Al desierto también llegan las noticias

En plena crono por equipos del Tour de Qatar nadie fue ajeno a la suspensión a Contador
admin -
Al desierto también llegan las noticias
Al desierto también llegan las noticias

Es curioso que en medio del desierto qatarí, de la nada en realidad las noticias, al menos ésas a las que se denominan 'bombazos' llegan igual que en las zonas pobladas. A las dos de la tarde, cielo despejado, pantalón corto, el pelotón del Tour de Qatar rodaba por los 11 kilómetros de recorrido que iba a ser la contrarreloj por equipos. Nadie dijo nada a nadie, será cosa del viento pues, pero todos estaban enterados, en menos de media hora desde que se emitiera en España, de que Alberto Contador estaba sancionado. Así es el ciclismo. Silencios que hablan.


Bajo la pancarta de la salida el primero, Eddy Merckx. Él es el jefe. Él, el Canibal que todo lo ha visto y todo lo ha sentido. Pocas cosas se han escapado de sus ojos y aún así miraba sorprendido, decaído e incrédulo, "estoy triste". Parco en palabras no se explicaba, dando rodeos una y otra vez sopesando que "si esto lo hacen en otros deportes acaban saliendo todos positivo". Y no, tiene que ser al ciclismo. Un mazazo más, otro palo, la enésima cornada de muerte que "mañana hará abrir a los periódicos hablando de nosotros con titulares así", separa las manos Merckx. "Parece que alguno quiera matar al ciclismo".


Conforme llegan las escuadras de su rueda de conocimiento y calentamiento los bolígrafos se afilan. La jaima montada al lado de la meta se queda sin periodistas. Todos a la caza de la reacción ante la noticia llegada de Occidente. Ya no hay fronteras, no para los bombazos porque hasta en el desierto caen jarrones de agua fría sobre el ciclismo. Extraña sensación, pues deja la boca seca, "sorprendido" se decía Fabian Cancellara, porque "ha sido muy raro todo. El mundo del ciclismo ha esperado mucho tiempo para saber la decisión final". Al contrario que sus pedaladas, habla con pies de plomo el suizo. ¿Es buena o mala esta resolución?, le preguntan. "Seguro que buena no es", responde. Antes de girarse manda un recado: "este tipo de cosas no deberían suceder". Sus palabras también pesan, aunque se lancen en el desierto de Qatar.


A escasos metros de esa caza de palabras endiablada el Garmin ganaba por puestómetro la crono por equipos frente al Omega Pharma del todavía líder Tom Boonen. Curioso también, que allí nadie se enteró de aquello que pasaba a la vista de todos, que hubo que preguntar cuál era la clasificación final porque la carrera, el ciclismo en general se batía en los despachos del TAS. "Todo lo que pasa con Contador es malo para el ciclismo en general", justificaba Thor Hushovd, especialmente porque ha sido un proceso muy largo. Significa que algo no va bien. En otro deporte la resolución sería más rápida". Es, dice el noruego, "una decisión dura". Un golpe.  

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...