Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

La provincia de Álava es claramente uno de los mejores viveros de ciclistas en nuestro país: también en el ciclismo femenino, como nos demuestra la corredora de Movistar-Team.
Joseba Beloki-Fotos Rafa Gómez -
Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide
Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Sigo a Lourdes desde hace años. Lejos quedan ya esas carreras de deporte escolar donde aquella chica de Egino se manejaba a las mil maravillas. Hoy es ya toda una ciclista profesional y referente de nuestro deporte. Motivo más que suficiente para ser la protagonista de esta ruta. Desde hace tiempo me apetecía compartir con ella kilómetros y conocer mejor a la chica que siempre veíamos entrenar sola cerca del pantano de Ullibarri-Gamboa y que tan bien lo estaba haciendo.

Apenas 30 minutos por la autovía bastan para llegar desde Vitoria-Gasteiz hasta Egino, una pequeña localidad alavesa situada a un paso de la muga con Navarra. Cerca de casa y terreno más que rodado, qué mejor motivación para una mañana de ruta con una inmejorable embajadora.

10:00 de la mañana en un día soleado

Lourdes nos recibe lista para ponernos en marcha. Como por télefono ya hemos pactado la ruta, arrancamos sin más preámbulos. De inició cogemos la A3012 dirección Araia. Nos esperan unos pocos kilómetros llanitos para coger un ritmo que a las piernas se le hace raro cuando uno está recién llegado de los Dolomitas.

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

JOSEBA BELOKI: Bueno Lourdes, lo primero, ¿qué tal estás?

LOURDES OYARBIDE: Bien, muy contenta. Vuelvo de los campeonatos muy satisfecha ya que llegué un poco justita de forma tras la lesión.

JB: Le has dado vuelta a un contratiempo importante como es siempre una caída con posterior cirugía.

LO: Sí, se disputaba la primera etapa de la Emakumen Bira. Fue bajando Aztiria. La carretera estaba un poco agrietada y tenía un pequeño salto. Exactamente no sé lo que pasó, íbamos rápido, no sé si cargué demasiado peso delante o que. El caso es que se me levantó la rueda de atrás y di voltereta de campana. Resultado: dos costillas rotas, clavícula izquierda y quemaduras.

JB: ¿Y te operaste?

LO: Sí, me tocó pasar por el quirófano. Todo fue muy bien. Desde el primer día me aconsejaron no ponerme el cabestrillo e intentar ir moviendo poco a poco el brazo.

JB: ¿Está ha sido tu primera lesión importante?

LO: Sí. Tuve en alguna ocasión caídas con quemaduras incluso una luxación de hombro pero nada como esto.

JB: Y esa pronta recuperación te lleva a poder tomar la salida en los campeonatos.

LO: Me di cuenta de que necesitaba tener un objetivo a corto plazo. Necesitaba seguir motivándome para volver lo antes posible. Sabía que el lunes anterior al campeonato tenia revisión y que según como estuvieran las placas iba a tener posibilidad de correr o no. Era algo que necesitaba y se dio el caso que el doctor me dio el visto bueno.

JB: ¿Qué te ha enseñado esta lesión?

LO: Que soy muy afortunada, mucho más incluso de lo que ya sabía. Que ahora mismo con lo bien que me ha cuidado el equipo, la mutua,… valoro mucho más la salud y el estar sana. Siempre he sabido que soy muy positiva pero con esta lesión me he demostrado que tengo mucha fuerza de voluntad. Realmente cuando estás mal y limitada te das cuenta de todo el trabajo invisible que hay que hacer. Cosas que antes tenía claras ahora las tengo mucho más.

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Lourdes nos muestra las heridas de guerra que le dejó la caída sufrida en la Bira y que le ha tenido en el dique seco hasta el Campeonato de España donde reapareció

Pedaleando y charlando

Los kilómetros pasan rápido con la conversación. Llegamos al cruce de Araia tras haber atravesado Ilarduya y Albeniz.

JB: ¿Tú comienzas en esta escuela, no? Mira que yo creía que lo habías hecho en la de Agurain.

LO: Comencé porque lo hizo mi hermano. Nosotros estudiábamos en Agurain y un día vinieron los de la escuela a dar una charla. Repartieron unos folletos que me llevé a casa. Él se quería apuntar y a mis padres les pareció bien. Yo como buena hermana pequeña quería ir con él. En un principio pensaban que sólo era salir en bici sin competir. Se informaron mejor y teniendo una escuela en Araia, más cerca de casa, le apuntaron allí. Durante sus primeros años a mí no me dejaron apuntarme. Como la idea no se me iba de la cabeza años después mis padres tuvieron que ceder. Debuté con siete añitos.

