Amstel Gold Race. La primera gran clásica de Kwiatkowski

Alejandro Valverde fue segundo en una Amstel Gold Race en la que 15 ciclistas se jugaron el triunfo al sprint. Kwiatkowski fue el más rápido por delante del murciano y de Michael Matthews.
Carlos Faba -
Amstel Gold Race. La primera gran clásica de Kwiatkowski
Amstel Gold Race. La primera gran clásica de Kwiatkowski

Desde que en 2013 la organización de la Amstel Gold Race decidió colocar la meta a 2km de la cima del Cauberg, cota en la que terminaba tradicionalmente la carrera, la forma de correr está clásica ha cambiado de forma sustancial. Antes, si querías ganar, tenías que romper con un duro estacazo mientras que ahora puedes conformarte con aguantar a rueda de los mejores. Antes, el espectáculo quedaba reducido a ese último kilómetro mientras que ahora el nuevo trazado abre notablemente el abanico de estrategias y de posibles vencedores.

Como era previsible, al último y decisivo paso por el Cauberg, a 3 kilómetros de meta, llegó un pelotón de casi 80 ciclistas. Demasiados para lo que esperamos de una clásica de esta importancia y prestigio. Vincenzo Nibali fue el único que quiso intentar reescribir ese guión prefabricado al que inevitablemente estábamos abocados con un ataque que alteró a los equipos de los favoritos. Lo Squalo formó cabeza de carrera con Tony Martin (Etixx), que saltó tras él, y Simon Clarke (Orica), superviviente de una fuga previa, mientras Movistar y BMC quemaban todas sus naves para certificar la neutralización.

Durante unos cuantos kilómetros pudimos disfrutar con la raza, la entrega y el carácter valiente y guerrero de Nibali pero la falta de colaboración de Martin en los relevos, pues corrió en todo momento con un ojo mirando atrás donde esperaba su líder Michal Kwiatkowski, propició, además del enfado de Vincenzo, que finalmente fueran capturados a algo más de 10 kilómetros para el final. Desde ahí hasta los pies del Cauberg, Orica dirigió la aproximación al muro final con la esperanza de que Matthews coronara con los mejores para rematarlos posteriormente al sprint.

La subida al Cauberg no hizo la selección que esperábamos. Gilbert atacó tal y como hizo en 2010, 2011 y 2014, años en los que ganó la Amstel, pero Matthews se soldó a su rueda y coronaron juntos seguidos de Valverde que con gran facilidad, tras dejar atrás a Kwiatkowski, les alcanzó según iniciaban la bajada hasta la meta. El parón posterior propició que entrara el campeón del mundo, Caruso y Gasparotto, que marchaban inmediatamente detrás, y otros 10 ciclistas.

15 corredores se iba a jugar el triunfo al sprint. Demasiados de nuevo. Ben Hermans (BMC) preparó el sprint para Van Avermaet y Gilbert que llegó sin fuerzas al igual que Matthews -los dos primeros en coronar-. Nordhaug (Sky), por la derecha, fue el primero en lanzar el sprint y tras su arrancada comenzaron a destacarse Kwiatkowski, que venía remontando desde atrás, Valverde y Matthews. El australiano naufragó en los metros finales a pesar de ser un velocista de élite y tuvo que conformarse con el tercer puesto mientras que Valverde firmaba la segunda plaza tras Kwiato que hizo valer su fuerza y su excelente punta de velocidad para ganar su primera gran clásica. La primera de muchas pues a sus 24 años Kwiatkowksi tiene trazas de ciclista dominante y de devorador de grandes carreras de un día.

Amstel Gold Race 2015

  1. Michal Kwiatkowski (Etixx/POL) 6.31.49
  2. Alejandro Valverde (Movistar/ESP) m.t
  3. Michael Matthews (Orica/AUS) m.t
  4. Rui Costa (Lampre/POR) m.t
  5. Greg Van Avermaet (BMC/BEL) m.t
  6. Tony Gallopin (Lotto/FRA) m.t
  7. Julian Alaphilippe (Etixx/FRA) m.t
  8. Enrico Gasparotto (Astana/ITA) m.t
  9. Maciej Paterski (CCC/POL) m.t
  10. Phillipe Gilbert (BMC/BEL) m.t

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...