Entrevista a Robbie McEwen

Ciclismoafondo.es se reunió con el sprinter autraliano horas antes de disputar la Milán-San Remo
admin -
Entrevista a Robbie McEwen
Entrevista a Robbie McEwen

«La carretera me pondrá en su sitio, pero tengo una buena condición física»

 

Hay corredores para los que parece que los años, las temporadas no les pesan en las espaldas. Que siguen intactos, contra viento y marea. Con el mismo instinto que el primer día. Y más motivados que nunca. Que siguen siendo capaces de ganar y desbancar a los pedales que se pegan a sus dorsales deseando reemplazarles en la foto finish de un sprint. Robbie McEwen es uno de ellos. Cumple su décimo tercera temporada como ciclista profesional y acumula casi dos centenas de triunfos desde que diera al salto a la élite. Lo ha ganado casi todo. Casi. Le falta, entre otras, la Milán-San Remo. A sus 36 años y a punto de sumar una primavera más, el australiano no comparte la idea de que su edad pueda ser un impedimento para vencer en 'La Classicissima' y apela a la experiencia que durante toda su vida como ciclista ha adquirido. Avisa de que atesora una buena forma física y que ha mejorado con respecto a las primeras carreras de la temporada. Fue en aquellas precisamente donde consiguió sus primeros éxitos, en el Tour Down Under y la Challenge de Mallorca. Su rueda será, como en los últimos años, la primera a vigilar en los últimos kilómetros de la Milán-San Remo.

¿Cómo llegas a la Milán-San Remo?

Durante la Tirreno-Adriático he comenzado a sentirme realmente bien y creo que tengo una buena condición para disputar esta carrera. Por supuesto que, hasta que no me vea en la carrera no sé cómo voy a rendir exactamente, pero todos estos días me he preparado muy bien para la Milán-San Remo y antes de la Tirreno-Adriático tuve varios días para realizar entrenamientos más específicos. La carretera me pondrá en su sitio, pero tengo una buena condición física.

 

¿Las primeras victorias que has conseguido esta temporada, en el Tour Down Under y en la Challenge de Mallorca te hacen llegar a esta carrera, que es tu primer gran objetivo, con más confianza?

Sí, claro, pero lo más importante no es haber ganado antes de la Milán-San Remo, si no llegar aquí con una buena forma física. Me estoy notando cada vez mejor, en cada carrera en la que estoy veo que estoy más fuerte. Este es el momento en el que puedo decir que estoy fuerte, me siento así

 

¿Te sientes uno de los favoritos para alzar los brazos en Lungomare Italo Calvino?

Ésta es una carrera difícil y con muchísimos candidatos a ganar. Todos los sprinters que están aquí y que son capaces de superar las pequeñas dificultades orográficas en los últimos kilómetros tienen opciones, y siempre hay sorpresas. Cuando yo fui cuarto en 2007 no entraba en la mayoría de las quinielas para los primeros puestos. Todo aquel que es rápido en un sprint y pueda pasar la primera parte de la carrera en el grupo delantero, tiene opciones de ganar aquí. Yo seré uno más de los que lo intente.

 

¿Cuál será la primera baza del Katusha, la tuya al sprint o la de Filippo Pozzato?

Tenemos la suerte de contar con varias opciones diferentes en el equipo y eso nos hace fuertes como escuadra. Filippo y yo enfocaremos la carrera de manera diferente. Él buscará los ataques en el Poggio y yo intentaré seguir a los grupos que se puedan formar en esa zona para disputar un sprint masivo.

 

¿Qué te parece el cambio que se hizo el año pasado de la llegada?

Me gusta, es más difícil que el de ediciones anteriores pero aún así me parece bonito. El año pasado ya lo vi pero no estuve disputando la carrera y la manera de vivirlo cuando pasas por las carreteras es totalmente diferente.

 

Mucha gente piensa que, con casi 37 años con los que cuentas es imposible ganar en una carrera como la Milán-San Remo ¿Qué crees tú?

