El resumen y las 100 mejores fotos de la 1º parte del Giro de Italia

La supremacía del Columbia-High Road y el sólido liderato de Danilo Di Luca han dominado las primeras jornadas de una 'corsa rosa' con todo por decidir y que nos dejó el gran susto de la caída de Pedro Horillo
admin -
El resumen y las 100 mejores fotos de la 1º parte del Giro de Italia
El resumen y las 100 mejores fotos de la 1º parte del Giro de Italia

Pocas conclusiones se pueden realizar de las primeras etapas que se han celebrado en el Giro del Centenario. Aperitivo de una carrera que en sus nueve primeras jornadas ha visto desvestir su liderato en cuatro ocasiones, el mismo número de corredores que han llevado la maglia rosa desde que hace poco más de una semana se iniciara la carrera italiana. Comenzó con una contrarreloj por equipos que sirvió para que el Columbia-High Road asustara a sus rivales con una victoria de calidad por delante de un LPR muy compacto que supo llevar en volandas a su líder, Danilo Di Luca, para que no se alejara demasiado de los tiempos marcados por el equipo de Mark Cavendish. Premonición o supremacía desde los primeros kilómetros rodados en Venecia, porque han sido precisamente estos dos conjuntos los más laureados. Siete de las nueve victorias que se han repartido ya se dividen entre el LPR -dos con Petacchi y una con Di Luca-, y el aplastante Columbia, que al triunfo de la primera etapa añadía los de Edvald Boasson Hagen, Kanstantsin Siutsou y Mark Cavendish. En lo que no han sido benévolos ninguna de las dos escuadras ha sido en el reparto del maillot rosa, que ha saltado entre ambos equipos. Cavendish cruzaba en primera posición la línea de meta en la CRE. Después, incapaz el británico de vencer vestido de rosa en los primeros sprints, Petacchi le tomaba el relevo, al que le sucedió Thomas Lovkvist en los Dolomitas y Di Luca después.


Pero, a pesar de que el LPR ha demostrado una buena solvencia para trabajar en favor de su líder, quién ha tomado las riendas de la carrera, especialmente en el suave contacto con la montaña dolomítica ha sido el Liquigas. Los hombres de Ivan Basso han ejercido de verdaderos 'capos' en una carrera que solo lideran moralmente. Sylvester Szmyd ya ha dado sobradas muestras de su buena condición física para ayudar a su jefe de filas y Franco Pellizotti también ha pasado sobradamente la montaña. A pesar de todo, al Liquigas parece faltarle solidez en cuanto a sus tácticas, pues en el final de San Martino di Castrozza pecó de avidez cuando la carrera se puso de frente para sus posiblidades y que finalmente acabó ganando Danilo Di Luca, el primer aviso del corredor del LPR que un día después, en Alpe Di Siusi se haría con el liderato. Han sido, como se esperaba, las dos etapas Dolomúticas, a pesar de breves, esclarecedoras. No han decantado, por su lejanía con el final de la carrera y su suavidad, la carrera de ningún lado pero sí han sentenciado a aquellos que no estarán en la pelea por la general final.


Las opciones de Menchov

Salvo sorpresa, Damiano Cunego y Stefano Garzelli parecen estar totalmente descartados para vestirse de rosa. Su flojo rendimiento, unido a los kilómetros contrarreloj que caerán como un mazo sobre ellos la próxima semana hacen difícil incluso que puedan hacerse con un sitio en el podium final. Lo mismo se puede decir de Lance Armstrong. El americano ha confirmado sus peores augurios en solo nueve etapas de Giro. Hasta en las llegadas de grupos reducidos, como la de Chiavenna donde se impuso Edvald Boasson Hagen, el heptacampeón del Tour de Francia se dejó tiempo. Descalabrado salió de San Martino de Castrozza y especialmente de Alpe di Siusi. Las piernas y, sobre todo su destreza no son las mismas que cuatro años atrás y en la mayoría de las etapas se le ha podido ver con una actitud nerviosa e intranquila. Deseoso de tomar aire entre los rudimentarios golpes de manillar de cada etapa. Armstrong deberá trabajar para el que se postula como su líder en este Giro de Italia, Levi Leipheimer. El ganador del Tour de California también ha confirmado su estado de gracia. Ha aguantado con los mejores e incluso se permitió el lujo de exhibir sus cartas en la octava etapa, la que albergó el espectacular final de Bérgamo donde Siutsou sorprendió a los favoritos con un ataque en llano que hizo bueno en lo adoquines que Di Luca quería conquistar.


Un mal menor para el italiano del LPR, sólido líder de este Giro de Italia que se presentará, salvo descalabro, con una mínima renta en la larga contrarreloj que aguarda, punto sentencioso, el próximo jueves. A ella llegará también en su esplendor el ruso Denis Menchov. Sin hacer ruido, como acostumbra. El corredor del Rabobank fue capaz de superar la supremacía del LPR con una victoria de calidad en Alpe di Siusi. Por su condición demostrada en esa quinta etapa que le sirvió para completar su palmarés de victorias en las tres grandes, Menchov afianza su candidatura a vestirse de rosa en la contrarreloj de las cinco tierras del jueves. Como él, otro de los corredores que disfruta de la euforia es Michele Scarponi. Después de dos años de penitencia por su implicación en la Operación Puerto, el italiano arribó en el Serramenti-Diquigiovanni. Alejó su oscuro pasado gracias a su victoria en la Tirreno-Adriático, pero el positivo de Davide Rbellin días antes de comenzar el Giro le cayó, a él y a su escuadra, como una auténtico jarro de agua fría. Scarponi supo reponerse con el triunfo en la sexta etapa tras despegarse de Kiryenka y llegar así en solitario a meta para estrenar su casillero de victorias en el Giro de Italia.


