Ezequiel Mosquera: "La UCI iba a por mí"

El gallego desnudó la historia de su caso en una rueda de prensa en la que explicó todo tras conocerse su sanción de dos años por su positivo en la Vuelta a España 2010
admin -
Ezequiel Mosquera: "La UCI iba a por mí"
Ezequiel Mosquera: "La UCI iba a por mí"

Foto: Tim de Waele
Y Ezequiel habló. Por fin. Y destapó la intrahistoria del 'Caso Mosquera', aquel que empezó en septiembre de 2010 con un positivo por
hydroxyethyl (HES) durante la Vuelta a España que le transformó en héroe. Desde entonces, el gallego se encuentra sin correr, sin ponerse un dorsal sobre su espalda porque en un control antidopaje encontraron en su orina HES, una sustancia que puede aparecer en el organismo de cualquier ser humano por estar en muchos compuestos de ingesta habitual y que sólo está prohibida si es administrada por vía intravenosa. En común acuerdo con la Unión Ciclista Internacional (UCI), Ezequiel Mosquera y su abogado Ignacio Arroyo, un cántabro que ha luchado y sigue luchando, ajeno a la rendición, manteniendo viva la llama de la esperanza en el ciclista, para demostrar la inocencia de su defendido, se comprometieron a no salir en los medios de comunicación durante el proceso. Por eso, cansados de esperar y esperar, impulsados por una sanción esperada, hoy convocaron una rueda de prensa para explicar, punto a punto, lo que habían guardado en el cajón del silencio.

"No hemos tenido una estrategia de cara a los medios. Somos muy de casa". Así abrió Ezequiel la comparecencia. "La UCI me avisó de que era una sustancia menor y que el caso, con las alegaciones, quedaría en nada. Después, dijo que no entendian porque no había EPO. Igual es porque... ¡no la hay!", indicó el gallego, que no logra entender porque a "David García, que sí dio positivo por EPO, puede correr a finales de 2012, y yo, sin dar positivo por ninguna sustancia ilegal, me dicen que hasta 2014". "Siento que van a por mí. Toda la maquinaría antidopaje tiene que tener una justificación", siguió Mosquera, que cree que su vinculación con Álvaro Pino, su director en el desaparecido Xacobeo Galicia, le ha perjudicado. "Si vuelvo a 2008, cuando tuve posibilidades de irme, ficharía por un equipo Pro Tour grande. A Pino le tenían muchas ganas. Nos estaban esperando con el cuchillo afilado. Ha quedado demostrado que iban a por mí".

Se quejó del trato recibido, de las formas empleadas por el máximo organismo ciclista. "Presentamos un reconocimiento de ingesta oral y la UCI no hizo nada y cuando pedí actualización del ADAMS, me enteré luego de que se rieron. Espero que a ningún ciclista le traten como a mí en la audiencia del 1 de septiembre en Madrid. Me dieron ganas de levantarme y marcharme". Cree que su cabeza sirve para equilibrar otras absoluciones. Como muestra, señaló que "la propuesta de resolución de dos años coincidió con la absolución de Kolobnev" y que Juan Carlos Castaño, presidente de la Federación Española de Ciclismo (RFEC), refiriéndose a Alberto Contador, "afirmó que la presunción de inocencia era muy importante, mientras que conmigo dijo lo contrario, que en el dopaje no había presunción de inocencia".

Sobre su actual equipo, el Vacansoleil, sólo tiene buenas palabras. "Ellos siempre creyeron en mí, aunque no pueden decirlo en voz alta". "Desde el principio, yo no negué que hubiera HES, pero si descarté el efecto enmascarante. No había EPO y la Federación Española lo sabía desde el primer momento, pero no me apoyaron", explicó Ezequiel Mosquera, quien continuó quejándose del trato recibido por los políticos gallegos. "No quiero politizar este tema, pero no sólo no he recibido apoyos políticos, sino que el máximo responsable del deporte gallego, pedía mano dura a los medios de aquí contra mí. Les dijo que me tenían que condenar por tramposo. Según él, mi caso era una verguenza para Galicia".

Por su parte, su abogado Ignacio Arroyo, que enseño en público dos informes contradictorios entre sí, indicó que "la Agencia Española Antidopaje (AEA) mandó un informe que señalaba que no podía comprobarse el origen del HES" y que "la UCI buscó plásticos en su orina, pero no encontró nada". "La jueza instructora admitió que desconocía cómo había entrado el HES en el organismo de Ezequiel y que por eso le sancionaban", siguió explicando el abogado de Mosquera, que confirmó que "los médicos del Vacansoleil revisaron toda la documentación y que creyeron que no era sancionable".

"Reconocemos el HES como ingesta oral. Por eso, no pedimos el contranálisis", anunció Arroyo. "Los resultados de la UCI no dicen que la sustancia haya llegado por vía intravenosa y los datos del pasaporte biológicos están correctos. El HES está en alimentos, sueros y bebidas. La AEA lo sabe y contradice sus informes". También denunció defectos de forma. "Los que analizaron la orina en Colonia sabían que era de Ezequiel y hay firmas diferentes durante el proceso". Ignacio Arroyo concluyó anunciando que tratarán de defenderse "en la justicia ordinaria", aunque, "si hay que ir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) por obligación, también iremos". "Ahora tenemos un recurso en el Comité Español de Disciplina Deportiva, pero aún no nos han respondido".

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...