Inicios

Dos ciclistas semidesconocidos -Ettore Pastorelli y Marnix Lameire-, ganaron las peculiares etapas con que se pusieron en marcha las Vueltas de 1988 y 1989.
Lorenzo Ciprés. -
Inicios