2º etapa: De Plumelec a Jaen

Alejandro Valverde se exhibe en los últimos metros de una animada segunda etapa y se coloca líder de la Vuelta
admin -
2º etapa: De Plumelec a Jaen
2º etapa: De Plumelec a Jaen

Foto: Tim de Waele

Más de un millar de kilómetros separan la ciudad francesa de Plumelec con Jaén. O dos meses de intenso e imparable caminar, pasando por Hautacam, Alpe d' Huez, Prato Nevoso, París o Granada. Y con paradas por el camino, recogiendo triunfos en San Sebastián o sembrando la gloria en Pekín. Es la ruta que ha recorrido Alejandro Valverde desde que abrió la cuenta de victorias del pasado Tour de Francia hasta alcanzar su última conquista. Otro triunfo. Y otro liderato. Del amarillo francés al dorado español. Y, como sucediera en la primera etapa de la ronda gala, lo ha hecho con una atronadora exhibición. Imbatible. Cómo él. El Imbatido.

 

A Valverde le gusta empezar las grandes vueltas con buen pie. Marcando territorio. En la contrarreloj por equipos apenas tuvo espacio para poner en liza su poderío. Siete escasos kilómetros junto a sus compañeros para establecer las primeras diferencias y ponerle un poco más difícil el asalto al liderato de la Vuelta. Catorce segundos de retraso. Pequeño reto. Se los comió en menos de cincuenta metros, los que le separaban de la línea de meta cuando saltó del pelotón que buscaba el desenlace al sprint. Pero Valverde no venía del grupo numeroso. Su pedalear le traía desde Plumelec, del Cote du Cadoudal

 

Fue en aquel repecho donde, en la primera etapa del Tour de Francia, el murciano saltó a por Kim Kirchen. Esta vez, Joaquim Rodríguez fue su lanzador. El catalán atacó en el último kilómetro al pelotón y llenó de dudas a los corredores del Liquigas y del Quick Step que, durante toda la etapa, se afanaron por echar abajo los múltiples intentos de escapada que se produjeron a lo largo de los 167 kilómetros que separaban Granada de Jaen. Mikhail Ignatiev y Lemoine primero, Jesús Rosendo y Egoi Martínez después, al que poco le faltó para colocarse como líder virtual gracias a las bonificaciones que sumó en los pasos puntuables y Juanma Garate, Juan Antonio Flecha y Luis Pasamontes en las pequeñas rampas de la guardia hicieron peligrar las opciones de Daniele Benatti y Tom Boonen para la disputa del primer sprint masivo de la Vuelta.

 

Ataque de Joaquim Rodríguez

La buena organización del equipo de Filippo Pozzato consiguió echar abajo todos los intentos. Ni siquiera un pequeño corte de catorce corredores entre los que se encontraba Stefan Schumacher no fue capaz de realizar los últimos diez kilómetros en cabeza. Hasta que saltó "Purito". Esperó hasta el arco del último kilómetro para hacer estallar al pelotón. Calcamonía de la primera etapa del Tour de Francia, pero con un Kim Kirchen catalán y enrolado con el poderío de la bala verde murciana. El proyectil invencible, ni siquiera para Ricardo Serrano, que saltó a por Joaquim Rodríguez en busca del triunfo. Fue entonces cuando, a la cabeza de Valverde sobrevino la imagen de Cadoudal. Ese era Kirchen. A por él. Se amarró a la sombra del bravo vallisoletano del Tinkoff.

 

Él no le vio. Sus ojos estaban puestos en Joaquim Rodríguez. Pero "Purito" no miraba hacia delante. Sabía que, por detrás llegaba El Imbatido, para hacer honor a su apodo. En vuelo directo desde la bretaña francesa. Pedaleando desde Plumelec. Sin parar. Repitió el ritual con el que abrió el Tour. No miró atrás. Para qué. Nadie le seguía ya. Es la bala más rápida del pelotón en los finales con repechos. "He cogido confianza en este tipo de llegadas a raíz de mi victoria en el Tour de Francia", aseguraba.

 

No se cansaba tampoco de repetir que "Joaquim Rodríguez ha hecho una labor fenomenal, porque ha descolgado a los demás rivales". Les hizo temblar. De no haber sido "porque Ricardo Serrano ha saltado, yo hubiera esperado más tiempo para lanzar mi ataque". No necesita más metros. Le sobran las distancias. Gracias a las bonificaciones que recogió en la línea de meta se ha colocado líder de la Vuelta. Deja claro que, "con esta victoria de etapa ya he conseguido mi gran objetivo y ahora todo, lo que venga será bueno". También copió el discurso con el que celebró su triunfo en Plumelec. Como la forma de adjudicárselo. Y, también, como el maillot con el que se vistió. Del jaune francés al dorado hispano. De exhibición en exhibición. ainara@ciclismoafondo.es




- Clasificación de la 2º etapa

- Clasificación general

Galería relacionada

2º etapa: De Plumelec a Jaen

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

Esta moto de tres ruedas fue elegida por ASO como vehículo oficial de apoyo en el Tou...

Históricamente pocos patrocinadores del mundo del ciclismo se han implicado en la est...

Toda la energía a través de tus pies...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Hablamos de bici, entrenamiento y nutrición con uno de nuestros grandes triatletas, F...