Nairo Quintana: “Seguramente corramos los tres el Tour”

El colombiano del Movistar Team ha hablado durante la concentración que celebra la escuadra telefónica estos días en Navarra y ha confirmado que la opción que toma más fuerza es que Landa, Valverde y él compartan equipo en la ronda gala.
Ainara Hernando / Fotos: Rafa Gómez - BettiniPhoto -
Nairo Quintana: “Seguramente corramos los tres el Tour”
Nairo Quintana: “Seguramente corramos los tres el Tour”

¿Cómo se presenta el próximo año?

Tengo la sensación de que se presenta muy bien, con este periodo de descanso relativo que he tenido, ya me siento con buenas sensaciones y muchas ganas de que comience otro año. 

¿Qué tal el primer contacto con Landa?

Ha sido muy bueno, nunca hemos tenido ningún problema ni antes que éramos rivales, y ahora menos. Es un chico muy agradable, extrovertido. Lo hemos pasado muy bien esta semana en la concentración. Aquí líderes somos muchos y cada uno en su sitio. Antes era un rival y ahora tenemos un compañero más.

¿Parecía con tus declaraciones hace unos días que le ponías unos límites a su llegada?

Los limites no los pone nadie, los pone la carretera, lo que pasa que de fuera se quiere sembrar cierto malestar que no lo vemos nosotros. No es un rival, es un compañero de equipo. Juntos, con Alejandro y los otros compañeros trabajaremos en equipo para hacer siempre lo mejor.

¿Tener al lado un escalador como él amplía tus posibilidades frente a un equipo como Sky?

Seguramente ellos van marcar el ritmo con la plantilla que tienen. Hemos visto en los últimos años lo que hacen en las grandes carreras pero teniendo un equipo como el que ahora tenemos, con Alejandro y Mikel da mucha más tranquilidad. Tenemos más opción para enfrentarnos a ellos.

Pero también el equipo ha perdido mucha clase media. Castroviejo, los Herrada…

Sí, hemos perdido algunos corredores que eran importantes para el equipo pero seguimos teniendo corredores buenos, algunos que siguen creciendo como Marc Soler, Rubén Fernández…entre otros, que se están haciendo ya muy buenos para diferentes tipos de competición y seguimos teniendo a otros como Imanol o Bennati que los mantenemos en muy buena línea.

¿Qué te ha enseñado este año?

He aprendido muchas cosas del Tour sobre todo, cuando las cosas no te salen bien y has hecho un buen trabajo. Algunas veces te puedes equivocar y lo que tu crees que estás haciendo bien posiblemente no está bien. Hay que ver diferentes puntos de vista para tratar de equivocarse lo menos posible. Cuando lo haces bien parece que todo esta bien hecho pero cuando estás mal tienes que ver qué cosas hiciste mal. Es más fácil caer en el error que hacerlo bien.

¿Qué cosas hiciste mal?

Nos hemos equivocado conjuntamente con todo el grupo en cosas previas al Tour para llegar al cien por cien. De eso hemos aprendido para estos años venideros ser más calculadores , en sentido de planificaciones y entrenamientos.

¿Crees que la reducción a ocho corredores en las grandes va a marcar mucha diferencia?

Para los que normalmente lideran o quieren hacer una gran clasificación es una desventaja. Un corredor menos, teniendo en cuenta que a veces hay retiradas por caídas y enfermedades es complicado. Puede ser mejor menos corredores por el riesgo que representa, a veces ves tantos que quieren estar delante. Tiene sus pro y sus contra, pero yo hubiera preferido que hubiera sido de nueve.

¿Quieres que Mikel Landa esté contigo en el Tour?

Sí, ya lo hemos planteado con Eusebio y seguramente estemos los tres.

Se habla mucho del duelo Froome-Dumoulin para el próximo Tour, ¿sientes que se te deja de lado?

No pasa nada. Hemos visto que Dumoulin va a ser un rival más, también es importante que esté en el Tour, abre el abanico y las responsabilidades para que la carrera sea más entretenida. Entrarán más equipos a hacer juego y eso puede ser más interesante.

¿En el Tour dio la sensación de que estabas un poco desencantado?

Lo que pasa que centramos mucho la ilusión del Tour, queríamos hacerlo de la mejor manera. Llevábamos tal ilusión que uno se lleva mucha tristeza porque se trabaja bien, trata uno de hacerlo de la mejor manera y cuando los resultados no salen es normal que se ponga uno triste. Pero luego haces reflexión y te pones a ver lo que transcurrió fuera del Tour y fueron muchos momentos agradables. En Valencia, general y etapa, en Tirreno también, en Asturias, el Giro que hice segundo, no fue suficiente el tiempo que tuve para ganar el rosa con Dumoulin. Hasta ahí todo iba bien pero entonces comenzó a salir el cansancio, en la transición del Giro al Tour nos equivocamos en cosas de la preparación, pero aprendimos mucho. Fue triste pero no decepcionante.

