Dauphiné.6ºetapa: Alberto Contador no falla en Alpe d'Huez

Se ha llevado la victoria de etapa después de atacar a los líderes en las últimas rampas de la ascensión sin poder soltar a Brajkovic, a quien ha vencido en el sprint final
admin -
Dauphiné.6ºetapa: Alberto Contador no falla en Alpe d'Huez
Dauphiné.6ºetapa: Alberto Contador no falla en Alpe d'Huez

Golpe de fuerza y aviso para navegantes. Alberto Contador no expira. No fallece. El madrileño ha vuelto a dar una demostración de fortaleza, poderoso reinado que le ha llevado a atacartantas veces como número de curvas posee Alpe d'Huez, la meta a la que había apostado Sylwester Szmyd su fastiga, por la que había aplazado sus vacaciones después del triunfante Giro de Italia. Tres semanas de esfuerzos, cincuenta minutos al día como si fuera un torbellino. "Me espera el Alpe d'Huez", decía para justificar su olvido del recreo.

 

Se notó ese ritmo fulgurante. Esa chispa que ha sido la mitad del Giro de Italia ganado por Ivan Basso. Pedalada endiablada. Cambios de ritmo mortales en los últimos diez kilómetros. Por momentos soltaba a Contador el valiente gregario del Liquigas. Agonizaba Brajkovic. Pero supo esperar la bala madrileña para ser disparada. A su debido tiempo. Mientras, el líder soltaba el diesel de su motor. Queroseno de resistencia. Así llegaron ambos, primero, amarillo ilusionado y segundo, poderoso rey que desecha hacer esfuerzos de más para economizar pensando en el Tour. Desquiciaron a Szmyd por momentos.

 

Hasta que cambiaba de ritmo sin modificar el piñón y volvía a enrabietarse. Brava fiera suelta en el monte. Hambrienta y de dientes afilados. Contador tomó la paciencia como bandera y dejó entrar en el grupo cabecero a Jerome Coppel y Jurgen Van den Broeck. Más corazón que fuerzas. Lo intentó el francés del Saur Sojasun. Pero su alma no bastaba. Se precisaba de una bala. Un proyectil mortífero. Ése que solo tiene uno en el pelotón. Pistola siempre cargada.

 

La selección natural fue entonces cuestión de tiempo. De metros en los que Szmyd pagaba los esfuerzos y Coppel y Van den Broeck se ponían en su sitio. Detrás de Contador y de un Brajkovic con alas. Amarillo poderoso que aguantó, jabato enérgico los ataques del madrileño. Con él llegó hasta la meta, a medias tintas con los relevos. Contador ni le miró. No le pidió nada. No lo necesitaba. Dejó que Brajkovic lanzara su ilusión en un sprint suicida en la cima del Alpe d?Huez. Utopía. El del Astana le frunció el ceño desde atrás. Solo un balín precisó: pujante. Apretó el gatillo con arrancada sin excesos. Los guarda para el Tourmalet. A las curvas de Alpe d'Huez basta con eso para mecerlas a su gusto.

 

 

PINCHA AQUÍ PARA VER LAS FOTOS DE LA DAUPHINE

PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA VER LAS CLASIFICACIONES COMPLETAS

</strong /></a /></< />

Te recomendamos

Un estudio genético en la revista Nature encuentra que podría haber un nuevo subtipo ...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Cargar con todo lo necesario para practicar tu deporte favorito y disfrutar al mismo ...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La incorporación de los frenos de disco a las bicis más rápida del pelotón sigue impa...

Porque Mojácar tiene que estar en esa lista de Grandes Fondos que recorrer antes de m...