Publicidad

La ruta principal

Desde el cruce nos dirigimos a Zalduondo y, posiblemente, una de las fuentes con más tráfico de ciclistas. Aquí, justo a su altura, un cruce que te permite optar por multitud de rutas: Vitoria, Araia o Agurain. Nosotros hoy no paramos y seguimos dirección a Vitoria.

JB: Por cierto, por esta carretera nos hemos encontrado en más de una ocasión. Siempre te he visto sola. ¿Por qué?

LO: Hasta juveniles salía con mis compañeros de Arabarrak. Íbamos juntos a clase y quedábamos. Poco a poco, la gente ha ido dejando la bici y me he ido quedando sola. También, hubo un cambio en mi vida ya que me fui a estudiar a Mondragon. Allí sí solía tener con quien entrenar. Después, por circunstancias de la vida, terminé de estudiar y como no tenía para independizarme, volví a casa. Ahora no tengo con quien entrenar. Casi siempre tengo trabajo específico y, la verdad, es que no me importa entrenar sola.

JB: ¿Qué estudiaste?

LO: Ingeniería Diseño Industrial; cuatro años. Siempre tuve claro que estudiar era lo primero, más si cabe, tal como estaba el cicliso femenino. Cuando termine de estudiar decidí dedicar el 2017 a la bici. Me salió buen año, fiche por Movistar…

Salimos de Zalduondo y nos encontramos el primer repecho. Una larga recta que nos lleva a Galarreta a un porcentaje muy suave. Galarreta, el pueblo al que se le derrumbó la iglesia. Coronamos, un pequeño falso llano para descender hasta Gordoa y aquí tenemos varias opciones: la de continuar recto hacia Vitoria o al Pantano de Ullibarri o girar a la izquierda para ir a Agurain. Esta última es la que elegimos. Esta zona ha sido siempre, sobre todo en carrera, un terreno difícil. Largas rectas donde el viento siempre entra de costado. Recuerdo como en una Euskal Bizikleta, concretamente la del 2006, afrontamos los últimos kilómetros por este tramo y en esta dirección. El pelotón buscaba Agurain en fila de a uno como si de Albacete se tratase. Solo quienes utilizamos esta zona para entrenar podemos entender de lo que hablamos.

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Ruta principal

RUTA PRINCIPAL

  • Inicio: Egino
  • Distancia: 94,5 km
  • Desnivel acumulado: 1.309 m
  • Altitud mínima: 534 m
  • Altitud máxima: 1.024 m
  • Puertos: Opakua (1.024 m), Urbasa (927 m)

JB: ¿Cómo fue tu paso por las distintas categorías?

LO: Bueno, no se. La gente decía que era un poco marichico. Porque siempre estaba haciendo deporte, siempre con los chicos… Un día me ocurrió algo durante una prueba de escuelas. No sé exactamente dónde era, creo que en Murgia. Iba con los otros niños y una mujer de dijo: “¿Tú que eres chico o chica? Como vas andando en bici”. Al responderle no puse muy buena cara.

Siempre he corrido con la categoría que me correspondía, nunca pensé en quedarme un tercer año en infantiles y siempre quise llevar la misma dinámica que el resto de los niños. Pese a que en deporte escolar no importa, yo tenía un buen nivel para ir con los chicos. En cadete, como la escuela de Araia no tenía equipo, me incorporé a un proyecto sólo femenino.

En la escuela teníamos el ejemplo de Jaione García, dos años mayor que yo, que tras dejar la escuela paso al Durango. Yo hice lo mismo. Una decisión acertada. Equipo y calendario centrado en la categoría femenina. La opción de correr luego con chicos siempre seguía estando. Ya en la Duranguesa, cantera del Bizakaia-Durango, seguí pasando etapas hasta tener licencia UCI con el paso a la categoría sub23.

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Atravesamos Agurain sin tocar prácticamente el centro de la localidad. En la rotonda giramos a la izquierda por la A2128 y nos dirigimos a Opakua. Desde el paso sobre la N-I el terreno pica en ascenso. Este puede ser uno de los tramos mas pestosos de la ruta. Nunca he encontrado un pedaleo fluido en este tramo. En Opakua comienza el primer punto caliente de la jornada. Siempre que he tenido que explicar cómo es este puerto lo hago de la misma manera. Opakua es un puerto que asusta. Una entrada muy brusca a un porcentaje importante y dos bloques exigentes con un pequeño descansillo que los divide y te llevan a completar la mitad de su longitud. Prácticamente cinco kilómetros de ascenso donde nos encontramos pendientes que rondan el 10% incluso el 12% en alguna rampa.

