FOTOS. Giro de Italia 2011. 8ª etapa: El volcán es Contador

El madrileño ruge antes de la llegada al Etna con un ataque en la llegada a Tropea que le adelanta a todos los favoritos en la general
admin -
FOTOS. Giro de Italia 2011. 8ª etapa: El volcán es Contador
FOTOS. Giro de Italia 2011. 8ª etapa: El volcán es Contador

Contador es tremendo, como un volcán. A veces da la sensación de estar escondido, que sufre por no arrancar en el momento de las refriegas a corto espacio como la aceleración de Scarponi en Montevergine di Mercogliano. Engaña. En el Santuario que, como lugar de recogimiento, oración y meditación reflexiva que se precia ser en busca de lo más profundo del ser meditabundo Contador calló. Oró y sobre todo, reposó. "Cada segundo de descanso es vital en este Giro". Tanto como las bonificaciones, bendito regalo que espera en cada meta para animar a los corredores. Basta un repecho en pleno centro de Tropea, una cuesta a un kilómetro del final en el paseo que bordea el mar para traer a tierra firme italiana el volcán. Adelantado a su tiempo ha entrado en erupción. Lava en las piernas de Contador.

Ataque en el último kilómetro
En Italia andan revolucionados, como locos. "¡Qué misterio Contador!, no brilla, se esconde", titula la Gazzetta dello Sport. "Está cansado", rezan otros. El chico de Pinto va a lo suyo, a aprovechar cada momento de descanso y reservar energías cuando el esquema del Giro le dice que aún queda mucha pendiente por subir, toda la terrorífica última semana para dejarse ver tiene, aburrirá. No tiene tiempo de leer periódicos entre tanto desplazamiento . Ayer sin ir más lejos, en la etapa que acabó veloz gracias al impulso catársico que el propio madrileño impregnó al final, un centenar de kilómetros esperaban por carretera a los corredores hasta Reggio Calabria, allá donde el tacón italiano dibuja su punta orográfica, antes de tomar el ferry para salvar las aguas del Tirreno, un cisma entre la península y Messina donde el Etna, feroz volvió a la vida en la madrugada del jueves.

Contador es igual. Ruge. Él es el volcán. Solo hay que acercar la oreja a sus latidos, un agudo filo de ansia, de hambre que nunca consigue ser sacia, de eterno deseo por la victoria, para sentir al corazón que late, lleno de vida. De rabia. Desde el jueves, excavadoras y contenedores se han pasado día y noche puliendo los últimos siete kilómetros de la que será la primera gran etapa del Giro, amenazada por la erupción del volcán, rabioso. Van a perturbar su aparente tranquilidad, a trastornar su simulada muerte activa y por eso explotó. El Etna es Contador , para el que "cada segundo de descanso es una clave". Él las tiene todas.

Una, que reza en Italia como credo máximo: cualquier repecho es mecha de explosión. No hacen falta subidas largas o escaladas agónicas, solo piernas, ansia y buena colocación. Contador se topó con todo al entrar en Tropea, con prisas, pues le  esperaban el centenar de kilómetros antes de subirse al ferry para cruzar el estrecho de Messina. Sorpresa maravillosa, de espectáculo suyo cuando un maillot del Saxo Bank se aventajó al pelotón. Poco antes había marchado Oscar Gatto, un desconocido. Maulló en cuatro fases el joven ciclista repescado por el Farnese-Vini después de dos años en el Gerolsteiner donde se dio de bruces con la cruda realidad del amateur que lo gana todo y se convierte, joven e inmaduro en profesional. Cuatro miradas en un ataque 'a lo Bettini' que fue el suyo. "Al atacar he mirado una vez y he visto que no venía nadie. La segunda vez he visto que venía un maillot del Saxo Bank a lo lejos y he pensado que no podía ser él". Él, Contador, el volcán que entró en erupción. Rugía.

La tercera vez que echó la vista atrás vio Gatto la lava más cerca, peligro. "He visto que era él y me he dicho 'no lo pienses Oscar, sea quien sea ve a por ello". La cuarta mirada fue la certificadora, la que hizo realidad el sueño. Contador estaba también bajando la cabeza para ver la criba que había hecho. Cinco segundos para entrar tras Gatto, 12 de premio por la bonificación par aponerse por delante de Nibali y Scarponi. El Etna rugirá a su gusto. "Me encontraba bien, estaba bien colocado y quería probarlo", simple. Su patrimonio, una ceremonia de ataque sugestivo le adelanta en un segundo a Scarponi y en once a Nibali. Desafío antes de llegar a casa del líder del Liquigas. El volcán entra de verdad en erupción. Se llama Contador.



PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DEL GIRO DE ITALIA





- Las etapas





- No los pierdas de vista

PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA VER LAS CLASIFICACIONES COMPLETAS


LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

Proporcionar una posición cómoda sobre la bici y una gran absorción de las irregulari...

Mejoras en la aerodinámica, rendimiento y diseño a un nuevo nivel...

El sillín mítico, SLR evoluciona con una versión ultra ligera que se mantiene como la...

La Ronde Van Vlaanderen vivirá otro momento legendario durante los primeros días de s...