Alejandro Valverde: "Ha sido mi mejor temporada"

Alejandro Valverde repasa con esta entrevista un 2014 en el que, por tercera vez en su larga trayectoria profesional, concluye la temporada como número 1 del ranking World Tour tras lograr once victorias y acabar en el top-4 de Tour, Vuelta, Campeonatos del Mundo y clásicas de las Ardenas
Ciclismoafondo.es -
Alejandro Valverde: "Ha sido mi mejor temporada"
Alejandro Valverde: "Ha sido mi mejor temporada"

Con 34 años, y en su duodécima temporada en el profesionalismo, Alejandro Valverde se ha coronado como el número uno del ciclismo mundial en el ranking World Tour que ha cerrado la campaña 2014. El ciclista de Movistar Team ha superado en la clasificación definitiva a su compatriota Alberto Contador y al australiano Simon Gerrans y repite de este modo el primer puesto que ya consiguiera en los años 2006 y 2008. El corredor murciano ha sido también parte fundamental en el triunfo de su equipo en la clasificación mundial por escuadras y tras completar con 11 triunfos y 19 podios una de sus mejores temporadas en el campo profesional –donde acumula 84 victorias, continuará tres campañas más en las filas de Movistar Team. 

La campaña de Valverde ha sido brillante de principio a fin. En el primer mes de competición ya se impuso en la general y tres etapas de la Vuelta a Andalucía –entre ellas, el prólogo, superando a los medallistas mundiales contrarreloj Wiggins y Dumoulin–, la Vuelta a Murcia y la prestigiosa Roma Maxima. En la primavera, lograba su primer éxito en el Gran Premio Miguel Indurain, acababa 3º en la Strade Bianche y 5º en País Vasco y volvía a ser el más regular en las clásicas de las Ardenas: 1º en la Flecha Valona –su segundo éxito en la carrera–; 2º en la Lieja-Bastoña-Lieja –quinto podio en La Decana– y 4º, en la Amstel Gold Race. En el camino hacia el Tour de Francia –donde fue 2º en la Ruta del Sur y el Nacional de ruta– se invistió el maillot de campeón de España contrarreloj y en la ronda francesa rozó el ansiado podio final –terminó 4º tras ser segundo durante la mayor parte de la carrera–.

Sin tiempo para lamentarse de la decepción gala, Valverde regresó a la senda del triunfo con su segunda victoria en la Clásica San Sebastián antes de culminar otros dos podios en sus dos grandes objetivos en el final de temporada: la Vuelta a España, donde firmó un triunfo de etapa y el tercer puesto final completando su sexto podio en la gran ronda española, y el Campeonato del Mundo de Ponferrada, con una medalla de bronce que aumenta su récord histórico de metales (6) en la gran cita internacional. Su segundo puesto en el último monumento de la temporada, Il Lombardía, poco después de ser padre por cuarta vez, cerró la campaña del indiscutible número uno mundial en 2014.  

¿Qué supone para alguien que ha conseguido casi todo en el mundo del ciclismo terminar como el mejor del año en la clasificación mundial?

Le doy muchísima trascendencia. Terminar como número uno es la recompensa al trabajo de todo el año. Significa que la temporada ha sido muy buena, que siempre he estado ahí en las mejores carreras y que la regularidad ha sido muy importante. Está claro que un Mundial, por lo que significa, por el maillot arco iris y todo lo que supone llevarlo, es la máxima ilusión para un ciclista, al menos para mí. Pero si lo piensas bien, la clasificación mundial debería de tener una importancia similar y espero que en un futuro sea así porque refleja mejor quien ha sido el más regular del año en las mejores carreras. 

¿Cuándo se convirtió el ranking World Tour en un objetivo?
Empecé a pensar en el ranking después del Tour. Antes siempre estás pendiente, pero no te fijas tanto. La Vuelta salió bien y sabía que, aunque Alberto estaba por delante, yo tenía mis opciones porque confiaba en coger muchos puntos en Lombardia. Afortunadamente, así fue y al final, aunque estuvimos a punto de ir los dos a China, decidimos que lo mejor era quedarse aquí. Es cierto que le consulté tras su caída en Lombardia si iba a ir a Pekín porque yo en principio tampoco lo tenía en mi calendario y porque, sobre todo, lo que me apetecía era disfrutar de mi recién nacida. Al final pude disfrutar de ambas cosas.   

Hace casi diez años de su primer número 1 mundial. No es algo común en el ciclismo actual…
La verdad es que no. En 2006 ya lo gané, en 2008 repetí, luego he sido un par de veces tercero… Pero yo miro aún más atrás. A 2003, cuando fui 3º en la Vuelta y subcampeón del mundo. Ahora, en 2014, he estado otra vez en el podio de las dos. Son doce años al máximo nivel, pero como ya he dicho alguna vez mis sensaciones cuando entreno, cuando compito son mejores que antes. ¿En qué me veo superior? Me tomo todo con más tranquilidad, noto que mi cuerpo está más hecho, curtido, que soy más maduro. Las competiciones me agotan menos que antes. Es cierto que quizás he perdido un poco esa chispa de joven en situaciones peligrosas en las que ahora no arriesgo tanto y antes iba un poco más a lo loco. 

