Entrevista a Óscar Freire

«Antes un corredor que ganaba era un campeón. Ahora es un sospechoso»
admin -
Entrevista a Óscar Freire

Desaparecido en Tirreno, el test de los sprinters antes de Milán-San Remo. El año pasado hiciste lo mismo y acabaste ganando¿la táctica es la misma?

Las etapas de la Tirreno son todas con carreteras muy complicadas y se hace dura. Hay mucho estrés en carrera, sin muchas caídas pero con la tensión latente. El segundo día intenté meterme en el sprint pero era una locura. No tenía buena posición, intentaba colocarme pero a cada curva me pasaban. El día siguiente fue muy duro, y era sufrir para nada. Si veo que puedo ganar lo intento, y eso depende del recorrido y de la situación en la que me encuentre. Sí, es como el año pasado, que estaba bien en las últimas etapas de Tirreno pero no tanto como para ganar. Además, también está la Milán-San Remo. Esta temporada estoy igual, solo que ahora tengo que ganar la Milán-San Remo.

 

¿Por qué esa obligación por ganar?

Porque es mi trabajo y porque me gusta. Me gusta ganar. Si no gano en una temporada entera sería mejor que lo dejara. En todos mis años como profesional al menos he tenido una victoria. Este año ya lo he hecho, pero necesito repetirlo en las carreras importantes, y ésta es la primera de ellas. Por mis características, es la más fácil en la que puedo ganar. Los sprinters puros sufren mucho y les puedo batir mejor que en otras. Pero eso no quiere decir que no sufra, también lo hago, pero en este tipo de carreras la experiencia te da mucho y yo la tengo, no es solo cuestión de forma. Sé lo difícil que es ganarla, pero también sé que puedo hacerlo.

 

Si esa única victoria en todo el año sería la Milán-San Remo o el Mundial, ¿cuál elegirías?

El Mundial, sin duda. No puedes comparar esa carrera con ninguna otra. Ganar la Milán-San Remo es bonito, pero el Campeonato del Mundo es otra cosa, es más grande incluso que ganar el Tour. Es el jersey arco-iris, es la carrera más grande del año de un día...Ganar el Tour de Francia será más importante publicitariamente hablando, pero cuando tu lo vas a ganar, ya lo sabes de antemano. El día antes de un Mundial no sabes lo que te va a pasar. Las sensaciones son completamente diferentes, o tienen que serlo, no lo sé porque nunca he ganado el Tour, pero la emoción de ganar un Mundial es más grande que la de un Tour. Más alegría que siendo campeón del Mundo no te puedes llevar en ninguna carrera.

 

¿Cómo te planteas la carrera de este año? ¿Dónde crees que se hará la selección?

Creo que estoy bien como para llegar al final y disputar, pero nunca lo sabes. Si alguien como Cancellara ataca no puedes hacer nada, porque yo puedo seguirle en ese momento, pero si lo hago va a terminar ganando él. Ahí es cuando tienes que arriesgar y decidir qué hacer. Lo mejor es no seguirle porque va a acabar parándose y tu ya has hecho el esfuerzo. Luego están los imprevistos, el año pasado en el Turchino, con las caídas que hubo la carrera cambió. Yo estaba justo detrás de donde fue la caída, fui el último en sortearla. Todo eso condiciona. Luego, en la subida al Poggio ya no se puede hacer la diferencia porque ninguno esta tan fuerte como para atacar en la ascensión y poder llegar hasta la meta.

 

¿Disfrutas de esta carrera?

Como corredor no. Estás concentrado y es imposible disfrutar. Cuando acabas y ganas sí. Dices que es un bonito día pero durante la carrera no.

 

¿Y si no ganas?

Pues piensas que has hecho todo lo posible. El problema viene cuando ves que puedes ganar pero tienes un percance. Recuerdo una vez que ganó Petacchi, yo estaba bien pero sabía que era imposible ganarle. El año de Cipollini fue probablemente mi mejor Milán-San Remo, tenía una buena colocación pero a 200 metros del final estaba a cincuenta de él.

 

 


¿Cómo has visto a tus contrincantes durante la Tirreno-Adriático?

He visto verdaderamente bien a Hushovd, en Tirreno ha estado fuerte, pero son dos carreras completamente diferentes y los corredores cambian. El año pasado todos señalaban a Boasson Hagen porque hizo una Tirreno muy buena, y luego en San Remo no estuvo ahí. Tienes que estar en el momento importante, en el lugar oportuno porque puedes perder la carrera en cualquier sitio. Parece fácil ganarla pero no lo es.

 

 

 

PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA SEGUIR LEYENDO LA ENTREVISTA A ÓSCAR FREIRE

Te recomendamos

La compañía estadounidense aceptó el reto de conseguir una versión de su bici escalad...

¿Qué sillín Syncros necesitas? Comparamos dos opciones de precios populares para cicl...

La marca alemana SKS, referente en bombas, herramientas y accesorios, estrena los Spe...

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...