Hasta este año contabas tus participaciones en el Tour como podios pero esta vez no ha sido así, ¿eso te crea dudas o te da más ganas?

Me da más ganas y mucha ilusión de volver a estar a ese nivel que he estado en el Tour. Salvo el 2012, todos los años he hecho un podio en una grande, alguna vez dos. Eso me da tranquilidad y seguridad. Este año he hecho uno también pero parece que al no ser en el Tour es un fracaso.

¿Tienes la sensación de que te ha tocado enfrentarte contra una pared, el Sky y Froome?

Ha sido un hueso bastante difícil de roer, por eso me da alegría y gusto que se presenten diferentes cosas como la aparición de alguien que también va a luchar contra ese muro, como Dumoulin, y luego la llegada de Mikel que para nosotros será muy importante. Eso me gusta para tratar de vencerlos.

¿Qué cosas vas a cambiar respecto al año pasado?

El planteamiento de competición, las estancias en altura…, y un calendario con menos intensidad para ir al Tour. Buscando frescura.

¿Te volverías a plantear el doblete Giro-Tour?

Este año que viene nos hemos planteado el Tour. Tengo buena ilusión, es el objetivo principal. En otros años no lo sé, pero más adelante quiero volver a hacer Giro-Tour, lo tengo en la cabeza. Creo que puedo y mi cabeza tiene ese reto. A corto plazo no pero poco a poco iremos buscando la oportunidad de hacerlo.

¿Desde el momento en que se confirmó el fichaje de Landa has sentido que hayas tenido que marcar territorio?

No, ¿qué podría cambiar? No podría cambiar nada, he venido haciendo lo mismo desde que entré en este equipo, siempre haciendo las cosas bien, intentando hacerlo lo mejor en cada carrera y sigo así.

¿Te has planteado en algún momento salir de Movistar?

No, he estado bastante a gusto, hace dos años firmé hasta 2019. Siento que es mi familia, tengo que defender mi equipo. Siempre lo defiendo a capa y espada porque es donde comencé a crecer y donde he tenido todas mis oportunidades y el que me ha dado todo lo que tengo. Me siento querido.

¿Dónde vas a debutar?

Ahora van a hacer Vuelta a Colombia donde va a haber participación World Tour, la quieren hacer una carrera grande y ya están haciendo invitaciones a grandes equipos. Para Movistar es un gusto estar allí y seguramente allí empezaré. Me hace ilusión correr en casa, pocas veces tengo la oportunidad.

¿El sueño amarillo sigue vigente?

Sí. Ganar el Tour es mi sueño. He ganado muchas carreras, el Giro, la Vuelta…y tengo la ilusión de poder ganar alguna vez el Tour.

¿Te da la sensación de que te preguntamos cosas como si tuvieras 34 o 35 años, como si se te estuviera acabando el tiempo y aún en realidad eres joven?

Debe ser porque, como dijo Eusebio, me hice mayor muy joven. Con 21 años hice mi primera vuelta y allí estuve andando con los mejores, siempre ayudando a Alejandro porque me hacía ilusión poder ganar una Vuelta. En 2012 le apoyé muchísimo y para mi era un placer correr a su lado. Desde allí se me comenzó a ver. Era myu joven, y luego en el año siguiente en el Tour con el accidente que tuvo el día del viento perdió tantos minutos Alejandro que me dijeron que tenía que coger el liderato. Comencé a seguir ese paso, a confirmar. Fui segundo. Cuando estás a ese nivel ya es alto y es muy difícil mejorarlo. Estas en el top de los escaladores y de los mejores de grandes vueltas. Es difícil mejorar y fácil equivocarse y caer. Lo difícil no es llegar si no saber mantenerse y poder tener la suerte de seguir haciéndolo, que en muchos casos no es fácil. Ahora ya no hay excusas. Antes eras joven, te equivocabas y no pasaba nada porque estabas aprendiendo. Ahora ya no soy joven pero tampoco viejo, tengo 27 años. Hemos visto progresión de gente de mi edad, yo he venido un poco antes. Sigo mejorando y aprendiendo pero no estoy viejo. Todavía el retiro no se ve.

¿Se le ve un punto débil a Froome?

Su golpe de autoridad que daba antes y dejaba todo claro se ve que cada vez es menor. Sigue siendo fuerte y lo ha demostrado con lo que ha ganado. Igual que su equipo pero hemos visto que otros corredores están ganando terreno y todo se ha igualado. O bien que los otros hemos estado más fuerte o bien que él está más parecido a nosotros.

¿Qué le pides a 2018?

Un gran Tour. Tengo mucha ilusión, espero poder prepararlo muy bien. Me siento capacitado y ahora estando Mikel nos dividiremos las carreras, estaremos más tranquilos y será más fácil. Pero es pronto para hablar de calendario.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...