Edu Prades: “La buena suerte es un bien escaso que hay que pelear, no te va a llegar por sí misma”

Charlamos con el tarraconense, próximo corredor de un Movistar Team con el que ya ha tenido esta semana una primera toma de contacto. “Hemos hecho un gran trabajo, hay mucho trabajo detrás, hemos tenido mucha presencia en las carreras”, alaba sobre el gran año del bloque del Euskadi-Murias.
Texto: J. F. C. Foto: BettiniPhoto. -
Edu Prades: “La buena suerte es un bien escaso que hay que pelear, no te va a llegar por sí misma”
Edu Prades: “La buena suerte es un bien escaso que hay que pelear, no te va a llegar por sí misma”

… Y tras el arcoíris de Alejandro Valverde, con atenciones mediáticas renovadas hacia el ciclismo, victoria en la general final de la Vuelta a Turquía de Edu Prades. Su segunda general del curso tras la de la Vuelta a Noruega, podios a los que añadirle su segunda posición en el no menos mediático Tour de Yorkshire y muy buenas posiciones durante toda la temporada. El tarraconense del Euskadi-Murias ha sido otra de las sensaciones de la temporada. Y a sus 31 años (1987) se ha ganado su billete a un WorldTour por el que ha venido peleando y soñando en los últimos años.

¿Después de una temporada tan intensa, en qué momento del año se cerró el fichaje por Movistar?

Pues la verdad es que la victoria en Turquía reavivó todo y realmente fue fundamental. Sí se habían dado algunos contactos durante el año con equipos de la categoría WorldTour. Mi representante había sondeado esa opción desde hace mucho, pero nunca se concretó el salto.

Cuesta creerlo...

Sí, alguna propuesta que estaba encima de la mesa, cosas que pasan, no acabó saliendo. Las cosas se torcieron. De alguna forma me cogió en medio la reducción de las plantillas, que el momento no fuera el mejor para dar el salto… Se torció una cosa que pintaba bien, me quedé en un lado y cuando se retomé el asunto, nada. Al final gané en Turquía y se fraguó esta oportunidad.

… Que no es un mal destino, por otra parte.

Sin duda que no lo es. Movistar es el mejor equipo español, una de las mejores formaciones del mundo, con unos líderes importantes y un bloque potentísimo…

Publicidad

¿Precisamente ese hecho, la estructura tan jerarquizada con tres corredores en su cúspide y objetivo tradicionalmente muy definidos, no son factores que marcarán cambios en tu forma de correr con respecto a esta temporada?

Sí, así es. En el Movistar Team hay muchísimo nivel. Tengo claro que tendré que readaptarme, tener un rol distinto, ayudar a los líderes. Pero creo puntualmente el calendario puede darme también mis oportunidades. Espero hacer un buen trabajo en ambas vertientes. Es posible que haya equipos donde tendría más libertad, pero Movistar es un gran, gran equipo y estoy muy contento.

Un fichaje que desprende la sensación de premio, pero también de consecuencia, tras una carrera de casi una década…

Pasé con el Andorra Granvalira en mi último año como sub23, un muy buen momento para dar el salto. Pero el equipo desapareció tras ese primer año y con su adiós no tuve mucho margen de reacción. Acabé recalificándome en aficionados. Era un élite que venía de ser profesional. Llegaban los resultados, pero aquellas victorias parecían no tener valor por el hecho de la recalificación. Año a año, pese a las victorias, otros corredores más jóvenes y con menos palmarés daban el salto, pero yo seguía ahí. Hasta que al final me salió la oportunidad en Portugal en 2013. Quizá tras 2015, el primer curso en Caja Rural, sí realmente tendría que haber dado un salto más en vez de renovar por dos años… Tal vez ahora hablaríamos de otro corredor, hubiera crecido más rápido… Nunca se sabrá. Este año parece que he vuelto a ser el de 2015, pero con más regularidad. Sin duda en buena parte es culpa del staff del Euskadi-Murias. Un staff impresionante.

¿Se atrevería a ponerle un porcentaje a esa ‘culpa’?

