Tom Dumoulin pospone un año su asalto a las grandes

Tras pelear por la Vuelta hasta la última jornada, el holandés se fija la crono olímpica como gran objetivo del año. “No tendré muchas oportunidades como esa”.
Ainara Hernando desde Omán -
Tom Dumoulin pospone un año su asalto a las grandes
Entrevista a Tom Dumoulin

Tom Dumoulin no quiere ganar una gran vuelta por etapas. No al menos éste año. Junto a Mikel Landa, el holandés fue probablemente la gran revelación de la temporada gracias a su espléndida Vuelta a España donde luchó hasta el final por defender el liderato que tan sólidamente defendió durante la última semana y media antes de saltar por los aires en la Morcuera cuando Fabio Aru y todo el Astana le dieron el vuelco a la clasificación general. Aquello le vino a decir a Dumoulin que era el momento de mentalizarse de verdad de que su momento de asaltar con garantías una gran vuelta había llegado. Pero por ahora no va a hacerlo.

Tom continúa viéndose como un contrarrelojista y eso quiere seguir siendo, al menos durante este 2016. Eso dice. “Después de la Vuelta que hice inmediatamente debería ponerme a pelear por las grandes pero he decidido posponerlo un año y seguir centrado en las contrarreloj”. Lo dice convencido a pesar de que todas las señales le piden a gritos que lo piense dos veces. El Tour de Omán, por ejemplo. Ha sido su debut en la temporada y ha finalizado cuarto en la general, el mismo puesto en el que acabó en la etapa reina de la Green Mountain. Solo le han superado Nibali, Bardet y Fuglsang. “Es para esto para lo que me he entrenado todo el invierno. Y para lo que me hice ciclista”, se le escapó en la cima de la montaña omaní.

Pero a pesar de eso, su discurso no varía. “Voy a empezar el Giro pero mis expectativas no van hacia la general si no en las cronos”. Asegura que en todo el año “no tengo ni un solo objetivo que sea disputar la general de cualquier carrera. Eso mete presión”. Y defiende su programa: “Los Juegos Olímpicos son solo una vez cada cuatros años y no suele suceder que me encuentre con pruebas contra el reloj que se adapten a mis características tan bien como éstos. Quizás nunca vuelva a tener una oportunidad como ésta. Los de Río son unos Juegos muy duros con subidas así que necesitaré centrarme en bajar de peso y en mi forma de subir”, avanza.

Por eso también la ascensión a la Green Mountain fue importante, de cara a testar el estado de sus piernas en el inicio de temporada. “No hice toda la subida a tope pero lo intenté. No fui capaz de seguir a Nibali y a Bardet con los ataques tan duros que hicieron así que decidí no forzar”, contó. Aún así, Dumoulin regresa de Omán “sorprendido. Esperaba estar un poco peor”.

Por el camino justo perseguirá Dumoulin su 2016 con el Giro como primera piedra de toque y la crono de los Juegos Olímpicos como gran objetivo. No irá a Brasil para ver el recorrido en los meses previos. “El año pasado lo hice en Utrecht antes del Tour y no me ayudó nada. La carretera cambia completamente cuando hay o no hay una carrera”. Para lo demás, dice, ya habrá tiempo: “Soy joven y las grandes vueltas siempre me han llamado, pero luchar por la general lo esperaba más adelante, no ahora. Sólo tengo 25 años”.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...