Geraint Thomas prolonga el idilio del Sky con el Criterium du Dauphiné

Adam Yates, ganador de una última etapa que acarició el asturiano Dani Navarro, rebasado por el británico a menos de cien metros de la llegada.
Texto: J. F. C. Fotos: BettiniPhoto. -
Geraint Thomas prolonga el idilio del Sky con el Criterium du Dauphiné
Geraint Thomas prolonga el idilio del Sky con el Criterium du Dauphiné

Desde 2010, cuando la denominación oficial de la carrera pasó a ser la de Criterium du Dauphiné, la carrera del Delfinado siempre ha tenido una gran preeminencia para el equipo Sky. La última gran cita antes del Tour de Francia. El último campo de pruebas. El galés Geraint Thomas reforzó esa impresión con su victoria en la general final de la edición 2018, un éxito que la formación británica había encarrilado desde la crono por equipos, si bien lo había esbozado desde el prólogo en Valencia. Salvo en Belleville, donde se vistió de amarillo el ‘mitchelton’ Daryl Impey, el resto de las jornadas el primero en la general provisional ha sido un corredor del Sky. Desde 2010, salvo ese año (Brajkovic), en 2014 (Talansky) y en 2017 (Fuglsang), el Sky ha dominado las generales. Y en este tiempo, por ejemplo, su británico Chris Froome se ha convertido en uno de los cinco corredores con más éxitos en su palmarés en virtud a sus tres éxitos.

Thomas, bien asentado en la general, afrontaba los 136 kilómetros entre Mouiters y el Montée du Bettex, en Saint-Gervais-du-Mont-Blanc, con un margen de más de un minuto y medio sobre su compatriota Adam Yates (Mitchelton Scott) y el francés Romain Bardert (AG2R). Pero el galés es amigo de las incertidumbres y las desgracias. Un pinchazo en el descenso del Col des Saises alimentó brevemente las dudas sobre su liderato cuando quedó rezagado casi un minuto con respecto al grupo de Yates y Bardet. Bien arropado por varios compañeros, la carrera alimentó un pequeño pulso entre el Sky y el AG2R que pasó a tirar del grupo principal. A falta de treinta kilómetros esa sombra de duda se disipó y el pulso se redujo a las arrancadas de Bardet, tanto en las tremendas rampas de la Cote de Amerands como en la subida final. Thomas resistió sin grandes fisuras.

Tardó en gestarse una fuga. La etapa, corta, dura, invitaba a las aventuras. Pero muchos eran los interesados y más aún los intereses del día. Sería bastante después del paso por el Cormet de Roselend cuando se gestó un sexteto formado por David Gaudu, Edward Ravasi, Dani Navarro, Julian Alaphilippe, Pierre Rolland y Antwan Tolhoek. Con gomas, estirones, cesiones y recuperaciones, porque Gaudu lo probó en la penúltima subida, al final sería el asturiano Navarro (Cofidis) el que supo catapultar la fuga mejor. Atacó a menos de seis kilómetros, con los favoritos a unos 40 segundos. Y acarició el éxito. El juego ofensivo de los hombres de la general acabó fagocitando su hueco. Adam Yates, en su distancia, demarró y rebasó a Navarro a menos de cien metros de la llegada. Doblete británico en la jornada final del Dauphiné.

Última etapa del Dauphiné 2018.

Última etapa del Dauphiné 2018.

Clasificación del Dauphiné 2018.

Clasificación del Dauphiné 2018.

Te recomendamos

La marca española TwoNav presenta su nueva generación de dispositivos GPS enfocados a...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Si quieres estrenar coche nuevo, ésta es tu oportunidad: participa en Best Cars 2019,...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...