Te diría que el 100%, porque sin esa oportunidad que me brindaron, nada hubiera sido posible… Sin lugar a dudas un 60% es cosa del Euskadi-Murias, porque yo también pongo de mi parte (sonríe). Te das cuenta de la importancia de la cabeza. No es que no lo sepas, claro, pero lo experimentas. Sin mentalización, por mucho que te entrenes, por mucho que andes, no hay nada que hacer. Este año he sufrido encima de una bicicleta muchísimo, como otras veces, pero lo hacía para estar delante.

¿Algún contagio oriental, dado su paso por el Matrix, en su forma de ver el ciclismo?

La verdad es que aprendes mucho en cualquier ciclismo. Mi hermano por ejemplo sigue allí, vive bien. Un calendario digamos ‘alternativo’ también es viable. Hay muchas carreras bonitas por el mundo, con mucho público, con paisajes preciosos,… Del ciclismo japonés hay algo que, de alguna forma, creo que le hace falta al ciclismo en España; algo que le vendría muy bien: en una misma carrera primero compiten los populares, luego los cadetes, los juveniles, los aficionados… y los profesionales. Los pro no es que lleguen los últimos, están allí todo el día, desde el principio. La gente acude, está contigo, te saluda, se toma unas fotos, incluso te hace regalos porque la cultura japonesa es muy dada a ofrecer y dar. Hay tenderetes de ropas, de comida… Un ambientazo que redunda en un día de fiesta. Y eso, algo así, lo echo de menos en España.

Después del mundial de su próximo compañero Alejandro Valverde llegó su victoria en la Vuelta a Turquía, que reforzó la percepción de que Edu Prades había sido una de la sensaciones de la temporada… ¿Le llega esa sensación, la percibe también como propia, le sorprende?

Sí que lo sientes de alguna forma, lo notas. Es la imagen que se ve de todo el Euskad-Murias y que se refleja en uno por formar parte del bloque y por tu aportación a lo largo de la temporada. Hacía mucho tiempo, años, que un equipo continental profesional no lograba una victoria en una prueba WorldTour… También lo notas en estas dos semanas de compromisos con medios y entrevistas. ¡Muchos! Pero se hace con gusto, la verdad.

Publicidad

En su estado de Whastapp dice ‘La suerte hay que buscarla’ y de alguna forma sintetiza este año, su fichaje y su carrera…

Me gusta mucho esa frase, sí. La buena suerte es un bien escaso que hay que pelear, no te va a llegar por sí misma por mucho que lo desees. Estas últimas semanas también ha hablado Jon Odriozola, pidiendo implicaciones en el proyecto del Euskadi-Murias…

El momento de pedir es ahora, después de todos los resultados logrados. Es un proyecto que necesita apoyos, ya sean públicos o privados. ¿Por qué el proyecto ha tenido tanto éxito?

El staff va a tener un gran parte de la culpa, sin duda. Los directores te apretaban mucho, te metían presión sabiendo también dónde aflojar y al mismo tiempo haciéndote sentir valorado por lo que estabas haciendo. Hemos hecho un gran trabajo, hay mucho trabajo detrás, hemos tenido mucha presencia en las carreras. En todas las carreras salíamos a ganar. Esa presión siempre estaba ahí, el objetivo era ganar y daba igual contra qué corredores o qué equipos competíamos; nosotros, a lo nuestro. Las cosas estaban muy claras.

Ahora, en esta nueva época que se avecina, ¿alguna carrera por descubrir?

Me lo ha preguntado muchas veces y no siempre habré sabido qué decir… La Lieja-Bastoña-Lieja es una carrera de la que se me quedó una espinita clavada. Hace años, de amateur, corría la prueba para aficionados, tuve muchísimas averías en la bici y al final acabé retirándome. Me gustaría. Creo que se adapta a mis características, pero también es obvio que si tuviera la oportunidad de ir voy a currar para un líder clarísimo como Alejandro Valverde, que entiendo que correrá. La Lieja, acaso la Amstel Gold Race… ese tipo de carreras. Más incluso que las grandes vueltas. Aunque obviamente también me llaman. La Vuelta a España la he hecho dos veces, el Tour también tengo claro que quizá está fuera de mí, en el sentido de que es más para otro perfil de corredor y que creo que dentro del equipo hay gente más preparada… Quizás el Giro de Italia, sí; es una carrera que me gusta, me atraen esas pruebas con trampas, ratoneras…

Publicidad
Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...