Nibali y Quintana se citan en el Tour de San Luis

Primer duelo de altura en Argentina, donde también debutará Peter Sagan.
Ainara Hernando desde San Luis -
Nibali y Quintana se citan en el Tour de San Luis
Tour de San Luis 2016

A la noche le costó llegar ayer a San Luis. Es que el día fue largo. Eterno. Los ciclistas, auxiliares y directores de los equipos, adormilados y con los ojos cerrados iban desembarcando en el aeropuerto bonaerense de Ezeiza. A los corredores, los verdaderos protagonistas, la organización les facilitó habitaciones para que descansaran en la larga escala que esperaba a la familia ciclista en el aeropuerto de Buenos Aires después de las más de trece horas de vuelo para salvar el océano Atlántico y huir de las bajas temperaturas que se han instalado en Europa y antes de tomar el chárter fletado con dirección a San Luis. Al resto en cambio, le tocó vagar durante horas por Ezeiza. Cafés, besos, abrazos. Reencuentros.

El Tour de San Luis tiene eso de cálido. Y no solo por las agradables temperaturas. Es el punto de partida de un millón de ilusiones. Son los nuevos objetivos y metas marcadas y son las sonrisas llenas de motivación de los corredores nuevos, los que estrenan ropa nueva como Peter Sagan y su reluciente arcoíris, o de los que regresan al más alto nivel como Mikel Aristi con su Delko-Marseille. San Luis son deseos y sueños. El contador se pone a cero y todo comienza de nuevo. La rueda vuelve a girar.

Y echa a andar con un duelo de altura. El que protagonizarán Vincenzo Nibali y Nairo Quintana a partir del lunes cuando con la crono por equipos de 19 kilómetros en el Durazno dé comienzo la décima edición del Tour de San Luis. Siete etapas con dos finales en alto, el de Comechingones y Cerro el Amago para probar las piernas de los grandes favoritos. Y entre todos destacan ellos. Ambos saben lo que es ganar esta carrera -Nibali lo hizo en 2010 y Nairo Quintana en 2014- El italiano vuelve a Argentina tras un año de ausencia.

“El año pasado tenía otros objetivos y por eso decidí otro tipo de calendario para el inicio de temporada”, confirma. San Luis será su punto de partida en el camino hacia el Giro de Italia, al que llegará pasando por el Tour de Omán, la Tirreno-Adriático y seguramente, el Giro del Trentino. “En esta carrera busco buenos resultados porque empezar bien el año es importante para coger moral y confianza”, subraya Nibali. El Tiburón se encontrará dentro de cinco meses en la ‘corsa rosa’ con Mikel Landa y Alejandro Valverde como rivales. “A Mikel lo conozco bien y me parece un ciclista muy serio y muy fuerte. Será un duro contendiente. Y el hecho de que Valverde esté y debute es algo bonito”, aseguró.

Quintana, el centro de atención de los periodistas latinoamericanos en la multitudinaria rueda de prensa realizada esta mañana, algo que se está ya convirtiendo en un clásico en todo inicio de carrera que se precie, llevará un camino bien distinto al del italiano. Este 2016 será el de su tercer asalto al mailot jaune de París “y espero que sea la vencida”, dice. “Me siento cada vez más maduro y preparado para buscarlo. Y voy a buscarlo hasta que lo encontremos”.

Sagan y Majka

Pero en el Tour de San Luis hay mucho más. Está Dani Díaz, ídolo nacional que estrena sus colores del Delko-Marseille junto a Aristi y que nada más terminar la carrera pondrá rumbo a Euskadi, su nueva casa. O antigua más bien, pues el argentino residirá en Durango, igual que en sus años de amateur con el Cafés Baqué y ya tiene hueco fijo en la grupeta de Markel Irizar, Haimar Zubeldia y Amets Txurruka. Dani se fue al suelo hace un par de semanas entrenando, “me retrasó un par de días la recuperación pero ya estoy bien”, confirmó el ganador de las ediciones del 2013 y 2015 del Tour de San Luis, “pero este año será diferente. Mi forma tiene que ser buena más adelante, y no llego como otros años”.

Pero sobre todo, en el Tour de San Luis está Peter Sagan, brillante y reluciente entre los rayos del arco iris que le mecen y que le roba protagonismo al ídolo Nairo Quintana. Llegó en vuelo desde Madrid, primera clase. Pero la fama no se le ha subido a la cabeza. Él sigue siendo el mismo chaval que adora divertirse encima de la bicicleta y que huye de eso de sentirse más que nadie por ser el Campeón del mundo más fantástico que el ciclismo podría desear. “Mi objetivo son las clásicas de abril, todavía queda mucho y mi condición no es del todo buena aquí, admitió”. Sagan Para ponerse a punto, a Sagan se lo llevarán este año al CAR de Sierra Nevada en concentración.

Antes de todo eso debutará en San Luis, igual que su compañero Rafal Majka. El polaco tiene también el Giro de Italia en el punto de mira y debuta en Argentina “para probarme. No sé cómo estaré pero vamos a vernos todo el equipo cómo vamos. La crono inicial es importante porque tenemos a Sagan y también a Bodnar que pueden hacerlo bien”.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...