JB: Por lo que intuyo, ¿este puerto te gusta más bien poco?

LO: Nunca se me ha dado bien, lo relaciono con sufrimiento. Desde cadetes siempre hacia aquí los test. Cada cierto tiempo venia a cronometrarme. Con tanto test le he cogido manía. Bonito es, eso sí. Ahora lo utilizo sobre todo para hacer series de fuerza.

Como os decía el inicio es durito pero tras el segundo descansillo ya entramos en una zona más dinámica, más rápida y de potencia. El final también tiene lo suyo pero tácticamente, si abordamos bien la primera parte, tenemos mucho ganado. 1.025 m de altitud. Desde Agurain hasta el paso de montaña son 7,5 km a una pendiente de algo más del 5%. Contando la parte que picaba y la de puerto en sí. Coronamos Opakua y durante un kilómetro prácticamente plano disfrutamos de una postal 100% Made in Alava. Verde como nunca, sol, animales…

JB: Nos habíamos quedado en Durango, y llega el Movistar. ¿Sabías que salía el equipo?

LO: Fue el verano pasado. Un momento complicado ya que había llegado a un punto en el que necesitaba un cambio. Notaba que necesitaba algo. Estaba muy nerviosa. Recuerdo que en esas fechas una compañera me dijo “No estés nerviosa. Estate tranquila que tienes el futuro asegurado”. Ella ya sabía algo. Poco a poco le iba preguntando mientras ella cada vez me transmitía más tranquilidad. Un día ya me dijo que me iban a llamar pronto. Poco a poco iba intuyendo algo hasta que, unas semanas después, recibí la llamada de Jorge. En el primer momento no me dijeron que iba a ser Movistar pero solo con los detalles del proyecto ya nos imaginábamos. Hasta que no firmé el contrato no me quedé tranquila. En muchas ocasiones las palabras se las lleva el viento.

Publicidad

En el primer cruce cogemos a la derecha dirección Iturrieta. Hemos bajado muy poco metros, prácticamente nada. Aquí nos adentramos en una zona completamente expuesta al viento. Limpia y de poca vegetación, un altiplano completamente salvaje. Justo poco antes de coronar el último repecho giramos a la izquierda dirección Sabando. Aquí el terreno se vuelve un poco mas ondulado. Sube y baja, más baja que sube y donde lo importante es tener precaución. Se baja rápido y cuidado con el exceso de confianza. De Sabando a San Vicente de Arana. Aquí nos incorporamos a la carretera que viene Kampezu, la A2128. Es la misma, pero en sentido contrario, por la que hemos ascendido Opakua.

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Buen asfalto, arcén y de nuevo rectas muy nutritivas para un buen entrenamiento. Desde la existencia de los vatios estas zonas también han sido aprovechadas para hacer específico. Tramo de llano entre dos bloques, desde Kampezu por Oteo y posteriormente desde Kontrasta hasta Opakua. Parte de este último tramo es el que vamos hacer. A nuestra izquierda la subida a Santa Teodosia. Una subida corta pero dura. Es tan dura e incomoda que creo que en mi vida solo la he subido en 4 ocasiones contadas, jajaja Llegamos a Kontrasta.

Igual que la de Zalduondo esta fuente también ha sido testigo de alguna de nuestras paradas. Siempre recordaré el “momento magdalena”. Volvíamos de un día de fondo, aun nos quedaba subir Opakua y de Agurain volver por el pantano a Vitoria. Hacía calor, mucho calor. Nunca tuvimos el hábito de parar a tomar algo, como mucho agua en gasolineras o fuentes y algo de refresco si la cosa iba justa. Aquel día paramos en la fuente de Kontrasta, agua para el bidón y remojón para refrigerar el cuerpo. Justo a nuestro lado se encontraba el panadero repartiendo como a diario. Entre risas y bromas no se nos ocurrió otra cosa que comprar una bolsa de magdalenas. Os recomiendo que no lo hagáis nunca. Ricas no, riquísimas, pero el resto del entrenamiento ninguno fuimos capaces de coger el manillar como es debido. Las manos aceitosas y el sudor formaban una película en la piel de alto riesgo.