Mario Cipollini la ganó más o menos con mi edad. Esa es mi referencia. Se puede ganar, por supuesto que no tienes la misma condición física que cuando eras más joven, pero sí la experiencia

 

La Milán-San Remo siempre ha sido una carrera importante para ti. Nunca has ganado aquí pero siempre ha sido un gran objetivo y una motivación para ti ¿Por qué?

Es especial porque es la primera gran clásica del año y la que más tradición tiene en la historia. Junto al Giro de Lombardía, es la clásica más importante de Italia. Tiene un sabor especial, por su largo kilometraje, por su salida desde Milán y los lugares que visita. El terreno me gusta mucho, sobre todo al bordear la costa. Este año, además, se le añade que es la edición número cien, que la hace más especial aún. Esta carrera la han ganado muchos corredores históricos, y ser el número cien en hacerlo motiva mucho.

 

¿Con la ausencia de Fabian Cancellara será más fácil para ti buscar el triunfo al sprint?

Teniendo como referencia los resultados del año pasado, tiene que ser más fácil, porque su victoria fue apabullante. Atacó en el Poggio a los escaladores, pero es que después también lo hizo en los últimos kilómetros y dejó a los sprinters sin opciones. Su baja y la de Ballan se notarán mucho, porque son corredores capaces de dinamitar una carrera y dejar sin opciones a los sprinters como yo.

 

¿Y la de Óscar Freire?

Seguro que se notará mucho, es un corredor que tiene mucha experiencia en esta carrera y siempre se la marca. Pero no hay que olvidarse que viene gente joven muy buena que pueden también ganar aquí, como Mark Cavendish.

 

¿Quién señalarías como la referencia en el sprint?

Cualquiera que tenga las piernas fuertes y pueda pasar la primera parte de la carrera, si tiene un punto de velocidad importante, puede ganar. En la Milán-San Remo no gana el que es más rápido, si no el que ha conseguido soportar en buenas condiciones los casi 300 kilómetros de la carrera. ¿Favoritos?, Bennati especialmente, y también Petacchi, pero también están Mirko Lorenzetto o Heinrich Haussler, que ya ha demostrado en las últimas carreras que está muy fuerte.

 

¿Qué te parece el inicio de temporada del Katusha?

Muy buena. Las victorias están demostrando que durante el invierno hemos hecho un buen trabajo. Cuando un corredor cambia de equipo su propósito es el de impresionar y dejar un buen sabor de boca a sus directores en la primera parte de la temporada, para que vean que no se han equivocado eligiéndote. Eso nos ha pasado con el Katusha, pero no solo a un corredor, si no a toda la plantilla, al ser un equipo de nueva creación. Todos queríamos rendir al máximo para dejar una buena impresión y creo que lo hemos conseguido. Trabajamos de manera conjunta, sin individualidades. Lo que buscamos es ganar nosotros, no importa quién sea, y eso nos ha dado tanto éxito.

 

¿Cuáles serán tus próximos objetivos?

Después de la Milán-San Remo haré las clásicas del mes de abril antes de tomar un pequeño descanso para disputar el Giro de Italia, que será la primera de las dos grandes carreras que están en mi calendario. En junio me prepararé a fondo para el Tour de Francia.

 

 

Galería relacionada

Entrevista a Robbie McEwen

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Un coche eléctrico (el Nissan Leaf), todas las capitales de provincia peninsulares, 7...

Manteniendo su filosofía de sillines para todos, se amplía la gama con los nuevos SL...

El nuevo casco Spiuk Korben con acabado #Metalline Skin es el casco más avanzado de l...

Durante el último fin de semana de septiembre, en la celebración de 'Laurens Ten Dam ...

Llega la primera gravel de carbono de BH: así es GravelX Carbon...

Desarrollado junto a los ciclistas del Movistar Team, este casco aero descubre ahora ...