Entrevista a Andy Schleck

«Sueño con el día en que ataque, mire hacia atrás y vea cómo se queda Contador»

admin

Entrevista a Andy Schleck
Entrevista a Andy Schleck

Hace un año decían de ti que eres como un caballo que tiene que trotar aún más por la hierba, pero a la vez, un hombre que no se complica mucho, que es sencillo y no tiene prisa por saber que le queda mucho por mejorar, ¿sigues siendo el mismo, después de un año en el que subiste al podium del Tour de Francia?

Sí, sigo siendo el mismo. Un resultado no te cambia nada, mi personalidad es la misma. He aprendido mucho en este año, a entrenar de otra forma, más favorable, a hacer preparaciones mejores y correr diferente. Esas cosas ahora las hago diferente pero nada más. El ciclismo no puede cambiar a una persona. Al fin y al cabo es un trabajo, nada más. A mi me gusta, lo disfruto, pero hay más vida después. Tengo 25 años, soy muy joven, pero supongo que algún día tendré una mujer, hijos... y mi vida seguirá después de dejar la bicicleta.

 

¿Cómo te sientes físicamente ahora, después de superar todos los contratiempos?

Bien, cada vez más fuerte. Noto que, cuando el resto de corredores están empezando a bajar su pico de forma, yo voy a más. Estoy menos fatigado que ellos. Ya en la Tirreno-Adriático/> comencé a tener buenas sensaciones, después vino el virus, enseguida se marchó. La Vuelta/> al País Vasco me ha dejado muy satisfecho. Es una carrera muy dura y que me gusta mucho, y lo he hecho bien. Quise probarme en Arrate, quería ganar allí pero no pudo ser. No es una decepción, porque probé mis piernas y pude ver que estaban en buen estado

 

¿La rodilla está totalmente recuperada?

Sí, ya sí, aunque se alargó demasiado. En diciembre, estaba entrenando con mi hermano y un coche se cruzó por nuestro camino, no nos vio y me tiró. Me dejó dos costillas rotas y los huesos de la rodilla fracturados.

 

¿Llegó a ser desesperante ver cómo no eras capaz de terminar carreras y que los dolores de rodilla no te abandonaban?

Sí, pero en el ciclismo funciona así: o estás lesionado o estás en plena forma, no hay un término medio. Cuando estás bien lo tienes que aprovechar, para entrenar más y acumular un buen tono para las grandes citas. Yo creo que todo lo que nos pasa, sucede por alguna razón concreta. Quizá no haya sido tan malo. Tampoco me llegó a obsesionar porque tres compañeros del equipo habían tenido el mismo problema y lo habían superado y, mirándolo bien, solo me perdí los primeros meses del año de estar en mi estado de forma natural.

 

¿Se puede decir entonces que estás en plena forma?

Sí, incluso que me veo mucho mejor que el año pasado. Por estas alturas no estaba tan bien como me encuentro ahora.

 

¿Cómo puedes tenerlo tan claro, sin apenas haberte podido medir con tus rivales?

Porque veo que la gente va a menos y yo a más y mis sensaciones son mucho mejores. En Catalunya sufrí un virus, pero no tenía ningún dolor. Después del prólogo empecé a sentirme muy mal y pasé toda la noche vomitando. Al día siguiente no pude salir pero no era por ningún dolor, como el de la rodilla en los anteriores meses. Volví a casa, me recuperé y regresé a los entrenamientos. Este principio de temporada apenas se me ha visto correr, porque he trabajado más en los entrenamientos y creo que he hecho bien los deberes.

 

¿Ahora apunta  a las clásicas de las Árdenas?

Sí, especialmente a la Lieja-Bastogne/>-Lieja y la Flecha/> Valona./> Con el problema de la rodilla llegó a peligrar mi participación pero no me preocupaba demasiado. Lo importante era recuperarme y si no llegaba a tiempo, ya lucharía por ellas el próximo año. Pero afortunadamente estoy recuperado. El año pasado gané esa la Lieja/> y quiero repetir. Es mi mejor victoria y la clásica que más me gusta de las tres en las Árdenas, es la más dura y tiene algo especial.

 

Entonces, más que los resultados ¿lo más importante es sentirse bien encima de la bicicleta?

Sí, siempre ha sido así, para mi es lo más importante. No las tenía buenas en Mallorca o Catalunya, eso es cierto, pero el equipo no me presionó. Y tampoco si no llegaba a las Árdenas. Por supuesto que me gusta ganar, me encanta y cuanto más mejor, pero el gran objetivo es el Tour de Francia, allí es donde hay que llegar bien.

 

¿Se puede mejorar los resultados del año pasado?

Creo que sí. El año pasado acabé excesivamente fatigado. Pronto tuve mi primer pico de forma, en abril. Estaba muy fuerte, pero solo lo precisé para días contados, los de la Flecha/> Valona/> y la Lieja./> Después/> hizo un parón y empecé de cero a prepararme para el Tour de Francia. Fue algo así como de cero a cien en poco tiempo. Después de conseguir el segundo puesto tampoco tuve tiempo para descansar. Llegué a la Vuelta/> a España muy cansado. Tras las primeras etapas me noté muerto, por eso me bajé.

 

¿Cómo te has preparado este año para el Tour?

He hecho mucho entrenamiento, algo diferente al año pasado. Este invierno he trabajado mucho la contrarreloj para mejorar los tiempos del año pasado.

 

¿Lo que más te preocupa es la contrarreloj?

Tampoco me obsesiona. El año pasado no perdí tanto tiempo, he hecho buenas contrarreloj pero sé que para ganar el Tour de Francia tienes que ser un corredor completo  en todos los terrenos, incluso en los sprints, porque tienes que ser inteligente, coger tu posición en esas etapas dentro del pelotón para evitar riesgos y no quedarte cortado cuando hay viento. Después, evidentemente, tienes que ser escalador, y también contrarrelojista. Eso es lo que me falta, mejorar un poco en contrarreloj para ser un ganador del Tour

 

Este año tiene menos contrarreloj pero, a la contra, más peligro en las primeras etapas ¿qué te parece el recorrido?

Sí, así es. Me gusta el recorrido. El pavés es peligroso pero será bonito y creo que puedo pasarlo bien. No soy un Fabian Cancellara, que pueda. Volar en ese suelo pero lo pasaré bien. Además, con él, tengo la mejor ayuda posible para superarlo sin problemas. El recorrido es mucho más duro que el año pasado, pero también más bonito. Tiene más llegadas en alto y  los puertos más cerca de meta. Han aprendido de los errores del año pasado, cuando pusieron las ascensiones tan lejos. Ahí no podíamos hacer nada, era imposible atacar.

 

¿Hay más presión que el año pasado después de tu segundo puesto?

Soy uno de los favoritos pero no el único. Esta Alberto Contador, como siempre aunque el Astana no sea tan fuerte. Ese es nuestro punto a favor, en el Saxo Bank jugamos con la ventaja de tener dos bazas para ganar y eso nos hace más fuertes que al resto de equipos.




PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA SEGUIR LEYENDO LA ENTREVISTA CON ANDY SCHLECK