Entrevista a Imanol Erviti

El navarro recuerda para ciclismoafondo.es su victoria de etapa en la Vuelta a España y avanza sus planes para la próxima temporada
admin -
Entrevista a Imanol Erviti
Entrevista a Imanol Erviti

«Valverde levantará siempre los brazos cuando gana, pero yo sentí hasta miedo»



Fotos: Tim de Waele
 

Muchos dicen de él que es el relevo de Chente García Acosta. Su reencarnación. Pero con unos metros más de altura. Por lo demás, son casi idénticos. Comparten equipo, el Caisse d' epargne, nacionalidad impresa en los genes, navarros, y también objetivos. En su currículum está grabado a fuego su rol en la escuadra de Eusebio Unzué. Trabajo incansable y sacrificio diario por sus líderes. Fiel. Jornalero que no busca la gloria propia. Aunque algunas veces sobreviene. Imanol Erviti se la topó en Las Rozas, en la 18º etapa de la Vuelta a España, donde se impuso a Nicolas Roche y David Herrero, culminando una escapada en la que, como no podía ser menos, contó con la inestimable ayuda de su mentor, Chente García Acosta. Transcurrido ya más de un mes desde aquella victoriosa jornada, el navarro ya piensa en la próxima temporada, que encarará con más motivación y seguridad que nunca, pero con un papel bien definido: Pedalear siempre por y para Alejandro Valverde, del que opina que tiene condiciones para ganar "cualquier cosa" solo le falta, dice "materializarlo".



¿Qué balance haces de la temporada 2008?

Bueno. A parte la victoria en la Vuelta a España, he acabado contento porque he progresado con respecto al año anterior. Hasta el mes de abril lo pasé mal porque estuve con alergias, que no había tenido nunca y no sabía de dónde me venía, pero notaba que no estaba como yo quería. Eso me hizo andar mal al inicio de la temporada pero, cuando me pusieron un tratamiento conseguí mitigarlo. A partir de mayo hice mejores carreras. Enseguida llegó el parón para los corredores que no vamos al Tour y después me vi mucho mejor.

 

¿Ha sido la mejor temporada desde que eres ciclista profesional?

Sí, por supuesto

 

¿Ha cambiado algo en tu vida después de hacerte con un triunfo de etapa en la Vuelta a España?

Sí, sobre todo la consideración que los demás tienen hacia mí. Pero al final, para uno mismo este deporte es bastante claro. La carretera sigue estando ahí, y te pone en su sitio. Todo el mundo me pregunta si estoy contento, y por supuesto que lo estoy, pero piensan que todo cambia a partir de esa victoria y no es así.


¿Te esperabas aquella victoria?

No, para nada. Miraba la escapada en la que estaba y los corredores daban miedo. Sabía que había que luchar con todas mis fuerzas y nos organizamos muy bien, teníamos claro que, dentro de aquella escapada iba a haber una fuga porque éramos muchos y por eso, en los ataques que no estuviera Chente tenía que estar yo. Eso nos ayudó mucho. Valorando las condiciones en las que se dio, también pienso en que influyó mucho la suerte, porque de los muchos ataques que se produjeron llegó uno de los que estábamos nosotros. Salio todo de cara, pero si no llega a ser así, quizá no hubiera contado este triunfo.

 

¿El papel que jugó Chente García Acosta aquél día fue determinante?

Sí, sin duda. Cuando acabó la Vuelta y, estando en casa vi los vídeos de la etapa me di cuenta de que si no llega a estar él yo me hubiera visto obligado a elegir en cada momento los ataques a los que salía y a los que no. Fue una suerte que estuviéramos dos compañeros del equipo.

 


Si te llegan a decir antes de ir a Granada que ibas a ganar una etapa en la Vuelta, ¿Te lo hubieras creído?

Desear, muchas veces, pero creerlo seguro que no.

 

Sin contar el triunfo de etapa, ¿Cómo viste tu rendimiento en la Vuelta?

Acabé contento, a excepción del día que de Suances que Valverde perdió sus oportunidades en la clasificación general. El equipo iba con ganas de disputar la general y ese día se escapó. No fue por un fallo físico, ni cansancio o porque otros estuvieran más fuertes que él. Fue simplemente un error táctico. Si no hubiera sido por eso, Alejandro hubiera acabado en el podio.

 

Visto el resultado final y las condiciones en las que acabó, ¿qué sensaciones quedaron en el equipo?

Si hacemos balance a partir de la etapa de Suances, solo falló en Fuentes de Invierno, que casualmente también trabajamos para intentar ganar. Pero en el Angliru y en la cronoescalada de Navacerrada, que era también un día clave, estuvo en tiempos con los primeros. Eso da un poco de rabia, porque son muchas horas de trabajo por parte de todos y pudiendo estar, no estar... Aún así, el equipo acabó satisfecho

 

Parecía ir a contracorriente, los días que Caisse d' epargne trabajó fueron los que Valverde falló

Si, pero tenemos una suerte enorme de tener a Alejandro Valverde en el equipo, porque  de cada tres días que trabajamos, nos asegura una o casi dos victorias. Es un lujo trabajar para él. Ese día trabajamos mucho y no pudo ser. El ciclismo no son matemáticas y no es justo cargar toda la culpa a Valverde, porque estoy seguro de que hizo todo que pudo.

