I Marcha Cicloturista Pamplona-Pamplona

Más de 800 participantes pudieron estampar su autógrafo en un control de firmas idéntico al que se instalará en la primera etapa de la Vuelta a España
admin -
I Marcha Cicloturista Pamplona-Pamplona
I Marcha Cicloturista Pamplona-Pamplona

Una marcha cicloturista perfecta. Esa suele ser la que pone en práctica una receta que puede parecer sencilla pero que no lo es: una organización profesional que no deja nada a la improvisación; sorteos; un par de recorridos atrayentes, con paisajes de postal y cimas míticas a partes iguales; presencia de históricos del pedal y hasta una climatología adecuada para devorar kilómetros.

De todo ello disfrutó la primera edición de la Pamplona-Pamplona. Por eso no es de extrañar que a su conclusión sólo se oyeran buenas palabras de los participantes.

Por partes. Para comenzar los más de 800 participantes pudieron, por ejemplo, estampar su autógrafo en un control de firmas idéntico al que se instala en las salidas de etapa de la Vuelta a España.

Mención aparte merece el capítulo de los regalos. Los participantes optaban nada menos que a cinco estudios biomecánicos, vales de descuento por valor de 100 euros en un establecimiento de bicicletas, dos planes de tratamiento en el centro de salud del deportista que regenta el ex profesional Jon Bru, cinco pruebas de esfuerzo, un bono de diez sesiones en un centro de recuperación y quiromasaje y, sobre todo, la joya de la corona: una Pinarello Dogma con cambio electrónico idéntica a la que monta el Movistar Team, gentileza de PInarello  España. Sin duda, el premio que todos ambicionaban pero del que solo uno va a poder disfrutar.

Y ojo, que no sólo los afortunados en el sorteo todos se fueron a casa con un regalo. Todos, por el mero hecho de inscribirse en la prueba se llevaron una mochila de la prueba cargada con el dorsal personalizado, productos energéticos, calcetines, una bolsa porta herramientas, luces para bicicleta…    

Con semejante cantidad de incentivos había que esforzarse en la carretera. Y para ello la organización también se lució con dos propuestas más que interesantes. Una ruta de 125 kilómetros con cuatro puertos y un constante subir y bajar que aumentó la dureza que ya sobre el perfil se anunciaba.

Y para los más preparados un "tappone" de 175 kilómetros, con siete puertos, entre ellos, justo en el ecuador de la marcha, la ascensión a San Miguel de Aralar. Una pista de cemento con rampas de hasta el 15% que no tardará demasiado en ser escenario de batalla en la Vuelta a España. Con estos ingredientes no extraña la sensación entre muchos participantes que hablaban de que habían corrido algo que no tenía nada que envidiar a la mítica Quebrantahuesos.

 

Por si fuera poco hubo que añadir un atractivo más: la presencia de Miguel Indurain. El pentacampeón del Tour completó el recorrido corto en compañía de su mujer e hizo las delicias de todos los cicloturistas que pudieron recorrer kilómetros junto a él. Y no fueron pocos.

Y como guinda, un día redondo en lo meteorológico. Con sol radiante pero no asfixiante y casi sin aire que dificultara el reto.

Una de las preguntas más repetidas por los participantes a la conclusión de la marcha se oía entre las camillas de masaje que se instalaron para el descanso del guerrero: ¿para cuándo la próxima edición? Duda resuelta. El 26 de mayo de 2013 se vivirá la segunda edición de la Pamplona-Pamplona. Otra oportunidad para disfrutar de una marcha que seguirá dando que hablar en el futuro, porque, como repetían los organizadores, esto no ha hecho nada más que empezar.

PINCHA EN ESTE ENLACE PARA ACCEDER A LAS FOTOS

 

 

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...