Entrevista a Jesús del Nero

El madrileño del Fuji-Servetto quiere brillar en las clásicas.
admin -
Entrevista a Jesús del Nero
Entrevista a Jesús del Nero

Hace apenas 48 horas que este polivalente ciclista natural de Chinchón (Madrid) ha finalizado cuarto en la general del Giro de Cerdeña, prueba en la que se ha medido a hombres del calibre de Bennati, Petacchi o el campeón del Mundo, Alessandro Ballan, que le apartó del podio por sólo dos segundos. El corredor del Fuji-Servetto está por tanto en buena forma para su próximo gran desafío, las clásicas belgas, con el Tour de Flandes a la cabeza. Hasta que llegó Flecha con su podio en 2008, tenía la mejor clasificación de siempre de un español en Flandes, 11º en 2007. A punto de cumplir 27 años, Del Nero pasó a profesionales en 2005 con el Orbea continental y luego defendió los maillots del 3 Molinos Resort y Saunier Duval. 

 

¿Cómo ha sido este Giro de Cerdeña en el que has acariciado el podio?

Las etapas no tenían un perfil excesivamente complicado, pero se hacía bastante duro pues no había ni un metro llano. La gente llegaba a meta con las fuerzas muy justas.

 

Te has codeado con gente tan rápida como Bennati, Petacchi, etc.

Es lo que te he comentado, como el trazado era duro, los velocistas llegaban más justos y podía luchar con ellos en los sprints. Como estaba bien de forma, todo el equipo Fuji-Servetto endurecimos la tercera etapa para descolgar a gente rápida y logramos descartar a Petacchi o Lorenzetto, que era el líder. Sin embargo, Bennati, Ballan y Gatto aguantaron y bonificaron más que yo.

 

¿Cuáles son tus próximas citas?

Si no prospera el recurso para participar en París-Niza y Tirreno-Adriático, tendré unos días sin competiciones hasta las clásicas: A Través de Flandes, Harelbeke, Flecha Brabançona, Tres Días de La Panne y luego ya el Tour de Flandes.

 

¿Qué te parece que no se permita correr al Fuji-Servetto en las pruebas ya citadas además del Giro y puede que el Tour y la Vuelta?

Muy injusto. Se demostró que lo del Tour del año pasado eran actos individuales y nos castigan a todos. No podemos quejarnos de falta de competición pues el calendario es muy amplio, pero nos privan de pruebas importantes.

 

¿Qué te pasó en 2008 que no brillaste tanto como en la temporada anterior en la que lo bordaste?

Empecé más flojo pues había acabado tarde la campaña anterior y luego me lesioné en una rodilla. De cara al Tour de Francia fui cogiendo la forma, me noté mejor en Suiza e hice cuarto en el Campeonato de España contrarreloj. Luego pasó lo del Tour y no nos dejaron participar en la Vuelta a España.

 

Sobre la contrarreloj te iba a preguntar ahora. En el Nacional te quedaste a sólo 6 segundos de la medalla de bronce que conquistó todo un especialista como Iván Gutiérrez.

Voy progresando poco a poco. Influye mucho trabajar la posición y a mí me gusta bastante el tema de las cronos e ir evolucionando. Ese tipo de esfuerzo se adapta a mis características.

 

Dejando a un lado la retirada del equipo, ¿qué te pareció el Tour de Francia? Además era tu debut en una grande.

Increíble. A nivel mediático sólo he vivido algo parecido en las grandes clásicas, pero en España la diferencia es abismal. Te llaman desde aquí sin hacer nada, sólo con que te enfoquen mientras vas en el pelotón. En el tema deportivo, las etapas de montaña no son muy diferentes a las de una carrera de alto nivel. Diferente es la primera semana y lo complicado que resulta buscar una posición en el pelotón.

 

¿Cómo te explicas tu undécimo puesto en el Tour de Flandes a pesar de tu escasa experiencia en ese tipo de carreras?

Era la segunda clásica de largo kilometraje que disputaba después de la Milán-San Remo. Había reconocido un poco del recorrido en los Tres Días de La Panne y entrenando, pero no me esperaba un resultado así. En distancias tan largas suelo ir bien, aunque resultó decisivo que esa edición hiciera buen tiempo. Con lluvia y frío no hubiera podido estar ahí.

 

¿Tienes algún ídolo entre los clasicómanos?

Museeuw siempre me gustó mucho. De los actuales, aparte de Boonen, al que no aprecio en exceso pero es impresionante cómo va sobre el adoquín, me llama la atención la potencia de Cancellara.

 

La París-Roubaix creo que no te gusta tanto...

No, el recorrido es todo plano y lo noto mucho. Los dos años que he corrido no me gustó nada y no acabé. Reconozco que es una prueba muy bonita, pero a mí no me va. Necesito más desniveles en el trazado. La Eroica tiene más repechos y me viene mejor. También la Amstel Gold Race se adapta a mis cualidades.

 

Tu única victoria profesional data del Tour del Porvenir de 2005, en el que te impusiste en la sexta etapa ante rivales del calibre de Andy Schleck o Remy Di Gregorio. ¿Por qué se resiste tanto el segundo triunfo?

Tengo muchas ganas de repetir. Lo cierto es que al pasar del 3 Molinos al Saunier Duval mi calendario cambió radicalmente y empecé a competir en pruebas en las que las victorias están muy caras. Además en el equipo teníamos muchos gallos y en bastantes ocasiones tocaba trabajar para ellos. Este año, sin Piepoli ni Riccò, disfrutaré de más oportunidades para jugar mis bazas si no sufro problemas físicos y puedo rendir al cien por cien.   

 

Galería relacionada

Entrevista a Jesús del Nero

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Rafa se impone tras más de cuatro horas de partido en el Open USA y se quedá a sólo u...

El cacao en polvo te permite disfrutar de las ventajas del chocolate sin remordimient...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

Hablamos de bici, entrenamiento y nutrición con uno de nuestros grandes triatletas, F...

Llega un momento en la actividad de cualquier ciclista en el que es necesario hacer d...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...