Franco Pellizotti: "Me siento engañado"

"Quiero salir de esta historia tan limpio como estoy convencido de estar"
admin -
Franco Pellizotti: "Me siento engañado"
Franco Pellizotti: "Me siento engañado"

"Me hubiera gustado convocaros a una rueda de prensa diferente. En Amrsterdam..." dejaba en puntos suspensivos la segunda parte de la frase Franco Pellizotti. Ésa que decía "para comentaros mis sensaciones, mis objetivos, mis metas en el próximo Giro de Italia". Un Giro en el que, después de ser segundo en el 2009 partía como gran favorito, casi más que su propio compañero Ivan Basso. Pero lo cierto es que Franco Pellizotti no estaba ni siquiera convocado para la rueda de prensa que el próximo jueves ofrecerán siete de los grandes favoritos a hacerse con el Giro de Italia. Una lista, la de los ciclistas que atenderán a los medios, que se publicó horas antes de que su nombre y su participación en la 'corsa rosa' saltara por los aires.


Apartado de las dos ruedas, Pellizotti ha tenido que convocar a los medios de comunicación en un hotel de Milán. Y nada de hablar del Giro. De sospechas. De acusaciones. Un ciclista que ya no es ciclista porque la Unión Ciclista Internacional así lo ha decidido. Sin pruebas ni positivos sobre la mesa, Franco Pellizotti se queda en casa, excusándose de las recriminaciones. Poniendo defensa a su inocencia frente a las imputaciones que sobre él han caído en las últimas horas. "Me siento engañado", dice el mejor escalador del pasado Tour de Francia.


Ése mismo Tour que ahora es su mayor pesadilla porque de ahí, dice la UCI, viene los "resultados anormales" que aseguran poseer sobre el corredor del Liquigas. "Es una rabia increíble escuchar a los expertos y no poder viajar a Holanda. Iba a ser el Giro más importante de toda mi carrera. Me prohíben correrlo con tan pocos días de antelación y sin haber dado positivo. Ni siquiera puedo pedir el contraanálisis", protesta. Indefenso.


Tres de nueve

Y se explica. La enésima. Como un delincuente al que han visto robar. Un asesino al que otros ojos han comprobado cómo mata. Un ciclista que no ha dado positivo, que nadie le ha explicado de dónde vienen sus resultados anómalos. "Las variaciones que tiene mi pasaporte entran dentro de los parámetros que ellos mismos han establecido".


Arropando a Franco Pellizotti se apostaron Roberto Corsetti, médico del Liquigas, que personificaba así el apoyo que el equipo va a mostrar, al menos por el momento al corredor, su abogado Rocco Taminelli y el perito Giuseppe Banfi. Taminelli dejó claro que "no queremos cuestionar la manera e actuar con el pasaporte biológico pero estamos asistiendo a un fallo en la aplicación de un tratamiento justo". El doctor Corsetti quiso hacer evidencia en que "solo tres de los nueve expertos en el pasaporte biológico se han pronunciado sobre el caso". El resto no. Por su parte, Giuseppe Banfi ha dicho que del análisis se desprendía una "una notable estabilidad del valor de reticulocitos y el control que pasó en el Tour de Francia y por el que se le acusa puede haber dado lugar a una deshidratación".


Pero ¿por qué Franco Pellizotti fue avisado el 3 de marzo de estas anomalías, 9 meses después de pasar ese control? Es la cuestión que lanzó al viento el médico del Liquigas. "Inmediatamente mandé los datos de los 22 parámetros a dos compañeros, los profesores Banfi y Dolci, sin que supieran de quién era ni de dónde venía el control. De forma independiente, ambos me dijeron que no había cambios sospechosos en sus resultados. Después redactamos la documentación presentada por Pellizotti en la UCI para proporcionar la explicación necesaria. Ahora la UCI no da explicaciones acerca de la decisión que ha tomado. Es cierto que el reglamento no le obliga a hacerlo, pero sería de gran ayuda".


"Si me condenan no volveré a correr"

"Ahora mismo estoy incrédulo", dice Pellizotti, "no entiendo lo que sucede. Dicen que el supuesto control con valores anormales viene de julio del año pasado. Desde entonces solo he pasado dos controles más: uno en agosto del 2009 y el pasado mes de marzo, cuando estaba en el Teide. Si para entonces ya era sospechoso, ¿no deberían haberme vigilado más? Veo cosas que no me convencen y espero que pronto se aclaren".


Todo ello deberá repetírselo el próximo 17 de mayo a Ettore Torri, el presidente del CONI, ante el que comparecerá el próximo día 17. Cuando las montañas de la geografía italiana embullan a los participantes de ese Guro en el que Franco Pellizotti no podrá participar. "¿Quién me va a pagar por todo esto que ahora pierdo?", pregunta el ciclista del Liquigas. No obtiene respuesta. "¿Quién me va a devolver este Giro que había preparado con tantos sacrificios?". Tampoco nadie responde. Nadie puede. Nadie sabe.


"Una cosa es cierta: Si me condenan no creo que vuelva a correr. No me reconozco en este ciclismo. Me gustaría que me ayudaran a creer todavía en este deporte. Y ya no hablo como ciclista, si no como un hombre al que han herido su orgullo y que quiere justicia". Por eso clama Pellizotti, seguro de su inocencia que ?quiero salir de esta historia tan limpio como estoy convencido de estar".

Te recomendamos

Diseñadas en la alta competición, adaptadas para todos los ciclistas...

Salimos a rodar con el Ventral Air SPIN de Poc, un casco cómodo y ventilado para hace...

Un modelo desarrollado en colaboración con el equipo del actual Campeón del Mundo que...

Lo último en tecnología para proteger y optimizar el rendimiento del ciclista: así so...

Con los hermanos Simon y Adam Yates, Esteban Chaves y Matteo Trentin como grandes ref...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...