 

A pesar de ello, se constató que consiguió recomponerse muy bien después del mazazo que recibió en Suances

Sí. Pasó un día de descanso muy duro, pero conseguimos animarle. Ha demostrado que si no comete un error de este tipo puede estar en la pelea por una grande.


¿Hasta donde puede llegar la próxima temporada?

No es cuestión de ponerle el listón siempre alto y que luego no se logre alcanzar. Es un talento de la bicicleta. A principio de temporada, en Mallorca iba muy tranquilo, con pocos kilómetros rodados y, entrenando "nos cepillaba" a todos con facilidad. Tiene condiciones para ganar cualquier cosa, ahora le falta materializarlas.

 

Desde los últimos años se ha abierto un debate en cuanto a su calendario. Él siempre ha manifestado su deseo de correr y disputar el Tour de Francia como gran objetivo de la temporada pero muchos le recriminan que debe centrarse más en las clásicas, ¿cómo lo ves tu?

En cuanto a resultados, es visible que no ha descuidado las clásicas. Ha ganado dos veces la Lieja- Bastogne- Lieja y también la Flecha Vallona, pero el ciclismo de hoy en día gira en torno al Tour y un corredor con aptitudes para hacer grandes cosas se ve casi obligado a intentar ganarlo. Aún así, este va a ser su tercer año con este plan de competición, con las clásicas y el Tour y creo que le está cogiendo el truco a ese tipo de calendario, ha madurado y está mejorando cada vez más. Además, no es un coredor mayor, y todo eso corre a su favor.

 

Volviendo a tu triunfo en la Vuelta a España, ¿Qué pasaba por tu cabeza cuando ibas en la escapada junto a nombres como David Herrero, Iñigo Landaluze, Paolo Bettini o Greg Van Avermaet?

Bettini imponía mucho respecto, pero era el que más marcado estaba. Lo que más nos preocupaba era que había corredores de cuatro equipos que tenían doble representación y sabíamos que, si nos pillaba algún descuido teníamos que vigilar que no fuera con ninguno de ellos.


¿Y en los últimos metros?

A la hora de disputar, a penas da tiempo a pensar. En la recta de meta tenía miedo que Herrero me adelantara por la derecha porque es muy rápido. Roche también lo es, pero se precipitó un poco y por suerte le pude retener un poco la rueda

 

La victoria además fue muy apretada ¿entraste en meta sabiendo que eras el vencedor de la etapa?

Hubo un momento en el sprint que me di cuenta de que estaba por delante del resto, pero Roche tenía mucho empuje y me consiguió adelantar un poco. Yo veía que ganaba, pero no tenía la confianza absoluta. Por eso no solté las manos del manillar. Yo no estoy acostumbrado a ganar, por eso decidí sprintar a tope hasta el final, llegué muerto a la línea de meta, me dolía todo el cuerpo. Alejandro levantará siempre los brazos cuando gana, pero yo sentí hasta miedo. ¡No estoy acostumbrado a estas cosas! Sabía que había ganado, pero preferí no levantar los brazos a hacerlo y arrepentirme.

 

Después de conseguir esta victoria. Muchos dicen que eres la reencarnación y el relevo de Chente García Acosta

No lo sé. Chente es un grandísimo corredor. Por condiciones y características sí que es verdad que me parezco. Nos sacrificamos por lo compañeros, porque sabemos que brillar por nosotros mismos es difícil, pero Chente lleva mucho camino. No es poco lo que ha conseguido y no es nada fácil llegar a ser como él.


¿Cómo te planteas la próxima temporada?

Parecida a la de 2008. La victoria me ha dado mucha confianza y ganas para seguir trabajando duro, entrenar y prepararme bien. Del calendario aún no sé nada, dependerá de lo que digan los directores del equipo, pero creo que será parecido al de este año.


Tu contrato finaliza en 2009, ¿Con ganas de renovar por Caisse d' epargne?

Ya se verá. A mi me gustaría pero estas cosas pueden dar vuelcos. Euysebio Unzué y José Miguel Echávarri se han portado muy bien conmigo y no tengo ninguna queja con respecto a ellos.

Galería relacionada

Entrevista a Imanol Erviti

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

Esta moto de tres ruedas fue elegida por ASO como vehículo oficial de apoyo en el Tou...

Históricamente pocos patrocinadores del mundo del ciclismo se han implicado en la est...

Toda la energía a través de tus pies...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Hablamos de bici, entrenamiento y nutrición con uno de nuestros grandes triatletas, F...