FOTOS.TOUR 2011. 8ª etapa: Movistar, entre la gloria y la miseria

Pierden a Beñat Intxausti pero estrenan su casillero con el triunfo de Rui Costa en el primer final en alto donde Contador volvió a probar a los rivales con Andy Schleck pegado a su rueda
admin -
FOTOS.TOUR 2011. 8ª etapa: Movistar, entre la gloria y la miseria
FOTOS.TOUR 2011. 8ª etapa: Movistar, entre la gloria y la miseria

No hay puntos intermedios en casa del Movistar. O dulce y victoriosa gloria o cruel miseria. De las malas, las que duelen. Mientras David Arroyo peleaba con los mejores, de tú a tú por las carreteras italianas frente al emperador Contador, Nibali y Scarponi, dos malditas puertas, la del coche y el garaje mataban a Xavier Tondo en Sierra Nevada. Con él estaba Beñat Intxausti, fue el primero en verle tendido en el suelo, testigo del sonido de su cuerpo sin vida cayendo al suelo. Tondo le susurraba en las noches de preparación del Tour que iba a ser el del debut para ambos que Intxausti podría luchar por el maillot blanco. El que acredita al mejor joven de la carrera francesa. "Tu puedes. Y cuando lo hagas, me regalarás uno para que entrene con él por Cataluña", le decía Tondo.

Intxausti, que no tocó, que no quiso ni saber nada de la bicicleta durante un mes se olvidó del Tour, del maillot blanco, de todo tras la muerte de Tondo. Pero el tiempo, médico reparado como ninguno, le impulsó a dar los primeros paseos por Amorebieta, a dejar la mente en blanco después de noches enteras sin dormir con esa imagen de Xavi tirado en el suelo. Nadie le presionó. Él mismo, inercia natural, le dijo "sí" a su director Unzue para correr la Dauphiné y de ahí al Tour, a por el maillot blanco. Para Tondo.

Abandono de Beñat Intxausti
No hay puntos intermedios en casa del Movistar. Mientras Rui Costa se despegaba de los que fueron cómplices de la primera consecución victoriosa de una fuga en este Tour, una decena de corredores entre los que destacaban la prometedora figura de Van Garderen, el siempre peligroso Kolobnev y el navarro Zandio, Beñat Intxausti puso pie a tierra. Era mejor eso que tocar el freno, imposibilitado Beñat por la rotura en la cabeza del radio derecho que sufre desde la primera etapa. Tondo le ha impulsado hasta ahora, por él corrió. Pero ya no pudo más.

Cuando Intxausti volvía a subirse a una bicicleta en la Dauphine, otro susto dejó sin aliento al Movistar. Mauricio Soler, el gafado colombiano que ha pasado casi más tiempo en el suelo que encima de la bicicleta se caía en la Vuelta a Suiza. No hay alegría sin lloro ni gloria sin lamento en este Movistar. Ésta vez no era como las demás. Bailó con la muerte el portentoso escalador, tres semanas de coma inducido y por fin fue trasladado a Pamplona para proseguir con su recuperación. Volvió a la vida Soler el día que Rui Costa elevó a la gloria al Movistar.

Rui Costa llegó tarde a la fuga como lo hizo al Movistar, el equipo sin puntos intermedios. O todo o nada. A finales del pasado año, el joven portugués fue controlado positivo por metilhexaneamina y claro, el equipo no le quiso renovar el contrato. A epserar. A demostrar su inocencia el pequeño Rui. Dio un estirón en años el luso, a pesar de su joven y alocada edad, 25 recién cumplidos. Consiguió demostrar una contaminación alimenticia, la misma batalla en la que, espadas en alto, libran los abogados de Contador antes de la resolución definitiva del TAS en los primeros días del próximo mes de agosto. La pena de Costa se rebajó a cinco meses. En abril ya tenía encima de la mesa un papel. Era un contrato, del Movistar para los próximos tres años.

Ataques de Contador
Las desgracias en el equipo, las lesiones de Plaza, el filón entre la vida y la muerte de Soler y la muerte de Tondo incluyeron a Rui Costa en el 'nueve' del Movistar para el Tour. Vanagloriado. Era el luso, junto a Van Garderen los más potentes de la fuga. No engañaron a nadie, ataque tras ataque. Uno, otro, y vuelta a empezar en el primer puerto de entidad de este loco y nervioso Tour, el Col de la Croix. El BMC, junto al Astana rebajaban la diferencia de los escapados para ponerlos en un pañuelo. Jugar. Tiralongo desde atrás lanzó una avanzadilla y antes de coronar el puerto, la garra de Vinokourov se amarró a la persecución de Van Garderen y Costa.

Intentó amarrarse también como pudo Robert Gesink al endiablado ritmo del pelotón. No pudo. Las caídas le tienen machacado. Ya en el descenso del Col de la Croix perdía contacto y en meta terminó dejándose más de un minuto con los mejores. Es lo que tiene la primera semana del Tour. Te tortura. Vinokourov sacó la casta y el poderío, máquina kazaja elevada a su máxima potencia para perseguir a Costa. No se dio cuenta el luso pero la inercia le dejó solo. Fuerza natural en el terreno escarpado que es la reserva natural del Valleè de Chaudefour. Macizo central francés plagado de volcanes. Explotó Vinokourov, los años no perdonan, frente a Rui Costa que, como el Movistar, era todo o nada. .

No hay punto intermedio tampoco para Contador que volvió a atacar, está obligado a ello. Es el maestro del Tour y como tal, examina. Hasta cuatro veces arrancó para probar a sus rivales pero todos respondieron, especialmente Andy Schleck que en Super Besse se pegó a su rueda. El Macizo Central es volcánico, pero el luxemburgués no dejó al madrileño entrar en erupción. "Lo importante es ver que tienes buenas piernas. No hay que obsesionarse todavía con recortar diferencias porque los Alpes son en la última semana. Habrá que ver cuál es el momento adecuado", dice el madrileño. "Y aprovecharlo".



PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DEL TOUR DE FRANCIA

  

 
Te recomendamos

La adaptación, la mejora que buscas en tu rendimiento, se produce con la recuperación...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Cargar con todo lo necesario para practicar tu deporte favorito y disfrutar al mismo ...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La nueva Quartz Aero Disc de BH es una auténtica bici todoterreno para afrontar rutas...