Cosas que ocurren cuando se hacen desde la buena fe. Salimos de Kontrasta, de nuevo en dirección a Opakua. Al fondo un repechón corto y exigente hasta el cruce con la carretera de Estella. El ritmo que llevamos es bueno y las fuerzas aún no escasean por lo que nos lo tomamos con cierta alegría. Justo en el cruce giramos a la derecha. Desde aquí, dirección a Amescoas, por carreteras navarras. Desde el cruce, tras abandonar Kontrasta, hasta Eulate la carretera pica más bien para abajo. Sin llegar a Zudaire y en pleno descenso nos incorporamos a la Na718. Desde aquí comienza para nosotros la subida a Urbasa. 6 km aproximadamente a una pendiente media, digamos cómoda, donde en ningún momento nos vamos a más del 7%. Entre el 4,5 y 6% para una subida que cuanto más nos acercamos a su cima más bonita es. Un paisaje maravilloso, nunca me cansaré de decirlo.

Ruta alternativa larga: 107 km

Aprovechamos la salida de la ruta principal hasta el cruce de Gordoa. Aquí continuamos hasta Ozaeta y donde tras pasar por el centro de la localidad giramos a la derecha para comenzar a bordear el Pantano de Ullibarri-Gamboa. Landa, Ullibarri y, pasando por Durana, hasta Eskalmendi, donde bordeamos Vitoria para incorporarnos a la A132. Ya en Argandoña poco a poco la exigencia del recorrido va a más. En nada nos plantamos en las primeras estribaciones de Azaceta. Una subida de tres carriles, modificada hace ya unos años, y que con ello perdió parte de su encanto. Algo más de 4 km a aproximadamente a un 6% de media con un kilómetro final bastante más llevadero. Desde aquí, descenso hasta Maestu para seguir hacia el alto de Opakua rodando por un terreno exigente, sobre todo en la primera parte hasta Iturrieta. Carretera estrecha y de poco trafico, coqueta y en buen estado, una pasada de sitio. Desde el alto de Opakua, se baja a Agurain para seguir hacia Ordoñana a Zalduondo. La labor ya está hecha. Una ruta larga de exigencia media donde podemos decir que casi la totalidad de los terrenos que encontramos en Álava quedan representados.

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Ruta alternativa de 107 km

Ruta 107 km

  • Inicio: Egino
  • Distancia: 108 km
  • Desnivel acumulado: 1.145 m
  • Altitud mínima: 507 m
  • Altitud máxima: 1024
  • Puertos: Azazeta (890 m), Opakua (1.024 m)

Recorrido alternativo corto: 80 km

Salimos de Egino pasando sobre la N-I y cogiendo la paralela dirección Vitoria. Una carretera de largas rectas y con continuos sube y baja. Desde ahí hasta el cruce de entrada a Aguraín. Aquí tiramos recto ascendiendo hasta Guereñu y descendiendo a Alegria-Dulantzi. Al fondo ya vemos Vitoria con la N-I siempre a nuestra derecha en un terreno cómodo para rodar. Llegamos a Ilarraza y Arkaute. Aquí a la derecha para bordear Vitoria. A nuestra izquierda el Buesa Arena, el pabellón del equipo de baloncesto Baskonia. Terminamos de bordear la ciudad y nos incorporamos a la carretera del embalse de Ullibarri-Gamboa por Durana. Estamos ya en el centro neurálgico del ciclismo vitoriano y parte de extranjero. No hay nadie que monte en bici de la zona que no haya rodado en alguna ocasión por aquí. Desde Eskalmendi a Marieta. Un lugar, aparte de bonito, especial. Por aquí se sale y se entra a menudo, es parte del recorrido del Triatlón de Vitoria, lugar de entreno de muchos pro, incluso es ya muy normal ver a las selecciones de triatlón que se concentran en Vitoria. Aún recuerdo en 2016 cuando Gwen Jorgensen, posterior medalla de oro en los JJ.OO. de Río, rodaba fuerte por aquí. Va a ganar medalla seguro, decía uno que sabía de lo que hablaba. Todo eso, aunque parezca que no, se cuece en Vitoria. Dejamos de bordear el pantano prácticamente en Marieta. De aquí hasta Egino terreno cómodo, eso sí, si el viento lo permite. Siempre de cara o de culo, nunca de lado. Ozaeta, Hermua, Larrea, Narbaiza… hasta llegar a Egino en sentido contrario a la ruta que hemos hecho con Lourdes. Terreno para todos los públicos, de un grado medio/bajo de exigencia donde quizás, los 80 kilómetros, sean lo que más pueda pesar.

