Con pinganillos, por el momento

El pelotón de la Challenge de Mallorca retrasa la salida del Trofeo Palma en protesta por la nueva norma de la UCI que prohíbe las comunicaciones por radio entre corredores y directores en carrera
admin -
Con pinganillos, por el momento
Con pinganillos, por el momento

"Ha habido tiempo para negociar. Hay otros escenarios", consideraba Juan Carlos Castaño, presidente de la Federación Española de Ciclismo. "Es un arma necesaria para la seguridad de los corredores, y para muchas otras cosas más", estimaba Eusebio Unzue cuando el acervo de directores de las 21 escuadras presentes en la Challenge de Mallorca se mezclaban con los corredores, pies en el suelo, calas tocando asfalto y freno echado en la bicicleta, en la línea de salida del Trofeo Palma, el punto de partida oficioso del año después del exotismo australiano del Tour Down Under, malayo de Langkawi y argentino de San Luis. El pistoletazo de inicio al año de la sanción y ausencia de Alberto Contador. La izada de banderas a la estación de la sordera, la del apagón de la radio y el silencio entre ciclistas y coches en carrera. La de la protesta nada más empezar. "¿Esto es por Contador?", preguntaba algún que otro despistado en la montonera provocada entre directivos, jueces y cámaras atestiguadoras.


Mientras el pelotón de la Challenge, uno de los más grandes de toda su historia tiraba las bicicletas al suelo. Frank Schleck allanaba espacio entre la maraña de ruedas, repantigado esperaba. Víctor de la Parte, debutante el vitoriano con el Caja Rural, permanecía inmóvil. Para él todo es nuevo, como para casi todos. Nuevo año, nueva película. No quería desentonar. "A mi me han dicho que me lo pongan". No tiene licencia aún para opinar. Freire, tres mundiales y dos San Remos sí: "Yo me lo pongo porque me lo ordena mi director, si no no lo haría. Prefiero correr sin él". Tras pasar el cántabro, como todos por el control de firmas, pues otra de las nuevas normativas de la UCI reza que todo corredor que no estampe su sello no tendrá permitido tomar la salida, sea en la carrera que sea, los casi dos centenares de ciclistas echaron el freno antes de cruzar la línea de salida. Plantón. No quieren quedarse sordos, no tan jóvenes.


En el pasado mundial de Melbourne, a principios de octubre, la UCI comunicó que desde enero de 2011 la comunicación entre coches y ciclistas a través de los pinganillos quedaría prohibida en las carreras no PRO-Tour y a partir del próximo año, la normativa se extenderá también a las pruebas de máximo categoría. El ciclismo se queda sordo, como si envejeciera y fuera perdiendo sus sentidos. Va hacia atrás. Desde el pasado mes de octubre equipos y ciclistas saben de esta nueva ley y no ha sido hasta ahora -ya en el Tour de San Luis se hizo una pequeña protesta- cuando no se han escuchado las voces discordantes."Nadie esta de acuerdo con esta norma", prosigue Unzué.


Se corre sin puntuar

Entonces, ¿por qué esperar hasta febrero cuando la normativa fue puesta en conocimiento de toda la familia ciclista hace casi cuatro meses? "La UCI no atiende a razones, hacen bien su trabajo dividiendo a la gente", afirma Pipe Gómez, presidente de la Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP). Todos sus defendidos estaban parados, se negaban a correr el Trofeo Palma. A los 10 minutos de impás, la organización de la Challenge de Mallorca hizo llamar a los directores para negociar con ellos. Allain Gallopin, directordel RadioShack y Joxean Fernández 'Matxin' tomó la voz cantante frente a Manuel Hernández, presidente de Unisport Consulting, empresa organizadora de la ronda balear. Hernández solo quería ver las bicicletas pedalear, lo demás era secundario. Los directores bramaban por sus derechos.


Así es el ciclismo, cada uno mira por lo suyo, nada del bien colectivo ni del futuro. Así le va. Hoy se sale mañana, en el Trofeo Cala Millor ya se verá. "Estamos dispuestos a correr pero con los pinganillos. Si nos dejan hacerlo, que no puntúe la carrera", traducía 'Matxin' a un nervioso Hernández. "Los equipos son los que mandan", confirma Pipe Gómez. Así fue. Los ciclistas salieron, con radios pero sin que la carrera y la puntuación fueran válidas para la UCI. Farrar, que fue el más rápido en la línea de meta no podrá contar que el estreno de su palmarés en la temporada 2011 fue en Mallorca. La carrera no se quedó sorda, pero la UCI sigue ciega.

Galería relacionada

Con pinganillos, por el momento

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Rafa se impone tras más de cuatro horas de partido en el Open USA y se quedá a sólo u...

El cacao en polvo te permite disfrutar de las ventajas del chocolate sin remordimient...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

Hablamos de bici, entrenamiento y nutrición con uno de nuestros grandes triatletas, F...

Llega un momento en la actividad de cualquier ciclista en el que es necesario hacer d...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...