Giro 2010.3ºetapa: Naufragio en la isla peninsular

Carlos Sastre y Evans sucumbieron con más de cuarenta segundos en Middelburg donde ganó Wouter Weylandt y Alexandre Vinokourov, a las puertas de la primera jornada de descanso que devolverá el Giro a Italia, se colocó líder en la etapa que mandó a casa a Christian Vande Velde con la clavícula rota
admin -
Giro 2010.3ºetapa: Naufragio en la isla peninsular
Giro 2010.3ºetapa: Naufragio en la isla peninsular

Eligieron los vikingos Middelburg como puerto de atraque, fuente de riquezas y punto de partida para la conquista del hoy territorio holandés con inteligencia y picardía. Centenas de islas la rodean, amasijos de tierra escondidas para los geógrafos. Ocultos los pedazos de superficie a los satélites. Ellos, bárbaros sedientos de saqueos y poder, no sobrepasaron la línea de Middelburg, convertida en fuerte por sí misma para defenderse sola. Encontró la ciudad holandesa entonces el apoyo en las galernas y los islotes, trizas margas que actuaron como soldados paladines. Adalides mágicos, pues entre los atolones y la ventisca propia del Mar del Norte espantaron a los vikingos y Middelburg acabó convirtiéndose en base de la Compañía de las Indias Orientales. Por ubicación y trampeado enclave. Fastuosas mansiones siguen en pie, propiedad de ricos comerciantes de la capital que todavía acuden a la isla que ya no es isla para escuchar el sonido del mar y del viento. Ese viaje emprendieron también Cadel Evans vestido de rosa y Carlos Sastre, afinando el oído el abulense. Quería escucharse a sí mismo, a las buenas sensaciones que todavía le son esquivas, a un signo positivo en medio de un desafortunado arranque de Giro. Subió el volumen Sastre, pues no percibía sonido alguno. Entraban las ondas con retraso por culpa del viento, el que cortó al pelotón en mil pedazos y desató sobre el enjuto abulense un vendaval de 46 segundos.


Nervios por el viento

Era la premisa más repetida por los directores, la primera orden del día en el cuaderno de la tercera etapa: el viento. Se colaba como trampa entre los diques de Middelburg, aislada de todo contacto con tierra firme hasta que los holandeses tomaron como suyo el pólder, el invento flamenco del que se hicieron maestros para ganar superficies al mar y acercar las islas al contacto con el mundo. Hasta allí se asomó el Giro de Italia, al confín de Holanda, para despedirla antes de volver al calor italiano de 'tiffossi' y cuestas descabelladas que esperan, las del Zoncolan, el Mortirolo o Plan de Corones. A ese jadeo se apuntó Alexandre Vinokourov cuando, a 30 kilómetros para el final le sopló el viento costero. Mirada inexpresiva a las cámaras, resignado de gesto, elocuente por una vez. Mandó un gesto de resignación cuando Jerome Pineau, Olivier Kaisen y Tom Stamsnijder habían expirado sus opciones después de 130 kilómetros en fuga. El viento los paró y los nervios del pelotón los terminó por deshacer cuando Vinokourov acechaba a las cámaras, indicio y advertencia. Día de guerra y ventisca entre diques.


En ese arte de conquistar las tierras de Middelburg ganadas al mar se colocó el HTC-Columbia impávido. Una presencia débil entre el tragaluz del Liquigas. Valerio Agnoli puso el cuchillo entre los dientes. Vejador combatiente el italiano, entregado en cuerpo y alma abrillantó la inquietud entre el pelotón que no escuchaba el sonido del viento pegando en la cara. Sastre seguía sin escuchar. Solo sentía y padecía el dolor de la caída en la segunda etapa, espalda y piernas agonizantes que no dejaban caminar. Pinchazo a orilla del mar, signo de naufragio inequívoco. Bombeó Agnoli el agua del Mar del Norte hacia el océano y levantó el canal para que Ivan Basso y Vincenzo Nibali drenaran hasta Middelburg como agua pluvial entre las estrías. Allí se encenegó Chritian Vande Velde y se enganchó Marzio Bruseghin. El italiano, culotte rasgado, se levantó y consiguió seguir. A Vande Velde en cambio la marea le ahogó mientras tocaba con preocupación su clavícula. Nada que hacer, rota ya. Adiós al Giro para el americano antes incluso de pisar Italia.


Sastre y Evans retrasados

Volvió entonces a mirar Vinokourov, escondido entre la velocidad suprema y guía de Agnoli mientras Petacchi se eliminaba al paso por Vlissingen. El cobijo de las casas y plazoletas trajo la calma y bajó el ritmo. El Liquigas apartó a sus hombres para ceder el paso militar al HTC-Columbia. El tiempo suficiente para que Vinokourov volviese a sentenciar con su mirada, rápido chequeo que evidenciaba lo irrebatible. Ni Cadel Evans ni Carlos Sastre viajaban con él. El australiano, tozudo y obstinado como nadie se empeñó en recortar la visual distancia que le separaba del grupo del kazajo y donde también rodaban Basso, Garzelli, Scarponi y Karpets. Todos los favoritos menos él, el grande, y Sastre, el dolorido. También Damiano Cunego le hacía compañía,a rueda. Nadie, a contada excepción del parco trabajo de los compañeros de Sastre tiró del grupo del líder y los 22 segundos de desventaja de un principio se acabaron convirtiendo en 46 en meta.


Y más podían a ver sido, dejó entrever Sastre al concluir. "Suerte que he tenido a mis compañeros y eso me ha beneficiado para que no haya perdido más tiempo en el día de hoy". Evans calló, enfadado al ver al apostante Vinokourov vestido con su 'maglia rosa' después de Wouter Weylandt sorprendiera a André Greipel, mal colocado y se llevara la victoria. El alemán cayó en la trampa insular de Middelburg. Igual que el mutilado Sastre, a un minuto y 40 segundos de Vinokourov con solo tres días de Giro de Italia. "Mañana tenemos jornada de descanso y espero poder recuperarme de los golpes", apunta el bravo abulense, naufragado en la isla peninsular de Middelburg. Tocará tierra a partir del martes. Italiana. Para olvidar penurias y volver a escuchar el sonido del cuerpo, sintonizar con el ruido del traqueteo cabecero, sin ventiscas y olvidar la galerna holandesa para volar entre carreteras sin diques ni pólderes que le hagan recuperar el minuto y cuarenta segundos con la que la trampa de Middelburg le ha hecho zozobrar. Tocado el abulense, no hundido. Eso nunca.



PINCHA AQUÍ PARA VER LAS FOTOS DEL GIRO DE ITALIA 2010






Debate sobre el Giro de Italia en nuestro foro


Opina en el blog





PASA A LA PÁGINA SIGUIENTE PARA VER LAS CLASIFICACIONES Y LAS IMÁGENES DE LA ETAPA

Te recomendamos

La adaptación, la mejora que buscas en tu rendimiento, se produce con la recuperación...

Velocidad, rigidez, peso contenido y un funcionamiento exquisito son las característi...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Cargar con todo lo necesario para practicar tu deporte favorito y disfrutar al mismo ...

MMR estrena garantía de por vida: todos los cuadros y horquillas de sus modelos de ca...

La nueva Quartz Aero Disc de BH es una auténtica bici todoterreno para afrontar rutas...