3º parte del resumen y fotos de la temporada 2008

Carlos Sastre y Samuel Sánchez pusieron las grandes emociones del verano
admin -
3º parte del resumen y fotos de la temporada 2008
3º parte del resumen y fotos de la temporada 2008

Difícil, casi imposible resultaría quedarse con un momento. Un instante. Una fotografía del verano. Los meses de julio y agosto concentraron las más grandes emociones en el plano ciclista y dejaron grabadas en las retinas de los aficionados dos momentos históricos insuperables: El Tour de Carlos Sastre, que supuso el tercero consecutivo de un español, y la victoria en los Juegos Olímpicos de un pletórico Samuel Sánchez. Nos hizo madrugar más de la cuenta para rodar junto a él por los alrededores de la Muralla China. Mereció la pena. Constancia y regularidad fueron las claves que dieron sendos triunfos. Históricos.

 

También la imperturbabilidad. La de Carlos Sastre. El líder impasible. Casi hierático. Inexpresivo a veces. Su apellido lo dice todo. Es un obrero del ciclismo. Desde que es profesional se ha curtido como un trabajador nato. En sus años en la ONCE y después en el CSC ha ido tejiendo su particular traje. "Jaune". Sacrificando. Este era su año. Sin Alberto Contador en la salida de Plumelec, las esperanzas del ciclismo español se posaron en Alejandro Valverde, que llegaba al país galo pletórico y colmado de triunfos en un mes de junio muy productivo. La Dauphiné Liberé le puso el punto de forma adecuado y en los Campeonatos de España demostró que su estado de gracia seguía intacto. No defraudó.

 

El murciano se hizo con el primer maillot amarillo del Tour de Francia. Le duró hasta la sexta etapa, en la que Kim Kirchen se lo arrebató tras el primer triunfo de Ricardo Ricco, en Super Besse. Antes de ella, Mark Cavendish ya había dejado impreso el relevo generacional de los sprinters con la primera de sus cuatro victorias en llegadas rápidas. La pena de la pérdida del maillot amarillo fue rápidamente suplantada por la euforia en la casa del Caisse d' epargne durante la séptima etapa cuando Luis León Sánchez revivió su triunfo en la París- Niza con una arrancada desde lejos que dejó a Josep Jufré con la miel en los labios.



Abandono del Saunier Duval

La montaña se acercaba y los corredores españoles poco a poco se dejaban ver. Las formaciones, como el Saunier Duval, que siempre había defraudado en el Tour de Francia remontaban y asombraban. Riccó volvió a triunfar, emulando a su ídolo, 'El Pirata', en Bagneres de Bigorre. Para "La Cobra", Pantani era su espejo en el que reflejarse. Su ejemplo. Demasiado explícito. La décima etapa, la primera de alta montaña sentó las bases del que podría ser el gran Tour del Saunier Duval y su joven líder. La etapa fue para Leonardo Piepoli, que no escatimó esfuerzos, seguido por un espectacular Juanjo Cobo. El cántabro se metía así en la pelea por la general, junto a su compañero Ricardo Riccó.

 

Aquél fue el día malo de Alejandro Valverde. Perdió los minutos que le alejaron de la lucha por la clasificación general. Aciago. A la espera de lo que aconteciera en los Alpes, el Saunier Duval tenía la carrera a su favor. Todo excepto la CERA que se le detectó a Riccó y por la que el equipo de 'Matxin' se vio obligado a renunciar a su participación antes de tomar la salida en la duodécima etapa. Mazazo. Pero como reza la canción, "The show must go on", y el pelotón, con Cadel Evans encabezando la clasificación general, se puso en marcha. Nadie mejor que Mark Cavendish para poner el punto y final a una jornada sombría. Negra para el ciclismo.

 

Antes de la llegada de los Alpes, Óscar Freire, ataviado con el maillot verde de la regularidad se impuso en Digne les Bains. La montaña y los momentos clave de la carrera se acercaban y Cadel Evans lo tenía todo a su favor para hacer de 2008 la temporada de su Tour de Francia. El que tantos años viene buscando. Ansia. Sin Contador desde el inicio y con Ricco y el Saunier Duval ya fuera de carrera, el Silence- Lotto se tenía que limitar a controlar y dejar las cosas como estaban hasta París. Pero si de algo es carente Evans es de equipo. Bastó la primera jornada alpina para mostrarlo.