De los objetivos que se marcaba a principios de año: clásicas, Tour, Vuelta y Mundial, su peor puesto ha sido el 4º...
Cuando uno se marca unos objetivos, no quiere decir que los vaya a ganar. Si no, todo el mundo lo haría y los conseguiría. Sólo hay una Lieja, o un Tour, o una Vuelta o un Mundial y solo uno los puede conseguir. Pero dentro de esos objetivos, he ganado la Flecha y San Sebastián, he sido 2º en Lieja y Lombardia, 3º en Vuelta y Mundial y 4º en Amstel y en el Tour, después de pelear hasta el último de los veintiún días por ser segundo… Estoy más que satisfecho por el año y ya firmaría que me saliera un año parecido en 2015. 

¿Cree que ha sido su mejor temporada?
Con diferencia. No tengo ninguna duda. 

¿Ha habido algún mal momento en su brillante año?
Sí (responde sin dudar). El Tour. Ha sido mi mejor puesto en Francia, pero me quedé con el mal sabor de boca por haber tenido el podio en la mano. El perderlo ha sido mi peor momento del año. No sé si he tenido más, pero del único que me acuerdo es de ese.  

¿Y la carrera que mejor sabor le ha dejado?
Quizás la Flecha Valona. Es una prueba en la que tienes que estar muy, muy en forma para ganarla y este año la gané muy bien.  

Pocos ciclistas destacan tan permanentemente como usted la trascendencia de la labor de su equipo...

Es que esto no lo puedes hacer sin que tu equipo esté fenomenal. He estado muy a gusto con todos los compañeros, pero no sólo con los ciclistas, sino con los directores que me han llevado muy bien, con los auxiliares y con todos los que componen Movistar Team. Siempre he dicho que este equipo es mi casa y aunque, como en todas las familias, nosotros también podemos tener nuestros roces, el ambiente es fenomenal. Nos entendemos todos muy bien y todo eso hace que se refleje en la carretera. Pero es cierto que ser el mejor equipo del mundo el año pasado y repetir este, son palabras mayores. Estamos poniendo el listón muy alto y va a ser muy complicado de repetirlo. En el ciclismo es difícil llegar, pero más aún mantenerse. Lo bueno que tenemos es que en cada carrera a la que vamos damos lo máximo y cuando lo das todo, nadie puede pedirnos más.  

Aunque su calendario para 2015 está todavía sin definir, ¿se plantea nuevos retos para el año próximo?
El Giro es una carrera que nunca he hecho y que ya he dicho que me gustaría probar alguna vez y en el Tour y en la Vuelta ya tengo experiencia suficiente. ¿Las 3 grandes? Por qué no. La verdad es que es un reto que me gustaría hacer y que está en mi cabeza, aunque aún no hemos hablado nada con Eusebio. De las clásicas es verdad que mi cuerpo no es el mejor para la París-Roubaix, pero sí puedo optar a las clásicas que me faltan en el palmarés como Lombardía, Flandes o San Remo, si se endurece como estaba previsto este año.  

El año pasado ya dejó claro que si regresaba al Tour sería para ayudar a Nairo Quintana…
Lo tengo clarísimo. Es que debe ser así. Yo no voy a ser quién frene su trayectoria cuando él ha demostrado ya de sobras que puede optar al triunfo en el Tour. Es algo similar a la situación con la que llegamos este año a la Vuelta. Al final por la mala suerte de la caída de Nairo, tuve que coger yo la responsabilidad del equipo y conseguimos responder bien. Ojalá que si el año que viene corro el Tour, no pase lo mismo y sólo tengamos que centrarnos en ayudarle a que pueda subir al podio en París. 

Las cifras de Alejandro Valverde en 2014

· Número 1 Ránking World Tour 

· 11 victorias 
- etapa 6 Vuelta a España
- Flèche Wallonne
- Clásica San Sebastián 
- Roma Maxima
- GP Miguel Indurain
- Campeonato de España CRI
- Vuelta a Murcia
- Vuelta a Andalucía (+ 3 etapas) 

· Grandes Vueltas
- Tour de Francia: 4º
- Vuelta a España: 3º (+ 1 etapa) 

· 3 medallas
- Campeonato de España CRI (oro)
- Campeonato del Mundo ruta (bronce)
- Campeonato de España ruta (plata) 

· Pruebas de un día
- 1º Flèche Wallonne
- 1º Clásica San Sebastián
- 1º Roma Maxima
- 1º GP Miguel Indurain
- 1º Vuelta a Murcia
- 2º Il Lombardia
- 2º Liège-Bastogne-Liège
- 3º Strade Bianche
- 4º Amstel Gold Race 

· Vueltas por etapas
- 1º Vuelta a Andalucía (+ 1 etapa)
- 2º Route du Sud
- 5º Vuelta al País Vasco 

· 28 top-3
· 44 top-10
· 77 días de competición

· Su temporada
1. Dubai Tour - 27º
2. Vuelta a Andalucía - 1º (+3 etapas)
3. Vuelta a Murcia - 1º
4. Clásica de Almería - 16º
5. Strade Bianche - 3º
6. Roma Maxima - 1º
7. GP Nobili - 44º
8. Dwars door Vlaanderen - 36º
9. E3 Prijs Harelbeke - 63º
10. GP Miguel Indurain - 1º
11. Vuelta al País Vasco - 5º
12. Klasika Primavera - 27º
13. Amstel Gold Race - 4º
14. Flèche Wallonne - 1º
15. Liège-Bastogne-Liège - 2º
16. Route du Sud - 2º
17. Campeonato de España CRI - 1º
18. Campeonato de España ruta - 2º
19. Tour de Francia - 4º
20. Clásica San Sebastián - 1º
21. Vuelta a España - 3º (+1 etapa)
22. Campeonato del Mundo ruta - 3º
23. Il Lombardia - 2º

Fuente: Prensa Movistar Team

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...