Ruta por Álava con Lourdes Oyarbide

Ruta alternativa de 80 km

Ruta de 80 km

  • Inicio: Egino
  • Distancia: 80,2 km
  • Desnivel acumulado: 645 m
  • Altitud mínima: 507 m
  • Altitud máxima: 682 m
Publicidad

LO: ¿Sabes cómo se llama esa zona de ahí? El balcón de Pilatos.

JB: Sé que desde ahí se ve el nacimiento del Urederra y todo el valle de Amescoas, que me ha dado tiempo a ilustrame. Jajaja. Si Opakua es bonito, qué decir de Urbasa. En ruta, en BTT o, simplemente, para patear por el monte es un lugar de ensueño.

Desde el alto hasta la cima de la vertiente de Olazti/Altsasu un altiplano de más o menos nueve kilómetros. Algún repecho corto y carretera revirada alternando zonas cubiertas de vegetación y tramos despejados. Estamos a 1.000 metros sobre el nivel del mar. Un detalle para todos aquellos que del pulso han pasado a los vatios y flirtean con la altitud. Terminamos este tramo y por fin podemos bajar. No es el Stelvio, pero alguna parte de la bajada de Urbasa, concretamente el final, no envidia en absoluto a la estampa dolomítica. Desde lo alto vemos los últimos dos kilómetros de ascenso como si de una maqueta se tratase. Rectas y curvas perfectamente perfiladas y con el inmenso valle al fondo.

JB: ¿Has estado tentada de marcharte alguna vez a vivir fuera?

LO: Vitoria, Pamplona… siempre me han gustado. Este año todas las nevadas de casa me han pillado fuera. He bajado mucho a la zona de Benidorm. Tenemos un clima complicado por aquí. Para entrenar sí, pero para vivir largas temporadas no.

Bajamos con cuidado pese a que la carretera invita a dejarse llevar. Un descenso de los de dar pedales. Recuerdo una Clásica de Estella en la que el amigo Txente jugó un ratito preparando uno de los mayores látigos que recuerdo.

LO: Mira, esto que bajamos sí que me gusta subirlo. Es un puerto más tendido que luego, con los ocho kilómetros de altiplano, hacen que sea una zona muy chula para entrenar. Esta vuelta cambia mucho si la hacemos al revés.

Con el descenso prácticamente finalizado, cogemos dirección Olazti. Desde aquí ya sólo nos queda la parte de llano final. Paralelos a la N-I hasta el antiguo hotel, ahora cerrado, Iturrimurri. Lo mismo que con la fuente de Zalduondo, un día os contaré por qué este hotel está en mi historia ciclista. Dejamos la gasolinera y por la parcelaria habilitada seguimos paralelos a la autovía. Éste ha sido durante muchos años uno de los lugares más conflictivos de la red de carreteras. Desde Egino hasta Olazti sólo había la posibilidad de ir por la N-I. Un tramo corto pero peligroso donde incluso en alguna ocasión tuvimos alguna llamada de atención por parte de la policía de tráfico. Ahora con esta vía habilitada lo libramos. Por cierto y como nota. Según la DGT, mientras la señal de prohibición de rodar por autovía no esté acompañada de un plano de recorrido alternativo esta prohibición queda rota. Ahí lo dejo.

JB: Hablemos de Futuro

LO: En Agosto tenemos la suerte de ir a Suecia y Noruega. Tengo muchas ganas. Siempre es bonito competir en lugares y carreras diferentes. Estoy pendiente de que va a pasar con el europeo de crono, que coincide con Suecia. Me apetece porque he dado un salto de calidad y creo que lo puedo hacer bien. La caída me ha frenado un poco pero ir al europeo seria chulo para tener una buena referencia. Y después el final de temporada. El proyecto va muy bien.

JB: ¿Tienes firmado sólo un año, no?

LO: Sí, sólo un año, aunque creo que no va a haber problemas para continuar.

Llegamos al final de la ruta y, lo que pintaba bien, ha sido aún mucho mejor. La chica sonriente y llena de ilusión que seguíamos con admiración desde hoy es aún más grande para nosotros. Mucha salud, Lourdes. El resto es trabajo y eso sabemos que lo vas a poner de tu parte.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Proporcionar una posición cómoda sobre la bici y una gran absorción de las irregulari...

Mejoras en la aerodinámica, rendimiento y diseño a un nuevo nivel...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

El sillín mítico, SLR evoluciona con una versión ultra ligera que se mantiene como la...

La Ronde Van Vlaanderen vivirá otro momento legendario durante los primeros días de s...