El drama del G.P Lugano

Arnold Fiek, corredor del Christina Jewelry, se precipitó desde un puente y tras caer al Lago Lugano consiguió nadar hasta la orilla con la cadera rota y salvar la vida. Kilómetros más tarde, Edoardo Zardini (Bardiani-CSF) chocó contra un muro y se rompió cuatro vertebras y se teme que pudiera tener afectada la medula espinal.
Carlos Faba -
El drama del G.P Lugano
El drama del G.P Lugano

Sonny Colbrelli (Bardiani-CSF) se hizo con la victoria el pasado domingo en el G.P Lugano, una clásica suiza que se celebra desde 1981, tras resolver a su favor un sprint en el que tuvo que competir con Diego Ulissi (Lampre), Roberto Ferrari (Lampre), Andrei Solemennikov (Gazprom) y Jarlinson Pantano (IAM). Pero mientras Colbrelli celebraba el triunfo, su compañero Edoardo Zardini y Arnold Fiek, ciclista de 22 años del Christina Jewelry, se dirigían en una ambulancia al hospital más cercano para recibir asistencia tras haber sufrido graves accidentes.

Zardini, uno de los principales talentos del modesto Bardini-CSF, se salió de la trazada cuando negociaba uno de los descenso de la jornada y se estrelló contra un muro destrozándose la espalda. El brutal impacto le provocó la fractura de cuatro vertebras y una de ellas, la novena, quedó especialmente dañada hasta el punto de que se teme que hubiera podido afectar a la medula espinal. De momento, no hay confirmación oficial alguna más allá del comunicado que lanzó el conjunto italiano tras el incidente en el que explicaron que "Zardini será evaluado por el neurocirujano del hospital de Lugano para decidir cómo hacer frente a la recuperación. Actualmente, no parece que pueda regresar pronto a la competición".

Desgraciadamente, poco tiempo antes de que se produjera la caída del italiano del Bardiani-CSF, había tenido lugar otro importante accidente. El alemán Arnold Fiek, debido a la lluvia y las malas condiciones climáticas, no puedo parar su bicicleta y chocó a la salida de una curva a derechas contra el quitamiedos de uno de los puentes por los que circulaba la prueba. Fiek, antes de culminar en el agua una caída de 12 metros, impacto con las rocas y se rompió la cadera. "Trate de agarrarme a la barandilla pero no fui capaz de hacerlo. Me golpe la cadera y caía al agua. Por suerte, no perdí la consciencia en ningún momento. Fui muy afortunado porque de haberme golpeado la cabeza... No habría sido bueno. Cuando estaba en el agua pensé: 'Este es el fin'. Pero nunca sabes. Empecé a nadar, y a pesar de tener muchísimo dolor, llegue hasta el borde", narraba el propio ciclista a la Gazzeta dello Sport. Diez minutos después de producirse la caída el joven ciclista alemán fue rescatado sobre la repisa que podéis ver en la imagen, sobre la que se refugió hasta la llegada de los servicios médicos de la carrera que le trasladaron hasta el hospital de Lugano donde ya se recupera de sus lesiones.

Por suerte, ambos ya han colgado fotos en sus redes sociales con el pulgar en alto. Esperemos que su ánimo y optimismo se traduzca en una pronta y plena recuperación.

Te recomendamos

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

La marca suiza presenta tres chaquetas técnicas, de la colección Mille GT, para comba...

Un espectacular duelo tierra-aire entre el Kia Stinger GT y un Airbus Helicopter AS 3...