Euskaltel-Euskadi, capítulo 19

El equipo naranja arranca una nueva temporada a la espera de la concesión de licencia World Tour por parte de la UCI y con la vista puesta en un futuro próximo que puede separar los caminos de la Fundación Euskadi y el equipo profesional para asegurar su continuidad en la élite
admin -
Euskaltel-Euskadi, capítulo 19
Euskaltel-Euskadi, capítulo 19

"Esta firma que lleva once años luchando y ya ha superado los 120 millones de retorno publicitario. De nosotros se habla en Estados Unidos, en Angola y en Omán. En Madagascar. La publicidad que se ha hecho en 2010 ha sido impresionante". Alza la voz desde el altar del hotel Seminario Miguel Madariaga, mánager consorte, alma y corazón del Euskaltel-Euskadi, timón de capitán en su mano otra vez, como siempre pero ahora más, de nuevo tras la marcha de Igor González de Galdeano. Son tantos los motivos por los que se aferra al teléfono Miguel. "La publicidad", repite, "impactos en 80 países". Son datos que exprime desde un folio, fríos pero ciertos los del Euskaltel y su máximo dirigente. Pegados ambos a una llamada, la que tiene que llegar "entre hoy y mañana, a más no tardar" desde la UCI para otorgar al equipo vasco la licencia World Tour y darle así el pase de acceso a las mejores carreras del mundo.


Miguel Madariaga es "terriblemente optimista", porque va a llegar, seguro, se repite para sí y lo dice una y otra vez desde allá arriba, micrófono en mano. El altar del seminario compartido con los 21 ciclistas que componen el Euskaltel-Euskadi del 2012, el de la 19º temporada de su historia -lo que le hacen el equipo con más solera del pelotón- que ha arrancado esta mañana con una concentración de tres días. No es un grito desesperado el de Madariaga pero sí de petición de ayuda porque "el ciclismo va por un camino distinto al que creemos", asegura. Las grandes empresas y las carreras exóticas lejos de la vieja Europa donde el ciclismo es tradición. Igual que el Euskaltel. "Nos han sacado dos tarjetas de aviso pero ya sabemos como cumplir".


Parece pues cuestión de tiempo que la Fundación Euskadi y el equipo tomen caminos diferentes en los próximos años. "La UCI quiere una empresa fuerte y Euskaltel puede hacerlo sin la ayuda de la Fundación", revela Madariaga. "La Fundación ha aguantado 19 años", el mismo peso que el mánager lleva a las espaldas y "nunca me he echado atrás". Tampoco ahora que se avecina una "temporada dura" en la que el futuro, la existencia, el ser o no ser está en juego. "Hay más sponsors que Euskaltel", dice. De todas formas, informa, "2012 esta asegurado, y 2013 ya veremos". Así se lo ha trasmitido la empresa telefónica vasca. A eso se aferra Madariaga A eso y al teléfono que espera, sonido activado, la llamada entrante de prefijo suizo que traiga una licencia World Tour en la conversación.

Galería relacionada

Euskaltel-Euskadi, capítulo 19

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...