Caída de Pedro Horrillo

Otro que se estrenó en una grande fue Edvald Boasson Hagen. El relevo natural del pelotón -22 años recién cumplidos- venía apuntando grandes maneras. Desplegó todo su portento, indefinido aún, en Chiavenna, meta de la séptima etapa. Allí batió a Robert Hunter en un sprint de un grupo reducido, la que cree es su especialidad. Así lo piensa porque el noruego aún no se decanta por una modalidad. Clase y potencia le sobran y su victoria no hizo sino corroborarlo. Al igual que la de Hagen, también se ha podido constatar en las primeras etapas montañosas que la gran baza española para este Giro es Carlos Sastre. Fue el abulense quien lanzó la llegada de Alpe Di Siusi. Aunque se vio sobrepasado por Menchov en primera instancia y por Danilo Di Luca después, Sastre ha demostrado que atesora un buen estado de forma, aunque, de los primeros clasificados de la general, puede ser el más perjudicado por la larga contrarreloj del jueves.


La segunda esperanza española es David Arroyo. El talaverano se ha dejado ver también en las primeras posiciones en montaña demostrando que no se empequeñece ante ningún rival. El Caisse d'epargne deberá jugar su opción en la clasificación general, puesto que Joaquim Rodríguez se ha dejado demasiado tiempo en las jornadas dolomíticas y al catalán le tocará pensar más en las victorias parciales. En ella pensaron también Héctor González y David López, protagonistas de la octava etapa en forma de presencia en la fuga más larga de la jornada, pero que nada pudieron hacer ante el empuje de un inconformista Lampre. Le acercaron los de Cunego a la cabeza de carrera para que el italiano se lanzará después en busca de un triunfo parcial que menguara su estado de ánimo, pero la supremacía del Columbia derrumbó su mente y Siutsou consiguió ganarle la partida.


Todo la misma jornada en la que el pelotón viajaba casi sin respiración, producto de la grave caída que sufrió Pedro Horrillo en el descenso de Culmine di San Pietro. El vizcaíno cayó en picado 60 metros de desnivel de un barranco. Fue necesario un helicóptero para evacuarlo hasta un hospital de Bérgamo, donde se confirmó la gravedad del accidente a la vez que se descartaba peligro alguno en su vida. El resultado, un auténtico parte de guerra: Dos traumatismos, uno craneoencefálico y otro torácico, fracturas de dos vértebras, cuatro costillas, el fémur y la rótula derechas, además de A un neumotórax, la perforación de sus pulmones y una cantidad ingente de litros de sangre perdidos. Corre ya el susto después de que Horrillo haya sido despertado del coma al que le indujeron los médicos. La suya fue la tercera baja española en los nueve primeros días del Giro. Fran Pérez, también por una caída tuvo que emprender rumbo a Murcia y David García fue el segundo, por los fuertes dolores en el pecho tras irse también al suelo en las primeras jornadas.


Plante en Milán

Esa peligrosidad, con el punto culminante de la gravísima caída de Pedro Horrillo provocó la protesta del pelotón en la novena etapa, previa a la jornada de descanso. Los corredores decisdieron no disputar al máximo de sus posibilidades el circuito urbano de Milán, debido a la peligrosidad que alegaban, se corría por el suelo pedregoso de la capital lombarda y los numerosos coches apostados en las cunetas por las que se trazaba el circuito donde Mark Cavendish estrenó su casillero de victorias en el Giro. Ha sido la última nota en el anecdotario del Giro del centenario, donde destaca sobre manera el protagonismo de Lance Armstrong hallá por donde pisa. Sus palabras son objeto de máxima atención y sus pasos, motivo de seguimiento más que justificados. Uno de sus gestos suponen la atención de todas las cámaras apostadas ante su persona a lo largo de las etapas. Todo ello se intensificó con la huella del Astana borrada de su maillot y el de los otros siete de sus ocho compañeros en el equipo.


Hartos de no recibir su nómina y conscientes de la repercusión que generaría, todos los ciclistas del equipo kazajo, a excepción de Andrey Zeits decidieron borrar de su maillot el nombre del patrocinador. Fueron centro, una vez más, de todos los flashes apostados en una carrera que se adentra ya en su parte más decisiva, con los dos primeros test de altura que se vivirán esta semana. El de la décima etapa entre Cuneo y Pinerolo, con las ascensiones a Sestriere y Montenisio, descafeinadas por la modificación de la que iba a ser la etapa "Coppi", con el Izoard, la Magdalena y Montgenevre, y muy especialmente la etapa del jueves, una contrarreloj de 60 kilómetros para especialistas donde los grandes favoritos despejarán dudas y presentarán las primeras firmes candidaturas para hacerse con la maglia rosa centenaria de Roma el próximo 31 de mayo. ainara@ciclismoafondo.es




¿Te has perdido alguna etapa del Giro de Italia 2009? Revívelas con nosotros




LAS 100 MEJORES FOTOS DE LA PRIMERA PARTE DEL GIRO DE ITALIA, POR TIM DE WAELE

Te recomendamos

Un estudio genético en la revista Nature encuentra que podría haber un nuevo subtipo ...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Cargar con todo lo necesario para practicar tu deporte favorito y disfrutar al mismo ...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La incorporación de los frenos de disco a las bicis más rápida del pelotón sigue impa...

Porque Mojácar tiene que estar en esa lista de Grandes Fondos que recorrer antes de m...