Caída de Pereiro

Los aficionados españoles apenas lo vieron. Mucho antes de que la carrera se plantara en Prato Nevoso, tuvimos que contener la respiración ante la gravísima caída de Óscar Pereiro. Resultado: el húmero fracturado. Positivo, tendiendo en cuenta lo aparatoso de su accidente. Adiós precipitado. En la cumbre italiana, Frank Schleck asestó un gran golpe a la clasificación general. Paso de gigante. Tanto suyo, como de su equipo encabezado por Fabian Cancellara y Jens Voigt, que impusieron un exigente ritmo para eliminar a sus rivales en los puertos previos al último ascenso y dejaron huérfano de compañeros a un Cadel Evans que veía cómo le salía el enemigo en su propia casa. Bernhard Kohl se erigió como su sustituto natural. Segundo de a bordo. De lujo.

 

Llegó la segunda de las jornadas montañosas. Y pasó como si nada. La Bonette- Restefond fue la etapa más decepcionante de la carrera. Cadel Evans no fue capaz de atacar a sus rivales y el CSC controló de principio a fin. Con Andy Schleck y Carlos Sastre, Frank tenía unos escuderos de oro. Alejandro Valverde aguantó con los mejores y el único que perdió tiempo fue Denis Menchov. Pero faltaban las dos jornadas clave. Bjarne Riis sabía que tenía la carrera en sus manos. En cada una de ellas, una espada. La del mayor de los Schleck, que en la montaña podría aguantar, pero probablemente en la última contrarreloj se desinflaría. Demasiado ridículo para una escuadra que lo había bordado hasta el momento.

 

En la otra mano, afilaba su cuchilla Carlos Sastre. El sacrificado. La experiencia y su buen hacer pesaban más que el maillot amarillo en el cuerpo de Frank Schleck. En las primeras rampas de Alpe d' Huez, a Sastre se le pasó toda su carrera por delante. La entrega por sus líderes. Por Basso. Por Hamilton. Todas sus fuerzas para ellos. Esta vez no. Francia se postró ante sus pedaladas. Las de la decimoséptima etapa. Y las de la magnífica contrarreloj que le encumbró como el séptimo corredor español en hacerse con un Tour de Francia. Insuperable. Como el maillot verde de Óscar Freire. Más hitos. Históricos.

 

Valverde en San Sebastián

Pero más allá del Tour de Francia también hay vida y durante la ronda gala fuimos testigos del resurgir de Koldo Gil en el Troféu Joaquim Agostinho, donde se llevó la tercera etapa y se colocó al frente de la clasificación general. No aguantó el navarro los empujes del Madeinox y Tiago Machado se llevó la general final de la prueba lusa, pero sirvió para constatar su buen hacer. Un golpe de autoridad. Como los que seguía dando Rubén Plaza a lo largo del año. Después de su victoria en la Vuelta a Valencia, el corredor del Benfica se impuso en la contrarreloj que abría la Vuelta a Madrid. Acumulaba méritos para volver a la élite. Poco después, Paco Antequera se los devolvería en forma de convocatoria para el Mundial de Varese.

 

Los últimos días de julio y los primeros de agosto abrieron la segunda serie de las clásicas vascas. En Ordizia, nadie pudo con la fuerza de Vladimir Karpets y en el Circuito de Getxo Koldo Fernández de Larrea se quedó con la miel en los labios al ver cómo un total desconocido le robaba la victoria en el muelle de la localidad vizcaína. Reinier Honig dejó al alavés y también a José Joaquín Rojas sin un preciado triunfo que añadir a su palmarés. Y llegó la Klasika de San Sebastián y, con ella, los grandes nombres que habían brillado en el Tour de Francia ya ultimaban su preparación para los Juegos Olímpicos. 

 

La selección española al completo, a excepción de Óscar Freire por un proceso gripal que provocó su baja a última hora, se congregó en el boulevard donostiarra en busca de afinar antes de subirse a un avión con destino a China. Valverde lo hizo antes de tiempo. En un cohete. La Klasika más atípica de los últimos años sirvió para entrever lo que iba a ser la prueba en ruta de los Juegos Olímpicos. O lo que se pretendía que fuera. El pelotón fue anulado en los primeros cincuenta kilómetros de carrera después de que consintiera una numerosa fuga donde marchaban todos los favoritos. La subida a Arkale actuó como justiciera de la carrera y el murciano peleó para descolgar a sus rivales. En los últimos metros se disputó el triunfo con Alexandr Kolobnev y Davide Rebellin. Ninguno de ellos pudo con él. Ni tampoco Bettini, que acabó cuarto. Todo a punto para las olimpiadas.



