob, naked silver, team Sky, personalizado

Transmisión

Bielas

Shimano Dura-Ace 50/34

Pedales

Look Kéo Blade 2

Desviador

Shimano Dura-Ace Di2

Cambio

Shimano Dura-Ace Di2

Mandos

Shimano Dura-Ace Di2

Cadena

Shimano CN-9000

Ruedas

Ruedas

Mavic Cosmic 40C

Casete

Shimano Dura-Ace 11-25

Cubiertas

Mavic Yksion Pro

Frenos

Shimano Dura-Ace

Componentes

Manillar/Potencia

MOst Talon 1K

Tija

Pinarello Air 8

Sillín

MOst Catopuma

Cifras

Peso Total

6,755 g (sin pedales)

Precio

11.275 €

Distribuidor

Pinarello España, 948 303 246

Página Web

PINARELLO

Galería relacionada

Prueba: Pinarello Dogma F8

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...