FOTOS.TOUR 2011. 6ª etapa: El desembarco de Boasson Hagen

Sprint agónico del talento noruego para llevarse la etapa más larga en la que los caídos de Fréhel, como Contador y Juanma Garate consiguieron pasar el día
admin -
FOTOS.TOUR 2011. 6ª etapa: El desembarco de Boasson Hagen
FOTOS.TOUR 2011. 6ª etapa: El desembarco de Boasson Hagen

El Tour de Francia está lleno de intrahistorias. Ganador y líder no tienen derecho a acaparar toda la atención, que no sería poca pues uno, Boasson Hagen alzador de brazos, es el talento y el futuro engranados en un portento espectacular y el otro, el amarillo que ha teñido Hushovd a su maillot de campeón del mundo aguanta una jornada más al frente de la general. Ambos son noruegos, el país de los renos y el esquí. Pero en el Tour hay cámaras para mucho más. Espacio para todos. Líneas de color rojo las que podrían escribir Alberto Contador y su noche de penurias tras la caída del martes en Fréhel. "He dormido regular", decía aún medio aletargado en la línea de salida de Dinan, "pero estoy bien".  Otra cosa no puede decir cuando a cincuenta metros le acechan las inmediaciones y propiedades del Leopard Trek antes de tomar la salida.

Camino del control de firmas a Juanma Garate, del Rabobank le dicen que apueste. Nada. "No doy un duro por mi mismo". Apenas puede moverse el de Irun, otro que se cayó al suelo. Pensaba que iba a hacer las maletas y marcharse para casa. "Al principio de la etapa no podía ni comer, ni beber ni mover los cambios". Inmóvil en un cuerpo hinchado. Sólo media hora después empezó a desinflarse, a respirar. A sentir que era ciclista. Como pudo, tonteando con los posibles cortes en un final otra vez de infarto, adosado a la parte trasera se agarró Garate al Tour. "He conseguido salvar el día". Llegó a Lisieu, a la baja Normandía donde desembarcó victorioso Boasson Hagen. Héroe Garate.

Leipheimer se deja un minuto
Así, de ídolo le acreditan al vencedor Hagen. 24 años recién cumplidos enclaustrados en un metro 81 centímetros de altura. Un tallo de 76 kilos de peso. Planta impresionante, cincelada a medida como la sexta etapa lo estaba para él. Todo lo hace así, al mejor anillo que le venga a sus dedos. "Practicaba esquí y ciclismo. Al principio cogía la bici por ura diversión pero luego ví que esto se me daba mejor". Ganaba más. Así que dejó de planear sobre la nieve para volar en bicicleta. A su estilo Hagen, de clásicas troquelado. Cotas y lluvia ocasional, a ratos jugó el agua, incesante y vengativa con el pelotón. "Había momentos en los que no se veía nada", aseguró el propio Alberto Contador. Sinónimo de caídas, como la de Leipheimer, uno de los cuatro líderes del potente RadioShack, que ahora son tres por el abandono de Brajkovic camino de Fréhel, y que se fue al suelo en la parte final con castigo. Más de un minuto perdido en meta.

Demasiado para una etapa de la primera semana, clásica aunque no se corriera como el romántico mes de abril. Nada de ataques alocados y lanzamientos en los descensos de las cotas. A Leonardo Duque, Roux, Malori, Hoogerland y Westra el pelotón los mantuvo cerca pero distante. Lo necesario para mantener la calma hasta el final pero la lluvia puso como suelo un espejo resbaladizo y los nervios afloraron. Poco tardaron en cazarlos. En esas estaba el HTC de Cavendish engrandecidos tras la victoria que ni ellos creían posible. ¿Por qué no repetir?

Le dieron emoción al final Voeckler, el especialista en sustos y Vanendert. Juntos estiraron al pelotón, poco más pues en la lejanía, Cadel Evans y Alberto Contador perfectamente posicionado, tanto que hasta se especuló con un ataque del madrileño, pronto los atraparon. Fue cosa de David Millar, el gregario de Hushovd. Noruego, como Boasson Hagen. Los vikingos toman el poder en Normandía. Fue un sprint agónico, tremendo. De los que revientan. Geraint Thomas dio el último relevo a Hagen y éste remató. Ésa es su mayor satisfacción, dice el chico tímido de sonrisa leve. "El mejor sentimiento es cuando te siente imbatible, cuando eres el más rápido. A veces siendo que vuelo". Entonces no pensó en el cansancio, solo en volar camino de Lisiéux, Normandía y su desembarco. El suyo y el de Hushovd. Los vikingos toman el Tour.



PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DEL TOUR DE FRANCIA

  

 
Te recomendamos

La compañía estadounidense aceptó el reto de conseguir una versión de su bici escalad...

¿Qué sillín Syncros necesitas? Comparamos dos opciones de precios populares para cicl...

La marca alemana SKS, referente en bombas, herramientas y accesorios, estrena los Spe...

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...