Samuel olímpico

Nos costó levantarnos el día nueve de agosto para ver la prueba en ruta de los Juegos Olímpicos. La diferencia horaria con China nos obligó a ponernos el despertador antes de la cuenta. Mereció la pena. Denis Menchov abrió la veda en la última vuelta al vistoso recorrido y Samuel Sánchez se fue con él. Valverde controló a Bettini. Al italiano se le quedó grabado el movimiento de la selección española. Para devolverlo en los Mundiales. Pero hasta Varese quedaban muchos kilómetros por recorrer, y en el último repecho, Samuel Sánchez dio a España su primera medalla de oro en una prueba en ruta de los Juegos Olímpicos gracias a un magistral ataque al que nadie hizo frente. Sobresaliente.

 

Casi idéntica nota se colgó en la prueba contrarreloj. Nueve segundos separaron a Alberto Contador del bronce. El tiempo justo y necesario para fundir un buen chocolate si se hace con la máquina adecuada. Suiza. Cancellara se tomó su particular revancha con Stefan Schumacher, que le había dejado sin victorias en las pruebas contra el crono del Tour y se alzó con la victoria, dejando al alemán rezagado a una meritoria segunda plaza y con la sorpresa de Gustav Larsson, que fue tercero. A pesar de la amargura de no haber aparecido en la foto del podium de la contrarreloj, la selección española se marchó de Pekín pletórica. Brillante.



Cobo rescata al Scott- American Beef

El mes de agosto nos dejó también una interesante Vuelta a Portugal con un gran protagonismo por parte de los ciclistas españoles. La prólogo para Rubén Plaza y dos de las etapas que se dilucidaron al sprint para Francisco Pacheco sirvieron como entremeses para desatar la batalla en las altas montañas lusas. En Señora Graça, Juanjo Cobo alivió al recién retornado equipo de Matxin, rebautizado como Scott- American Beef, que ya se había estrenado en lo más alto de las Lagunas de Neila, y dio continuidad al equipo que tanta gloria había conquistado antes del caso Riccó. También en aquella, la décima y penúltima etapa de la 'grandíssima' la general quedó reducida a una pelea entre dos. También españoles. Héctor Guerra y David Blanco se jugaron el último maillot amarillo en la contrarreloj. La balanza se decantó del lado del gallego, pero Guerra no quedó impune. La etapa de Felgueiras fue para él.

 

Antes de poner el punto y final al mes de agosto, Manuel Vázquez dio al Conténtpolis una nueva victoria. Suma y sigue para el equipo murciano, que se llevó el triunfo en la primera etapa y finalizó tercero en la general final gracias al propio corredor granadino. El que sí remató con amarillo final, o mejor blanco, pero también líder fue Ivan Gutiérrez en el ENECO Tour. Nadie fue capaz de hacer sombra al corredor del Caisse d' epargne, que se impuso en la contrarreloj que servía como prólogo de la carrera y asestó el golpe final en la última etapa.

 

Más incontestable fue la victoria de Linus Gerdemann en la Vuelta a Alemania. El nuevo líder germano se colocó al frente de la general desde la primera etapa y nadie le hizo sombra. David de la Fuente prolongó la racha el Scott- American Beef. Pasaba página el equipo de Matxin. De la negra del Tour de Francia, a la dulce de las victorias. Fueron premiados como el mejor equipo de la carrera, galardón que no sirvió para suplir la rabia de su no invitación para la Vuelta a España que ya se apremiaba desde el horizonte. Ese en el que Alberto Contador ya esperaba, paciente. Vislumbraba el Angliru. En la Clásica de los Puertos repartió favores con Levi Leipheimer y dejó claro quién iba a ser el dueño de la vuelta. Su vuelta. ainara@ciclismoafondo.es 




PARTICIPA EN NUESTRO CONCURSO Y ELIGE A LOS MEJORES CORREDORES DEL AÑO




LAS MEJORES FOTOS DE LA TERCERA PARTE DE LA TEMPORADA, POR TIM DE WAELE Y RAFA GÓMEZ

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Proporcionar una posición cómoda sobre la bici y una gran absorción de las irregulari...

Mejoras en la aerodinámica, rendimiento y diseño a un nuevo nivel...

El sillín mítico, SLR evoluciona con una versión ultra ligera que se mantiene como la...

La Ronde Van Vlaanderen vivirá otro momento legendario durante los primeros días de s...