Pasada de frenada: Isaac Cantón

El joven manchego prosigue su crecimiento como ciclista en el equipo Burgos-BH, tras forjarse al abrigo de la cantera de la Fundación de Alberto Contador.

Isaac Cantón. Foto: Photo Gomez Sport
Isaac Cantón. Foto: Photo Gomez Sport

¿Qué es lo que más estás disfrutando desde que eres ciclista profesional?

- Sobre todo, levantarme, desayunar, salir a entrenar y pensar que es mi trabajo.

- ¿Tu mejor momento?

- Cuando gané el Campeonato de España sub23 de 2017 en Soria.

- ¿Y el peor?

- Ese mismo año al comenzarla temporada. Empecé un poco confiado y las cosas me fueron mal. Muchas carreras que había preparado no se me estaban dando como yo quería. Aprendí que, aunque el cuerpo no esté bien, siempre tienes una oportunidad, que hay que aprovecharla porque no sabes lo que puede pasar ese día.

- Defínete como ciclista.

- No subo con los mejores, pero tampoco me quedo. Soy perfecto, pero en nada voy bien. Ni en llano, ni para arriba, ni para abajo (ríe) Lo que sí tengo claro es que me va más la montaña y en las vueltas por etapas cada día que pasa voy a más.

- ¿Y como persona?

- Soy algo gracioso, risueño y trato de llevarme bien con todo el mundo. Cuando voy a las carreras y estoy con la gente del equipo o en casa con los amigos, soy siempre el mismo. No tengo nada que esconder y me gusta disfrutar con los que me rodean.

- ¿Quién ha sido tu ídolo ciclista?

- Los hermanos Herrada.

- Ahora son tus mentores.

- Algo así. A lo mejor los veo una vez al mes si vamos a la sierra, pero estamos en contacto. En ocasiones antes de las carreras me aconsejan, o cuando voy a entrenar. Constantemente aprendes cosas de dos corredores tan enormes como ellos. José me trasmite una gran tranquilidad y me enseña muchas cosas.

- Un sueño cumplido.

- Ser ciclista profesional. Gracias a eso he podido conocer a mucha gente e ir a carreras en las que jamás pensé que iba a poder estar.

- Un sueño por cumplir.

- Correr en un equipo World Tour.

- ¿Cómo se hace un ciclista en Castilla-La Mancha, entre viento y llanura?

- Es difícil, sí. Pero al final cada uno ha nacido en un terreno y se acostumbra a él. Yo soy de la llanura manchega y cuando estoy fuera lo echo de menos. Algunas veces hay que coger el coche e ir hasta la Sierra de Albacete para entrenar, aunque en ocasiones treinta kilómetros de viento en contra simula el subir un puerto.

- ¿Qué aprendiste de tener tan cerca a Alberto Contador en el Kometa?

- Todavía cuando ya era de tercer año se me ponían los pelos de punta al verle entrar por la puerta y pensar que estaba desayunando con él. Siempre nos dijo que hay que dar el cien por cien y creo que lo estoy haciendo, tanto en la bici como fuera, sobre todo como personas. Impresiona tenerle cerca; es historia del ciclismo.

- ¿Qué titular te gustaría leer contigo como protagonista?

- Isaac Cantón encuentra su recompensa después de años de dedicación al ciclismo. A lo mejor por haber logrado llegar a un equipo World Tour o por una victoria propia. Sea donde sea, no me importa, que he ido a romerías de mi pueblo y siempre salta alguno. Hasta ahí es difícil ganar.